Los cuatro ancianos fallecidos eran parte de los 61 adultos mayores que residen en el asilo. Aunque 16 más se encuentran aislados, por presentar síntomas relacionados al coronavirus, el DIF municipal reconoció que, hasta el momento, no hay otro caso confirmado.

Ciudad de México, 12 de mayo (SinEmbargo).- Tres adultos mayores fallecieron a causa del COVID-19 y uno más por neumonía atípica en el asilo “Doctor Carlos Canseco”, ubicado en el ejido Janitzio, de Baja California, informó el DIF municipal de Mexicali.

A través de un comunicado, María Elena Araiza Castilla, directora del DIF municipal, reveló que los ancianos acaecidos tenían 71, 72, 81 y 90 años, y vivían en el hospicio localizado a más de 60 kilómetros de la capital.

Asimismo, detalló que los cuatro fallecidos formaban parte de los 61 adultos mayores que residen en el lugar, de los cuales, 16 se encuentran aislados por presentar síntomas relacionados al coronavirus. Aunque confirmó que hasta el momento, no hay otro caso confirmado.

“No tenemos ningún otro caso confirmado, ya se les hizo la prueba, pero no nos han dado los resultados”, indicó, “tenemos aisladas a 16 personas, con síntomas que podrían ser COVID-19”, explicó la funcionaria.

Además, señaló que, como la mayoría de los ancianos que viven en el asilo son personas de las que no se quieren hacer cargo, nadie ha ido a reclamar los cuerpos de los cuatro difuntos.

“La mayoría de los que están en el ‘Carlos Canseco’ es porque nadie se quiere hacer cargo de ellos, sólo tenían conocidos, hasta ahora ninguno (de los fallecidos) ha sido reclamado”.

La directora Araiza recordó que apenas el 5 de mayo fue reportado el caso de un “abuelito” con complicaciones respiratorias, mismo que fue trasladado a un hospital para su atención médica, al poco tiempo falleció. Su acta de defunción indicó que fue por neumonía atípica.

“Dos días después, el 7 de mayo, se reportaron otros tres casos de abuelitos con síntomas, se trasladaron al Hospital General, donde se informó que fallecieron el sábado, aún cuando no se ha dado el reporte final, se indicó que fue por COVID-19”, añadió.

Las autoridades municipales enfatizaron en que los adultos mayores que perecieron ya presentaban enfermedades crónico degenerativas: uno tenía demencia senil y una amputación; dos eran hipertensos, y el cuarto tenía una enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

Luego de registrarse los cuatro decesos, las autoridades determinaron aumentar el personal médico a fin de cuidar a los ancianos las 24 horas.

Además, aseguró que “el personal que atiende el asilo cuenta con todas las medidas de protección guantes, cubrebocas, caretas, overoles y gel sanitizante”.