Desde que comenzaran a detectarse casos del nuevo coronavirus fuera de China, donde comenzó la epidemia que se ha cobrado más de 3 mil vidas, varios cruceros han sido rechazados por varios países ante el temor de que alguno de los pasajeros fuera portador del virus.

Bangkok, 10 marzo (EFE).- El Ministerio de Sanidad de Singapur comenzó este martes a examinar a más de 2 mil pasajeros a bordo del crucero italiano Costa Fortuna que arribó por la mañana a la ciudad-Estado ante el temor de que alguno de los viajeros sea portador del nuevo coronavirus.

Antes de desembarcar, todos los pasajeros están siendo sometidos a diferentes tipos de análisis y en el caso de encontrar a personas que presenten fiebre u otros síntomas serán sometidos a un análisis para detectar si padecen COVID-19, según directrices de las autoridades portuarias.

En un comunicado, las autoridades singapurenses afirmaron que al menos 600 pasajeros han bajado ya del barco y que esperan que todo el pasaje parta de la ciudad-Estado entre hoy y mañana.

El pasado viernes, las autoridades tailandesas denegaron el acceso del navío, que partió de Singapur el pasado 3 de marzo, al puerto de la ciudad costera de Phuket, una medida que replicaron al día siguiente las autoridades malasias en el estado de Penang.

Fuentes de la compañía aseguraron a Efe que “no existe ningún caso sospechoso (por COVID-19) en el barco”, cuyo atraque fue rechazado por Tailandia y por Malasia a raíz de “las restricciones introducidas por estos países a las personas procedentes de Italia”.

La compañía naviera anunció la cancelación de otro viaje que iba a partir este martes de la ciudad-Estado, donde se han confirmado hasta el momento 160 infectados por el nuevo coronavirus.

Desde que comenzaran a detectarse casos del nuevo coronavirus fuera de China, donde comenzó la epidemia que se ha cobrado más de 3 mil vidas, varios cruceros han sido rechazados por varios países ante el temor de que alguno de los pasajeros fuera portador del virus.

Al menos 21 de los 3 mil 500 viajeros del crucero Grand Princess, que atracó ayer en Oakland (EU), han dado positivo por coronavirus.

Previamente, el crucero Diamond Princess estuvo en cuarentena en el puerto de Yokohama, en Japón, con 3 mil 700 personas a bordo, de las cuales más de 700 se contagiaron la enfermedad, seis de las cuales murieron, mientras que otro crucero, Westerdam, terminó recalando en Camboya a finales de febrero tras ser rechazado por cinco países.