La denuncia presentada, así como la investigación realizada por Sergio Bustamante Bautista, surgió a raíz del despojo que sufrió de un inmueble en Querétaro, cuya propiedad compartía con José Antonio Rico Rico, y que fue adquirida por Libertad Servicios Financieros; de esta transacción se benefició el propio Juan Collado Mocelo, según lo describe en el documento de la orden de aprehensión contra el abogado, ahora preso en el Reclusorio Norte.

Bustamante Figueroa afirma que, según sus investigaciones y los testimonios de gente de la firma, “en el actual consejo de administración [de Libertad Servicios Financieros], algunas personas representan intereses ocultos de otros personajes, mismos que también participan en los beneficios económicos derivados de los hechos ilícitos que se llevan a cabo en dicha Institución financiera”.

Ciudad de México, 10 de julio (SinEmbargo).– La “venta ilícita” de un inmueble en Querétaro llevó al empresario Sergio Bustamante Figueroa a descubrir, como él mismo afirma en diversas declaraciones ante la Fiscalía General de la República (FGR),  las “actividades financieras ilegales” de la empresa Libertad Servicios Financieros, de la cual hasta este miércoles era presidente de su Consejo de Administración el abogado Juan Ramón Collado Mocelo, detenido e investigado por presuntas operaciones con recursos de procedencia ilícita y delincuencia organizada.

Bustamante Figueroa afirma que detrás de “esta organización delincuencial” están también los ex presidentes Carlos Salinas de Gortari y Enrique Peña Nieto, además del actual Gobernador panista de Querétaro, Francisco Domínguez Servién, y el Senador panista Mauricio Kuri González.

La orden de aprehensión girada contra Juan Ramón Collado y otras cuatro personas, relativa a la carpeta de investigación FED/SEIDF/UNAI-CDMX/0000949/2019, en poder de SinEmbargo, incluye las comparecencias del demandante ante la FGR. En ellas, el  empresario asegura que como parte de las indagatorias e investigaciones que a título personal realizó se enteró que dentro de Libertad Servicios Financieros se realizan “actividades ilegales”, como el lavado de dinero.

“Me enteré por diversos medios de que a partir de la ilegal compra venta del inmueble de mi propiedad y utilizando los mismos recursos, dentro de Libertad Servicios Financieros se llevan a cabo actividades financieras ilegales, tales como transferencias de sumas muy importantes a entidades financieras del exterior, tales como España y Andorra, esquema que a decir de mis informantes es utilizado como método para blanquear el dinero”, dice la declaración del empresario.

También asegura que Juan Ramón Collado Mocelo, José Antonio Rico Rico –ex presidente de Cajas Libertad y con quien Bustamente trabajó– y Javier Rodríguez Borgio –empresario de Querétaro– “mediante contratos privados celebrados” entre ellos mismos conservan la propiedad y la mayor parte de las acciones de Libertad Servicios Financieros. Y acusa incluso que se han manejado en complicidad con la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) pues afirma que ha sido omisa “en intervenir y en su caso sancionar” a la institución pese a las denuncias en su contra.

Bustamante Figueroa dice que “en el actual consejo de administración [de Libertad Servicios Financieros], algunas personas representan intereses ocultos de otros personajes, mismos que también participan en los beneficios económicos derivados de los hechos ilícitos que se llevan a cabo en dicha Institución financiera”. Y asegura también que Rico Rico le comentó en una ocasión que Juan Collado “era en realidad prestanombres de Peña Nieto”.

En palabras del empresario, plasmadas en la orden de aprehensión, afirma:

“Toda esta organización delincuencial (en Libertad Servicios Financieros) tiene nombres y apellidos: Carlos Salinas de Gortari, Enrique Peña Nieto, Francisco Domínguez Servién, Mauricio Kuri González, Juan Ramón Collado Mocelo, Javier Rodríguez Borgio y José Antonio Rico Rico”.

“Libertad Servicio Financieros es una institución con más de 59 años de servicio, ofreciendo siempre soluciones a las necesidades de nuestros clientes, inversionistas y colaboradores comprometidos con la transparencia y la legalidad”, detalló la propia firma en un comunicado difundido este miércoles.

