El 11 de abril un juez de Baja California determinó que “Cervecería Infinito” ganó un amparo que suspendía los proyectos prioritarios del Gobierno federal para reorientar sus recursos en la protección de empleos e incluía la petición de acciones para facilitar el pago de impuestos.

Ciudad de México, 12 de mayo (SinEmbargo).- La empresa “Cervecería Infinito” ganó un amparo, en el estado de Baja California, para reorientar el presupuesto de los proyectos prioritarios del Gobierno federal. El juicio determinó la suspensión provisional de las obras para que el Ejecutivo federal empleara los recursos en la protección de las fuentes de empleo ante la crisis causada por la pandemia de la COVID-19. Sin embargo, el sábado la Secretaría de Hacienda consiguió revocar la suspensión.

La dependencia federal informó que por medio de la Procuraduría Fiscal de la Federación (PFF) impugnó la decisión que el Juez Segundo de Distrito en el estado de Baja California determinó el 11 de abril.

“Cervecería Infinito, Sociedad de Responsabilidad Limitada de Capital Variable” logró que se determinara procedente su petición al Gobierno federal que incluía también acuerdos o decretos que dieran facilidades para el pago de impuestos.

La PFF consideró que no existían motivos constitucionales o legales para actualizar la asignación presupuestal a obras como el Tren Maya o la Refinería de Dos Bocas. Tampoco así para la suspensión de actividades y consideró que se podían estar afectando “facultades exclusivas, discrecionales y soberanas del Presidente de la República y del Congreso de la Unión”.

El 9 de mayo el Sexto Tribunal Colegiado de Circuito del Décimo Quinto Circuito, de Mexicali determinó revocar el amparo promovido por la empresa y dejó sin efecto la suspensión. La PFF afirmó en un comunicado que se mantendrá atenta al debido cumplimiento de las obligaciones fiscales y que en caso de no ocurrir procederá conforme a derecho.

El 22 de abril el Presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que los proyectos prioritarios del Gobierno de México continuarán como medidas para mitigar las consecuencias económicas derivadas del COVID-19, entre ellos, la construcción del Tren Maya, el proyecto de infreaestructura “más importante” de la actual administración.

A esta obra el mandatario mexicano anexó proyectos como la refinería de Dos Bocas y las seis que se están modernizando, la construcción del aeropuerto Felipe Ángeles de Santa Lucía, así como las becas y pensiones que iniciaron con su gestión.