#MetaDatos: En entrevista con Sinembargo, Alberto Herrera, director general de Change.org México, habló sobre la manera en que la plataforma promueve cambios sociales. Entre las miles de peticiones que surgen en el entorno mexicano, las que se relacionan con el ex Presidente Felipe Calderón suman más firmas y se aglomeran a la espera de un juicio.

Ciudad de México, 11 de mayo (SinEmbargo).- Son miles, quizás cientos de miles las firmas reunidas en la plataforma digital Change.org para señalar al expresidente Felipe Calderón Hinojosa por diversos motivos, uno de ellos llevarlo a juicio por delitos de corrupción.

Detrás de las firmas repartidas en decenas de peticiones se conecta un profundo reclamo, quizás el más organizado que existe en México en contra del exprimer Mandatario, a quien el Presidente Andrés Manuel López Obrador reserva el proceso de juicio sólo en caso de que el pueblo lo demande vía consulta pública.

En entrevista con Sinembargo, Alberto Herrera, director general de Change.org México, mencionó que Calderón, en efecto, es el personaje político más señalado en el país a través de la plataforma digital.

Según indicó el directivo, las peticiones que se han iniciado en Change.org contra Calderón son un reflejo del estado de ánimo de una sociedad inconforme con diversos aspectos que vinculan al ex presidente y que evidencian que sí existe una demanda social para que se lleve a cabo el juicio a los expresidentes.

CALDERON-EXPRESIDENTE

Calderón es el personaje político más señalado en el país a través de Change.org. Foto: Cuartoscuro.

“Cuando hay un llamado consistente y repetitivo del Presidente [Andrés Manuel López Obrador] en el sentido de que no se van a juzgar expresidentes, salvo que la gente lo solicite, por supuesto que a mi me parece que Change.org es una gran muestra, posiblemente la más formidable en este momento que expresa el sentir de la gente, en el sentido de que los expresidentes sí deben ser juzgados, o por los menos en el caso de Felipe Calderón, que es el que ha tenido mayor mención en la plataforma”, afirmó el director de Change.org.

El jueves, el Presidente López Obrador reiteró desde Palacio Nacional que depende de los mexicanos que se lleve a juicio al expresidente Felipe Calderón Hinojosa y para esto reiteró que el proceso planteado desde el inicio de su Gobierno sigue en pie: mediante consulta pública.

“El pueblo manda, es en mi caso mandar obedeciendo, que la gente opine, que se lleve a cabo una consulta [pública] y que todos participen, que hay que reunir firmas”, respondió el Presidente respecto a si no existen ya suficientes pruebas para iniciar el proceso legal contra Calderón.

SEÑALAMIENTOS CONTRA CALDERÓN

López Obrador cuestionó en la misma conferencia a Calderón si tenía conocimiento de la operación Rápido y Furioso llevada a cabo por la administración del expresidente estadounidense Barack Obama. El programa consistió en distribuir armas en territorio mexicano para rastrear a integrantes de cárteles de la droga.

Felipe Calderón respondió horas más tarde a través de una serie de tuits que no tenía conocimiento de esta operación que generó numerosos asesinatos, entre ellos el del norteamiericano Brian Terry, agente de la patrulla fronteriza de EU.

El viernes, López Obrador solicitó al Canciller Marcelo Ebrard Casaubón que envíe al gobierno estadounidense una nota diplomática en donde aclare si el proyecto fue llevado a cabo de manera unilateral por las autoridades estadounidense o se llevó en conjunto con México.

Valentín Hernández Velasco, usuario de Change.org, inició el 11 de diciembre de 2019 la petición con título: “#JuicioACalderon por crímenes de lesa humanidad”, dirigida a Rosario Piedra Ibarra, Presidenta de la Comisión Nacional de los Derechos (CNDH) y a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

En la solicitud el usuario señaló que la detención de Genaro García Luna dejó de manifiesto que la estrategia de seguridad de Calderón tuvo como fin proteger al Cártel de Sinaloa, y señaló que la Guerra contra el narcotráfico dejó cerca de 35 mil muertes. Al corte de esta nota, la petición de Hernández ha recolectado más de 26 mil firmas.

La petición dirigida a organismos de derechos humanos rebasa las 26 mil firmas. Foto: Change.org

Pero esta no es la única que existe en la plataforma con el mismo propósito. Hafid Romero ha recolectado otras 17 mil 927 firmas entre julio del año pasado y mayo del presente. La petición con título: “Juicio y Castigo a Felipe Calderón.. ya!”, fue dirigida a Alejandro Encinas, Subsecretario de Derechos Humanos, Migración y Población.