“COLLADO, PRESTANOMBRES DE PEÑA”

En su comparecencia del 20 de junio de 2019 ante la Fiscalía, Sergio Bustamente asegura que en 2014, el propio José Antonio Rico Rico le dijo que el abogado Juan Collado era el prestanombres del entonces ex Presidente Enrique Peña Nieto. Detalla que en aquella ocasión, él mismo pudo ver el arribo de una camioneta de valores, cargada con varias cajas de dinero en efectivo, al edificio corporativo de Libertad S.A. de C.V. –hoy Libertad Servicios Financieros– que, según Rico, pertenecían al ex mandatario.

Sergio Bustamante Figueroa afirma haber trabajado en Libertad S.A. de C.V. de 1997 a 2007 y que tenía una relación cercana y de confianza con Rico Rico.

“Me consta de manera personal que la persona que operaba todos los movimientos ilícitos financieros dentro de la organización Libertad S.A. de C.V. S.F.P., era el contador Romeo Ovando, quien por mi cercanía a Rico Rico me di cuenta que aquel operaba movimientos financieros irregulares de Juan Collado Mocelo, incluso en una ocasión, aproximadamente en los meses de octubre o noviembre de 2014, estando yo presente, llegó una camioneta de valores al edificio corporativo de Libertad S.A. de C.V. S.F.P., con varias cajas de efectivo, me comentó Rico que era dinero de Peña Nieto”, dice su testimonio.

“El mismo fue recibido por personal de Libertad S.A. de C.V. S.F.P. es decir Romeo Ovando y otros; la verdad no supe el destino pero en esa ocasión fue en la que José Antonio Rico Rico me comentó que Juan Collado era en realidad prestanombres de Peña Nieto”, agrega.

En la imagen el ex Presidente Peña Nieto y el abogado Juan Collado, junto a su ex pareja Leticia Calderón y sus hijos. Foto: Twitter

CRONOLOGÍA DE UNA VENTA ILÍCITA

La denuncia presentada y la investigación de Sergio Bustamante Bautista surgió a raíz del despojo que sufrió de un inmueble en Querétaro, cuya propiedad compartía con José Antonio Rico Rico, y que fue adquirida por Libertad Servicios Financieros y de cuya transacción se benefició el propio Juan Collado, según lo que describe en el documento de la orden de aprehensión a la que tuvo acceso este medio.

A continuación la cronología de los hechos que Bustamante Figueroa realizó ante la FGR:

19 de abril de 2010: José David Aguilar y José Ma. Cabrera López constituyen la empresa Operadora Inmuebles del Centro S.A. de C.V.

21 de abril de 2010: Los fundadores venden sus acciones a José Guadalupe Aboites Hernández y a José Guevara Aguilar.

13 de mayo 2010: A través de Operadora Inmuebles del Centro S.A. de C.V. se adquiere un terreno ubicado en el Centro de Querétaro, donde se construye un edificio valuado hoy en día en 700 millones de pesos.

22 de junio de 2010: Guevara Aguilar vende sus acciones a Sergio Hugo Bustamente Figueroa, y Aboites Hernández le vende a José Antonio Rico Rico (quien ha desempeñado funciones ejecutivas en en la empresa Libertad Servicios Financieros).

30 de julio de 2013: Se celebra una nueva asamblea ordinaria de Operadora Inmuebles del Centro donde se acuerda la transmisión de acciones de José Guadalupe Aboites Hernández a José de Jesús Alberto Cárdenas Rico; y Jesús Guevara Aguilar (quien no asistió a la asamblea y no otorgó su consentimiento) supuestamente le vende a Fanny Gabriela Frías Cantú (quien al ser buscada dijo ser afanadora y desconocer de lo que se le estaba hablando). Nombran a José de Jesús Alberto Cárdenas Rico como único administrador.

28 de noviembre 2014: La licenciada Alida Enrique del Carmen Bonifaz Sánchez, notario Público número 24 con residencia en Nuevo León, dio fe a la comparecencia de José de Jesús Cárdenas Rico (quien según su declaración no compareció) en donde otorgó poderes generales como Administrador Único de “Operadora de Inmuebles del Centro” S.A. de C.V. a favor de José Antonio Vargas Hernández (compadre de José Antonio Rico Rico).

