Libros

AMLO iba a renunciar

En 2012, con el triunfo de Peña, López Obrador redactó su despedida. Y así lo cuenta

10/02/2024 - 5:26 pm

Luego de haber quedado con 15 millones 848 mil 827 votos en el segundo lugar de la elección presidencial, cuatro millones atrás del priista Enrique Peña Nieto, el candidato de la izquierda Andrés Manuel López Obrador pensó en la posibilidad de desistir en su búsqueda por la Presidencia, e incluso llegó a escribir una despedida, como él mismo ha dado a conocer en su libro ¡Gracias!

Ciudad de México, 10 de febrero (SinEmbargo).– Andrés Manuel López Obrador relata en su libro ¡Gracias! (Planeta) cómo pensó en desistir de su búsqueda por la Presidencia de México ante una campaña emprendida por sus adversarios políticos luego del triunfo de Enrique Peña Nieto en la elección de 2012, la cual estuvo marcada por el despilfarro de recursos y el respaldo de los principales medios hacia el priista.

“Mis adversarios habían desatado un rumor para pedir mi retiro de la vida pública. Me molestaba mucho la campaña emprendida por ellos en el sentido de que era un ambicioso, un obcecado con llegar al poder, sin considerar que me movían ideales y principios. Incluso llegué a escribir una despedida en la cual señalaba, palabras más palabras menos, que había querido ser Presidente como (Benito) Juárez o Lázaro Cárdenas, pero no había contado con el respaldo suficiente del pueblo o no había sabido hacerlo, por lo cual no volvería a aspirar a la Presidencia, aunque no dejaría de luchar por nuestra justa causa y por la democracia”, reveló López Obrador.

Al final, explicó, decidió que no podía excluirse de la vida pública del país.” Soy consciente de que les molesta mi presencia, pero sus argumentos no son más que un reflejo de su prepotencia y del absurdo. Primero, sus escritores y voceros más refinados sostenían que se necesitaba una izquierda moderna que ni siquiera alcanzan a caracterizar”.

AMLO leyendo su libro ¡Gracias! (Planeta). Foto: Presidencia.

En el capítulo “Fundamentos para una república amorosa”, Andrés Manuel cuenta que en esta campaña emprendida por sus opositores para promover su retiro sacaron a relucir el tema de la edad.

“Olvidaban que ser joven o viejo no solo depende de cuestiones biológicas, sino del estado de ánimo. Pero además debe tomarse en cuenta que, de los 30 mandones del México de la corrupción, únicamente tres eran menores que yo, que el jefe de todos ellos andaba por entonces en los 64 y nadie les pedía que se retiraran en razón de la edad. Pero a mí me avejentar, hablaban de mi cansancio,de que estaba acabado. En noviembre de 2012 cumplí 59 años, todavía no llegaba a la edad en que se retiraban los grandes políticos de la antigüedad”.

López Obrador comparte cómo en vez de retirarse emprendió la ruta que había comenzado con la conformación de Morena, la cual lo llevaría a la Presidencia en julio de 2018, ya respaldado por su partido en una jornada histórica en la que obtuvo 30 millones de votos.

“Desde luego, los adversarios no tenían por qué decidir sobre mi retiro; era un asunto del pueblo y este, poseedor legítimo del poder, determina el momento de la disolución de un liderazgo. E ese contexto definí mi participación en Morena”.

En su texto, también da cuenta de cuál fue su “fórmula” para no desistir en su objetivo de llegar a la Presidencia:

“La fórmula es luchar, resistir, no claudicar, avanzar, caer y levantarse, recomenzar, y así hasta la victoria final. Todo depende de no perder la fe, de no desmoralizarse, de comprender que los procesos de transformación son lentos, pero sublimes; es más, debemos hacernos a la idea de asumirlos como forma de ser felices si dedicamos nuestra existencia a procurar el bienestar y la felicidad de otros”, sostiene el hoy Presidente al final del capítulo “¿Qué sigue?”.

Obed Rosas
Es licenciado en Comunicación y Periodismo por la FES Aragón de la UNAM. Estudió, además, Lengua y Literatura Hispánicas en la Facultad de Filosofía y Letras.
en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video

Más comentado

más leídas

más leídas