Economía

Canadá se une a México para pedir panel que revise reglas de origen de autos en EU

13/01/2022 - 12:30 pm

La Ministra de Comercio Internacional de Canadá declaró que la interpretación de Estados Unidos es “inconsistente con el T-MEC y el entendimiento compartido por las partes interesadas a lo largo de las negociaciones”.

Ciudad de México, 13 de enero (SinEmbargo/AP).- Canadá anunció este jueves su decisión de unirse a México como parte reclamante contra la interpretación estadounidense en las reglas de origen del sector automotriz dentro del tratado de libre comercio entre los tres países (T-MEC).

“Canadá se une a la solicitud de México de establecer un panel de resolución de disputas para abordar la interpretación de Estados Unidos de las reglas de origen que rigen los cálculos de valor de contenido regional que se deben realizar para que un vehículo califique para el tratamiento libre de aranceles del T-MEC”, informó Mary Ng, Ministra de Comercio Internacional de Canadá.

Mediante un comunicado, la Ministra canadiense declaró que “la interpretación que Estados Unidos adoptó en julio de 2020 es inconsistente con el T-MEC y el entendimiento compartido por las partes interesadas a lo largo de las negociaciones”.

Además, la funcionaria precisó que las reglas de origen tienen como objetivo “fomentar la producción y abastecimiento en América del Norte y mencionó que las mismas fueron resultado de “las negociaciones y consultas estrechas que sostuvieron los tres países con la industria automotriz”.

“El Gobierno de Canadá siempre defenderá a nuestra industria automotriz y trabajadores a medida que avanzamos hacia una recuperación económica sostenible”, añadió.

Y agregó que los tres países se beneficiarán de la certeza de que el T-MEC “se está implementando tal como se negoció”. “Canadá es optimista de que un panel de resolución de disputas ayudará a garantizar una resolución oportuna de este problema”.

En tanto, la Secretaria de Economía de México, Tatiana Clouthier, celebró la resolución del Gobierno canadiense para unirse a la solicitud de México de establecer un papel para analizar el tema. “Juntos defenderemos la competitividad de esta industria regional”, expresó.

El pasado 6 de enero, el Gobierno mexicano solicitó la intervención de un panel de resolución de disputas dentro del acuerdo comercial T-MEC con Estados Unidos y Canadá, ya que dice que Washington está interpretando inadecuadamente las reglas de contenido regional que establece el tratado.

El T-MEC elevó los requerimientos de contenido regional al 75 por ciento del valor de un vehículo o sus componentes. El TLCAN, al que el T-MEC reemplazó, establecía un límite del 62.5 por ciento.

Sin embargo, la Secretaría de Economía de México dijo en ese entonces que las autoridades estadounidenses estaban asumiendo una postura excesivamente estricta al no permitir distintas metodologías para calcular el contenido, lo que el Gobierno mexicano alega está establecido en el anexo del pacto comercial.

Varias automotrices asiáticas y europeas han establecido plantas en México, y en ocasiones importan componentes de países fuera de Norteamérica.

En diciembre, México amenazó con emprender acciones jurídicas en torno a una propuesta de subsidios hasta por 12 mil 500 dólares en la adquisición de vehículos eléctricos fabricados en Estados Unidos en plantas sindicalizadas.

México dice que la Ley Reconstruir Mejor del Presidente estadounidense, Joe Biden, la cual se encuentra siendo sometida a debate en el Senado, discriminaría las posibles exportaciones de vehículos eléctricos fabricados en México a fin de favorecer a los productores locales, algo que asegura está prohibido en el T-MEC.

Por su parte, a Estados Unidos le preocupa que México esté intentando dar preferencia a las plantas gubernamentales de generación de energía eléctrica por encima de las privadas.

El Embajador estadounidense en México, Ken Salazar, dijo en noviembre que la Casa Blanca tiene “serias preocupaciones” respecto a los intentos del Gobierno mexicano por limitar la competencia en el sector de generación de energía eléctrica.

Los países miembros del T-MEC no pudieron resolver sus diferencias en un primer momento, por lo que México solicitó la instalación de un panel. Foto: Cuartoscuro.

El Presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador propuso el año pasado efectuar cambios a la Constitución para restringir la participación en el mercado de los generadores de energía privados a fin de dar preferencia a la paraestatal Comisión Federal de Electricidad (CFE).

en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas