El dirigente del blanquiazul, Marko Cortés, señaló que la militancia de Rosario Piedra en Morena, así como su cercanía con el Presidente Andrés Manuel López Obrador, hacen suponer que estará al servicio del régimen y podría llevarla a encubrir violaciones cometidas por el Gobierno.

Ciudad de México, 10 de noviembre (SinEmbargo).- El Partido Acción Nacional (PAN) solicitó a la Presidenta del Senado de la República, Mónica Fernández, no citar a Rosario Piedra Ibarra para rendir protesta como titular de la Comisión Nacional de los Derechos humanos (CNDH), en tanto que el dirigente nacional del blanquiazul, Marko Cortés, hizo un llamado para enviar una nueva terna para elegir a la próxima ombudsperson.

Durante una conferencia de prensa, los senadores Kenia López, Damián Zepeda, Xóchitl Gálvez y Josefina Vázquez Mota dieron a conocer el documento que planean presentar mañana a la Mesa Directiva del Senado, el cual también solicitarán que se reponga el proceso para elegir al titular de la CNDH.

Otra de las solicitudes de los panistas es que la nueva votación se realice con un tablero abierto y ante un notario que de fe de la legalidad del procedimiento.

Finalmente, el Senador Damian Zepeda se dirigió directamente a Rosario Piedra Ibarra para pedirle que rechace el nombramiento como titular de la CNDH.

“Señora Rosario Piedra Ibarra, con respeto le decimos: usted no fue electa titular de la CNDH, ya hay evidencia suficiente que lo hace ver así. Por honestidad, por integridad, no acepte la elección fraudulenta que se dio en el Senado de la República, mandaría usted un mensaje de calidad moral al rechazar este procedimiento”, dijo.

Por su parte, el líder de Acción Nacional, Marko Cortés, exigió a los senadores del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) presentar una nueva terna para elegir a la o el titular de la CNDH, pues consideró que “hicieron trampa” en el conteo de votos.

“Votaron 116 senadores y sólo se contaron 114 votos. La señora no alcanzo la mayoría calificada de votos para ser titular de la CNDH, sería absolutamente ilegal que ocupara la Presidencia del organismo y no tendría legitimidad ante la sociedad”, acusó.

El panista acusó que la militancia de Rosario Piedra en Morena, así como su cercanía con el Presidente Andrés Manuel López Obrador, hacen suponer que estará al servicio del régimen y podría llevarla a encubrir violaciones cometidas por el Gobierno.

“La pública y destacada militancia de la señora Rosario Piedra Ibarra en Morena y su clara cercanía con el Presidente de la República, nos hace suponer que estará al servicio del régimen; y que su papel al frente de la CNDH no sería para defender los derechos humanos, sino para tapar las posibles violaciones que cometa el Gobierno morenista contra los ciudadanos”, señaló.

Cortés Mendoza acusó a los morenistas de tratar de distraer la atención pública al obtener y exhibir una conversación privada entre el dirigente y el Coordinador Parlamentario del PAN mediante el espionaje, una táctica que todos los políticos han rechazado y despreciado durante décadas.

“El espionaje político no debe tener cabida en nuestra democracia. Es una práctica que debemos desterrar. Ya vimos cómo el régimen utiliza los aparatos de inteligencia para espiar a sus supuestos adversarios en redes sociales y ahora vemos que también están espiando a la oposición, en lugar de perseguir a la delincuencia”, finalizó.