Author image

Pedro Mellado Rodríguez

11/03/2023 - 12:05 am

Morena domina en 7 de 12 estados que definirán el 2024

Los números son fríos y muy crueles. Los gobiernos de 22 estados siempre serán más que los gobiernos de 10 entidades federativas, que son los que suma toda la oposición. Por muy mala administración que hicieran los gobernadores de Morena, aún así tendrían reservas de votos suficientes para aspirar a empujar al triunfo a su candidato o candidata en la contienda presidencial.

Hay 12 estados de la República que serán fundamentales para decidir la elección presidencial del 2024, porque todos tienen una Lista Nominal de Electores que superan los tres millones de potenciales votantes.

Pero también serán definitorios de la contienda presidencial porque esos 12 estados concentran el 66.27 por ciento de todos los votos potenciales que podrían ser depositados en las urnas el año próximo.

¿Cuáles son esos 12 estados electoralmente relevantes y qué partido tiene la ventaja en este segmento tan significativo?

Quien está mejor posicionado es Morena, pues de esos 12 estados clave, administra los destinos de los ciudadanos en siete: Ciudad de México, Veracruz, Puebla, Chiapas, Michoacán, Oaxaca y Baja California.

Otro partido que está muy fuerte en este segmento privilegiado es Movimiento Ciudadano, pues tiene las gubernaturas de Jalisco y Nuevo León, estados que por su volumen potencial de votos se ubican en las posiciones tres y siete.

El Partido Acción Nacional aparece entre estas doce entidades electoralmente poderosas con las gubernaturas de Guanajuato y Chihuahua, que ocupan las posiciones seis y 12, respectivamente, entre las potencias electorales.

Con una sola gubernatura entre los 12 grandes, la más importante de todas, aparece el PRI, que todavía gobierna el Estado de México, la joya de la corona, ubicada en la primera posición del país por su potencial de sufragios, que de acuerdo con la Lista Nominal de Electorales más actualizada por el INE, la que se publicó con fecha del viernes 3 de marzo del 2023, representaría un caudal de casi 13 millones de votos.

El problema para el PRI es que, hasta la fecha, todas las previsiones demoscópicas dadas a conocer auguran un triunfo claro de Morena sobre el tricolor el próximo domingo 4 de junio del 2023, descalabro que propiciaría que el partido que preside Alejandro Moreno Cárdenas se desfondara y quedara fuera del mapa, entre las organizaciones políticas electoralmente más representativas.

Los números prefiguran un panorama muy oscuro, de una muy anticipada derrota para la oposición, que difícilmente podrá superar en la lucha territorial al partido Morena, que podrá aplicar con toda la tranquilidad y ventaja, los programas sociales que apuntalen las preferencias en su favor en los 22 estados que administra, 20 de manera directa y dos a través de sus socios políticos.

¿Cuál es el capital político que hasta ahora tienen los partidos que se preparan para la contienda presidencial?

Además de las 20 gubernaturas que Morena tiene en su poder directamente, siguen la misma senda que les marca el Presidente Andrés Manuel López Obrador los gobiernos de San Luis Potosí y Morelos. En el primer caso, encabeza la administración estatal Ricardo Gallardo Cardona, quien llegó postulado por la coalición Partido del Trabajo-Partido Verde. En tanto que, en Morelos, Cuauhtémoc Blanco Bravo llegó con la bendición de Encuentro Social, pero cada día se muestra más cercano a Morena.

Morena y sus aliados gobiernan sobre una población de casi 73 millones de personas, que representan el 57.89 por ciento de la población de todo el país. Y tienen influencia deGobierno sobre 55 millones de potenciales votantes, que equivalen al 58 por ciento de los mexicanos que podrían acudir a las urnas el primer domingo de junio del 2024.

Frente a esos números la presencia de la oposición es frágil. Veamos primero el caso del PAN, que administra cinco estados: Guanajuato, Chihuahua, Querétaro, Yucatán y Aguascalientes. Esas entidades suman una población bajo administración panista de poco más de 15 millones de personas, el 12 por ciento de la población total de México. En tanto que las listas nominales de electores de esos estados, en conjunto, representan 12 millones de potenciales sufragantes, poco menos del 13 por ciento de toda la República.

El PRI sólo tiene tres entidades: Estado de México, Coahuila y Durango. La población cuyo destino administran es de casi 22 millones de personas, el 17 por ciento de todo el país. Y en cuanto al potencial de votos, el tricolor influye como gobierno en 16 millones de ciudadanos, el 17 por ciento de la Lista Nominal de Electores de la República.

El riesgo de que el PRI pierda Estado de México es muy grande y eso podría condenarlo a quedar tan disminuido que sólo podría ofrecer migajas a la alianza electoral “Va por México”, que hasta ahora se presume integrará junto con PAN y PRD en los comicios presidenciales del 2024. Esto siempre y cuando sus ahora aliados no terminen por dejarlo fuera y lo cambien por otro socio que aporte más, como podría ser Movimiento Ciudadano, que ha reiterado que el año próximo jugará solo.

Movimiento Ciudadano gobierna Jalisco y Nuevo León, que juntos representan una población de 14 millones de personas, el 11 por ciento del país. Por la vertiente de los votos potenciales en los cuales podrían influir, las listas nominales de esos dos poderosos estados suman poco más de 10 millones de potenciales sufragantes

Los números son fríos y muy crueles. Los gobiernos de 22 estados siempre serán más que los gobiernos de 10 entidades federativas, que son los que suma toda la oposición. Por muy mala administración que hicieran los gobernadores de Morena, aún así tendrían reservas de votos suficientes para aspirar a empujar al triunfo a su candidato o candidata en la contienda presidencial.

Y, si como anticipan todas las encuestas, del más diverso origen y reputación, Morena le arrebata el Estado de México al PRI, en junio quedaría prácticamente escriturada, con mucha anticipación, la victoria del partido gobernante para un sexenio más en la Presidencia de la República.

A todo lo anterior habría que agregar que la oposición no tiene hasta el momento figuras con suficiente arrastre como para encabezar un milagro electoral y tampoco ofrece propuestas que sean atractivas para un segmento mayoritario de la población, que no estaría muy complacido con el regreso de los brujos.

Pedro Mellado Rodríguez
Periodista que durante más de cuatro décadas ha sido un acucioso y crítico observador de la vida pública en el país. Ha cubierto todas las fuentes informativas y ha desempeñado todas las responsabilidades posibles en medios de comunicación. Ha trabajado en prensa, radio, televisión y medios digitales. Su columna Puntos y Contrapuntos se ha publicado desde hace casi cuatro décadas, en periódicos como El Occidental, Siglo 21 y Mural, en Guadalajara, Jalisco. Tiene estudios de derecho por la Universidad de Guadalajara y durante una década fue profesor de periodismo en el ITESO, la Universidad jesuita de Guadalajara.
en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video

más leídas

más leídas