25 de marzo 2015: José Antonio Vargas Hernández, con el supuesto poder notarial, vende el inmueble del centro de Querétaro a Libertad Servicios Financieros por la cantidad de 156 millones de pesos.

Los recursos de la venta fueron administrados por Tania Patricia García Ortega quien transfirió esa cantidad “sin justificación alguna” a empresas propiedad de José Antonio Rico Rico.

García Ortega también transfirió 24 millones de pesos de la “venta ilícita” al presidente del Consejo de Administración de Libertad Servicios Financieros, Juan Ramón Collado Mocelo.

De hecho, la orden de aprehensión girada es contra contra José Antonio Rico Rico, Juan Ramón Collado Mocelo, José Antonio Vargas Hernández, Roberto Isaac Rodríguez Gálvez y Tania Patricia García Ortega.

EL GOBERNADOR DE QUERÉTARO

El empresario Bustamente Figueroa dice, en su testimonio ante la Fiscalía del 10 de junio de 2019, que en “una conversación ríspida” que sostuvo con José Antonio Rico Rico cuando se enteró del despojo, éste le afirmó que el dinero de su parte del edificio se lo dieron a la campaña de “Pancho” Domínguez, quien contendió y ganó la Gubernatura de Querétaro en 2015 por el Partido Acción Nacional (PAN).

“‘Tu pinche parte del edificio y otros dineros’ (refiriéndose obviamente a recursos de Juan Collado Mocelo y Javier Rodríguez Borgio) se los dimos a Pancho Domínguez para su campaña”, le dijo.

El Gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez. Foto: Cuartoscuro

En su testimonio detalla que el entonces director general de Libertad Servicios Financieros –Jesús Beltrán González– le confirmó que se habían desviados recursos importantes, mediante esquemas de triangulación, a la campaña del entonces candidato panista a cambio de obtener favores una vez electo. Se habló de más de cien millones de pesos, que eran producto de la parte del edificio de Bustamante Figueroa y de los ahorradores.

“Esto último, tomó sentido una vez que me di cuenta con el pasar de los meses que la Fiscalía de Querétaro encubría a toda costa el ilícito fraude cometido por estos personajes”, dice y detalla que incluso pidió al Gobernador Francisco Domínguez el 24 de enero de 2018 una cita para exponerle el caso.

Afirma que el mandatario nunca lo recibió y designó a un funcionario “de quinto nivel” para decirles que “no podía ni iba a intervenir”.

LAS LIGAS A SALINAS, PEÑA Y KURI

Sergio Bustamante también dice, en ese testimonio, que a través de llamadas telefónicas y mensajes personales le advirtieron que “no le buscara tres pies al gato dado que, a tras de Rico Rico y Collado estaba gente muy pesada que, en realidad eran los verdaderos propietarios de Libertad Servicios Financieros”.

Y asegura que le mencionaron por nombre a Peña Nieto, Carlos Salinas, al propio Francisco Domínguez, al Senador Mauricio Kuri”.

En su comparecencia ante la Fiscalía del 10 de junio detalla que en 2015, el entonces Jesús Beltrán González, quien en esos momentos era director general de Libertad Servicios Financieros, le confirmó que él mismo había realizado contratos privados que acreditaban la participación accionaria de varias personas en Libertad Servicios Financieros y mencionó estos nombres: Peña Nieto, Carlos Salinas, Francisco Domínguez, José Antonio Rico, Juan Ramón Collado y Javier Rodríguez Borgio.

El Senador Mauricio Kuri afirmó este día, en entrevista con Radio Fórmula, que él no es dueño de Libertad Servicios Financieros y que únicamente fue consejero de la empresa, pero que no recibió beneficio económico.

“No tiene ningún fundamento decir que soy dueño de Caja Libertad Servicios Financieros. Me invitaron a ser consejero como en cualquier empresa y no tuve ningún beneficio económico, ni siquiera recibí préstamos”, afirmó el coordinador de los senadores del PAN.