“Se han ido recuperando esos precios al consumidor porque está aumentando el precio de la mezcla de petróleo crudo que se vende al extranjero, ya está cerca de 40 dólares el barril, cuando llegó a estar bajo cero”, dijo el Presidente.

“Bajaron 3, 4 pesos por litro las gasolinas durante todo el tiempo de la pandemia, la etapa más difícil cuando se paró la economía”, aseguró.

Ciudad de México, 10 de agosto (SinEmbargo).- El Presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que, en los cuatro años que quedan de su mandato, “no habrá gasolinazos suceda lo que suceda”. Recordó que los petroprecios se han estabilizado y hasta aumentaron en los últimos meses de la pandemia de la COVID-19.

“Vamos a seguir con la políticas de no aumentar los precios, no habrá gasolinazos suceda lo que suceda, ahora que enfrentamos la caída del precio del petróleo crudo que exportamos y al mismo tiempo bajó el precio de gasolinas de importación, bajó el precio al consumidor en vez de inventar un impuesto un derecho, algo, para que se usaran excedentes en atención a la pandemia decidimos que bajaran los precios de los combustibles”, informó durante su conferencia de prensa matutina.

El precio del petróleo mexicano de exportación se cotiza cerca de los 40 dólares el barril, pero aún con este crecimiento de la mezcla, que en este 2020 cotizó en números negativos por primera vez en la historia, los precios de los energéticos no se elevarán en el país, aseguró el Presidente.

El mandatario mexicano explicó que con el aumento de los precios de las gasolinas se observa “de inmediato” el crecimiento de la inflación y con ello el aumento de precios en otros productos que “antes se pensaba que si aumentaban la gasolina, no afectaba”, denunció.

conferencia-mañanera-10-agosto-2020

Durante la conferencia matutina de este lunes, 10 de agosto, el Presidente López Obrador aseguró que, sin importar las circunstancias, no habrá aumentos en los precios de las gasolinas. Foto: Presidencia.

“Las gasolinas son fundamentales, no sólo porque mueven a personas y mercancías, sino porque su precio influye mucho en la carestía, en la inflación”, expresó.

Durante la conferencia de esta mañana, el titular del Ejecutivo federal reconoció a empresarios que se dedican a la distribución de combustibles “y que han actuado con responsabilidad social manteniendo precios justo, tanto en gasolinas como en diésel, en gas”.

La mezcla mexicana de petróleo se vendió el viernes en 39.57 dólares, lo que significó una pérdida de 1.37 por ciento, o 7 centavos, desde la cotización anterior de 40.12 dólares.

Durante la semana el petróleo nacional consiguió una ganancia de 7.12 por ciento, equivalente a 2.63 dólares. Además, tocó su máximo en cinco meses al cotizar el miércoles en 40.23 dólares por barril.

Apenas el 6 de marzo el Presidente López Obrador aseguró que su Gobierno no planea una reforma fiscal y dijo que cumplirá el compromiso que hizo durante su campaña electoral de no elevar los impuestos, sobretodo a los combustibles.

“No hay en puerta un proyecto de reforma en materia fiscal, no estamos pensando en modificar el marco jurídico en materia fiscal”, expresó desde San Luis Potosí. Recalcó que durante su Gobierno no habrá “gasolinazos” y no se elevarán los costos de los energéticos.