“México puede sentar el precedente Y DECIR NO MAS IMPUNIDAD si se juzga a los culpables de esta situación que a Enlutado a cientos de miles de familias [sic]”, sentenció el ciudadano en su petición.

La petición dirigida a Alejandro Encinas, subsecretario de derechos humanos, migración y población, rebasa las 17 mil firmas. Foto: Change.org

Entre las solicitudes con mayor respuesta destaca la que inició Luisa Sanza para exigir que la organización México Libre, que dirige el expresidente junto a su esposa Margarita Zavala, no sea reconocida por el Instituto Nacional Electoral (INE) como partido político. Para este mes, la solicitud ha rebasado las 350 mil firmas. “Tenemos memoria”, expresa la usuario en su petición.

La petición dirigida al INE reúne más de 350 mil firmas. Foto: Change.org

¿QUÉ PASARÁ CON LAS FIRMAS?

Los ciudadanos tendrían la última palabra respecto a si va o no a juicio el expresidente. Es por eso que la movilización sobre este asunto en Change.org resulta relevante, no solo por la nutrida participación, sino por la capacidad de pronunciamiento y de vinculación con tomadores de decisiones que permite esta plataforma digital.

Si bien el carácter vinculante de las consultas públicas se ha determinado por medio de instancias electorales, miles de usuarios están utilizando Change.org como parte de un ejercicio democrático por iniciativa propia, las firmas y la voluntad ya están ahí, aun sin la consulta.

De acuerdo con Alberto Herrera, Change.org cuenta con 13 millones de usuarios en México, una cifra equivalente al 11 por ciento de la población, de los cuales, seis millones son usuarios activos, es decir, que crean, comparten o firman peticiones.

Políticos, empresarios e incluso universidades han sido presionadas para ejercer cambios o tomar decisiones por ciudadanos que promueven demandas a través de esta plataforma que llegó a México hace siente años.  Su más reciente victoria fue el caso de la empresa Alsea, que intentaba restringir derechos laborales de sus trabajadores a causa de la epidemia de la COVID-19.

No obstante el proceso para generar un cambio social en Change.org no es tan simple como oprimir un botón pero los cambios se han logrado.

“Puede haber gente que lo que quiere encontrar en la plataforma es como una especie de máquina donde uno aprieta un botón y genera un resultado y no funciona así porque los procesos sociales no funcionan de esa manera, lo que hay detrás de esos procesos sociales son llamados amplio, movilizaciones amplias insistentes a lo largo del tiempo que eventualmente terminan generando un resultado”, expresó Herrera.

En cierto sentido, Change.org ofrece vincula a los firmantes con tomadores de decisiones por medio de herramientas tecnológicas.

El usuario que inicia la petición tiene que dirigirla a un tomar de decisiones, puede se una instancia gubernamental o privada. Esto proceso conlleva una serie de mecanismos que permiten a los dementes generar presión y tener visibilidad y a quienes se les dirigen las peticiones de atender y generar diálogos.

Según indicó le director de la plataforma a este medio, cuando un usuario realiza una petición, puede proporcionar el correo electrónico o la cuenta de usuario de Twitter de las personas a quienes dirigen su petición. Cada vez que alguien la firma o la comparte en la red social, Change.org genera notificaciones a los tomadores de decisiones por estas vías y les permite responder.

¿PUEDE HABER FIRMAS FALSAS?

Se ha señalado a quienes inician peticiones de utilizar firmas falsas para dar la impresión de que su impacto ha sido mayor del real. Al respecto, Herrera aclaró que la plataforma tiene herramientas para identificar este tipo de operaciones. Según indicó en promedio una vez al mes detectan son detectadas.

Cualquier usuario puede generar una firma falsa en la plataforma, pero hacerlo más de 100 o 200 mil veces es algo que no ocurre. De acuerdo con el director de Chang.org e no es posible falsificar un número masivo de firmas en sus peticiones.

En este sentido, han detectado firmas que provienen de una misma IP, de un mismo correo electrónico, de una misma computadora o detectan patrones que atípicos en las localidades de las proceden los firmantes. Estas operaciones son contenidas. Los intentos de amplificar de manera artificial el impacto de las firmas son considerados por CHange.org ataques cibernéticos que pueden tener como fin tanto impulsar peticiones como afectarles.