Everardo Padilla, el nuevo dirigente de Acción Juvenil. Foto: Francisco Cañedo, SinEmbargo

Everardo Padilla, el nuevo dirigente de Acción Juvenil. Foto: Francisco Cañedo, SinEmbargo

Ciudad de México, 10 de octubre (SinEmbargo).– Everardo Padilla, el nuevo secretario de Acción Juvenil (SNAJ) del Partido Acción Nacional (PAN), se asume conservador. Declarado antiabortista, asegura que ese es uno de los principios que ha sostenido al PAN. Tampoco está a favor de legalizar las drogas.

“Este partido se ha sostenido por esas ideas, esos valores inmutables. Creo en el derecho a la vida, desde el momento de la concepción hasta la muerte natural, como todos los panistas deberíamos de creer porque está en nuestros principios. No creo en la legalización de las drogas como una solución para el problema que enfrentamos en este país. Creo en la libertad, pero creo acaba cuando empieza la del otro. Creo también en una economía social de mercado que respete y centre todo su función y actuar en la persona humana y no en el capital. Creo que esa es la gran riqueza de nuestro partido, todo lo que hacemos, decimos y pensamos está centrado en el bienestar de la colectividad, en el bien común”, dice como parte de su credo.

Entrevistado en la sede del PAN, donde está su oficina, comparte que su libro favorito es “Camino”, compendio de reflexiones escritas por el fundador del Opus Dei (institución católica), José María Escrivá de Balaguer.

“Me parecen muy oportunas para las diversas etapas que uno vive todos los días, de alegría, tristeza, falta de fe, es un buen libro”, comparte el joven nacido hace 25 años en Ciudad Hidalgo, Michoacán, y avecindado desde hace 11 años en Metepec, Estado de México, municipio de donde es regidor.

A pregunta expresa, dice que todo el tiempo le dicen que es conservador, algo que no le disgusta. Al contrario.

“Me honra mucho. Es un gusto conservar los valores, conservar las instituciones que le han dado a este país una fortaleza cultural. Somos un país con mucha riqueza en tradiciones y que le han abonado a la cultura del mexicano. No me da ninguna pena expresar mi fe, no me da ninguna pena tampoco saberme que debo ser el mismo al interior de mi comité o afuera de él, en mi casa entre mi familia o las multitudes. También es un acto de congruencia que deberíamos de pensar los políticos. El político también es persona, también se equivoca, también tiene una fe y también tiene derecho a expresarlo”, expresa con su sonrisa permanente.

DE LAS PANDILLAS AL SNAJ

Everardo Padilla. Foto: Francisco Cañedo, SinEmbargo

Everardo Padilla. Foto: Francisco Cañedo, SinEmbargo

Padilla, quien inició actividades partidistas en las PANdillas Juveniles desde los 13 años, ganó la elección por la SNAJ el pasado 28 de septiembre. Se enfrentó a Felipe Rodríguez Salazar, luego de que en el camino quedó la candidatura de Fernanda Caso, impugnada precisamente por el de Ciudad Hidalgo ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

La elección se llevó a cabo en Irapuato, Guanajuato, y fue ganada por el michoacano por un amplio margen, él obtuvo 61 por ciento, y Rodríguez Salazar 39 por ciento de la votación. La Asamblea juvenil se desarrolló entre gritos contra Padilla de “Yunque, yunque”, mientras sus simpatizantes le gritaban a su contendiente “Manzanera, Manzanera”, por ser cercano al operador electoral Jorge Manzanera.

Se trató de una edición más de los enfrentamientos entre grupos. Padilla fue llamado el candidato del Yunque y del presidente del PAN, Gustavo Madero. Es una etiqueta que cargó en toda su campaña, así como la de ser el candidato de la Secretaria General Cecilia Romero. Padilla pide dejar atrás eso y niega contar con el apoyo del ultraconservador Yunque.

“Más allá de cualquier expresión, las campañas terminaron el 28 de septiembre y nuestro único grupo, equipo al interior del partido se llama Acción Juvenil, tenemos que hacerlo crecer. Queda muy claro que Cecilia Romero no votó por mí en esa elección, ni Gustavo Madero, ni Felipe Calderón. Como decía anteriormente, ninguno de estos actores tenía derecho a voto, no lo ejercieron, fui electo por los jóvenes y por la voluntad de jóvenes que ahí estuvieron y votaron. La diferencia fue contundente entre mi candidatura y la otra y sin embargo más allá de esa contundencia tenemos que ir por esos jóvenes que restan y no confiaron en este proyecto, pero que también son parte de Acción Juvenil”.

Padilla llega a un cargo que en el pasado ocuparon panistas ahora encumbrados o que han ocupado posiciones distinguidas dentro del PAN. El primer secretario fue Felipe Calderón, quien fue electo en 1987 y quien al paso de los años se convirtió en dirigente nacional del partido, y en 2006 en el Presidente de México.

Por ahí también despachó César Nava, quien a la postre se convirtió en dirigente del partido. Otro cuadro destacado emanado de la SNAJ es Rogelio Carbajal Tejada, actual representante del PAN ante el Instituto Federal Electoral (IFE).

Incluso Margarita Zavala, esposa de Calderón, aspiró al cargo, pero perdió la elección en 1992 ante Cristian Castaño.

El joven regidor llega al cargo para tratar de reconquistar a un sector que en los procesos electorales de 2000 y 2006 ayudaron al PAN a ganar las elecciones presidenciales, pero que les ha sido arrebatado en 2012 por los partidos Revolucionario Institucional (PRI) y Verde Ecologista de México.

El nuevo dirigente, quien aún no desempaca sus cosas en su nueva oficina, dice que el apoyo juvenil lo perdieron desde 2009. Reconoce que hubo errores.

“Nos hizo falta generar una oferta muy concreta hacia los jóvenes. Éramos un partido en el gobierno, con jóvenes funcionarios, pero a la hora de salir a las campañas no ofrecíamos algo concreto y pareciera que ese fue un error que se repitió en 2012”.

Por eso el PAN debe buscar ser atractivo para el 2015.

Al preguntarle si la violencia generada por la guerra contra el crimen organizada decretada por Felipe Calderón durante su sexenio fue un factor para el alejamiento de los jóvenes, lo descarta, aunque sí considera que el PRI enfocó “hábilmente” el tema para restarle votos al PAN.

Ahora con el nuevo gobierno de Enrique Peña Nieto, Padilla ve una ventana de oportunidad, y pide aprovechar el desgaste de los primeros 10 meses de la administración priísta y la recesión que se avecina.

“Los jóvenes panistas tienen que salir a las calles y convencer a otros jóvenes de esta realidad, a que contrasten y comparen, por primera vez podemos ser testigos, vivir en carne propia todos los jóvenes del país la forma tan mala de gobernar del PRI y contrastarla con los gobiernos panistas. Mucho se hablaba de que nuestra generación sólo había vivido los sexenios panistas, que quizá esto había generado un alejamiento de las juventudes sobre nuestro partido, bueno, hoy hay una gran oportunidad de que los jóvenes que vivieron los sexenios panistas contrasten con este nuevo sexenio la forma de gobernar y hacer política y entonces vean en nosotros una opción más segura, de crecimiento económico y desarrollo”.

Observa desatención del gobierno federal hacia los jóvenes, para solucionar los problemas que les preocupan, como el desempleo y la falta de oportunidades en la educación.

ADMIRADOR DEL JEFE DIEGO

Padilla: lector del Opus Dei y admirador del Jefe Diego. Foto: Francisco Cañedo, SinEmbargo

Padilla: lector del Opus Dei y admirador del Jefe Diego. Foto: Francisco Cañedo, SinEmbargo

Sabe que los próximos años serán de trabajo arduo. Tan es así que aunque entre sus planes de vida está el de formar una familia con una mujer y tener los hijos que se pueda, por el momento estará dedicado al partido.

“El partido exige mucho, es una novia muy celosa”.

También entre sus planes está el de llegar a ser candidato a la Presidencia, y así emular a uno de los personajes que lo inspira: Diego Fernández de Cevallos, candidato presidencial panista en 1988.

Padilla dice que estudió derecho en la Universidad del Valle de México en parte por la admiración que siente por Fernández de Cevallos, a quien se le conoce como “El Jefe” Diego, mote que recibió cuando en el sexenio de Carlos Salinas de Gortari y siendo coordinador de los diputados federales panistas, llevaba instrucciones también para los legisladores del PRI.

El ahora dirigente juvenil no tiene el gusto de conocer personalmente a Fernández de Cevallos, pero considera que la influencia del ex Senador es decisiva. Disfrutó la lectura de “El Jefe Diego” biografía no autorizada del polémico abogado. Padilla recuerda que ee gustó su forma de pensar, de actuar, la oratoria y la capacidad de debatir del queretano.

“Es un hombre con una firmeza en lo que cree, esa firmeza motiva a mucha gente. No hay ni un rasgo de tibieza en su personalidad, lo amas o lo odias, no hay punto medio. Ese es un valor en la política que ya casi no se ve, esa firmeza, voluntad, convicciones tan profundas, inamovibles hoy son más que nunca una necesidad en los políticos mexicanos”, explica entusiasmado.

Otro personaje polémico a quien Padilla admira es a Agustín de Iturbide. Aficionado a las lecturas históricas, dice que quien se autoproclamara Emperador un año después de declarada la Independencia de México, es un personaje incomprendido.

“Lo han intentado borrar muchas veces de la historia, pero es un actor relevante de la Independencia del país. Una cosa es empezar el relajo y otra terminarlo y a él le tocó ser el constructor del fin de la lucha armada y el inicio de la construcción de este país, hay que darle su justo peso a este personaje, la historia le debe mucho”, considera.

“Fue un hombre íntegro, congruente que debió aceptar sacrificios muy importantes antes y después de tener la responsabilidad de ser primer emperador de este país y su fin me pareció trágico para los beneficios que se hicieron, pero también estuvo muy consciente de que era necesario para la construcción de este país”, explica.

El triunfo de Padilla fue ratificado el 7 de octubre en su cargo. Racias a su llegada al SNAJ a partir de este mes y en los próximos tres años formará parte del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) panista. Reitera su interés de atraer a los jóvenes que no militan en el partido.

“Sepan que en el PAN los estamos esperando, que somos un partido abierto a la juventud de México, que aquí están las puertas totalmente abiertas y pueden contactarnos en Facebook, Twitter y la página de internet que pronto estaremos dando a conocer un diseño más ameno atractivo, los esperamos con los brazos abiertos”, concluye.