México

El PRD nació podrido y Morena es movimiento, no partido: Francisco Javier Pizarro

13/01/2022 - 9:29 pm

Francisco Javier Pizarro aseguró que a pesar de haber ganado las elecciones presidenciales de 2018, Morena no ha logrado consolidarse como un partido político, pues aún se encuentra disperso y carece de la fuerza necesaria para poder hacerle frente al sistema neoliberal al que se enfrenta.

Ciudad de México, 13 de enero (SinEmbargo).- El periodista y columnista Francisco Javier Pizarro aseguró que el Partido de la Revolución Democrática (PRD) se encuentra “podrido” desde su formación y afirmó a su vez que a pesar del posicionamiento que ha logrado desde su fundación, Morena aún no puede ser considerado como un partido político, sino un movimiento social.

“Desde que se formó el PRD para mí fue una porquería […] Siempre consideré que ese partido no era de izquierda. Todos ellos empezaron estructurar al partido desde la perspectiva de clase, no desde la perspectiva electoral, por eso cuando yo supe que “Los Chuchos” eran los que dirigían dije, ‘con razón’ porque ellos eran los que querían tener el hueso”, afirmó el exguerrillero en entrevista con Alejandro Páez y Álvaro Delgado en el programa de Los Periodistas que se transmite a través del canal de YouTube de SinEmbargo al Aire.

Al ser cuestionado sobre su opinión en relación al partido en el Gobierno, Francisco Javier Pizarro aseguró que a pesar de haber ganado las elecciones presidenciales de 2018, Morena no ha logrado consolidarse como un partido político, pues aún se encuentra disperso.

“Sigo señalando que no es todavía un partido, que es un movimiento disperso, diverso, plural, que en el ámbito social logró tener un posicionamiento importante. Pero en el ámbito de los órganos electorales, de lo que son las organizaciones civiles, les falta textura para saber cómo de cómo ponerle freno a eso que los neoliberales están impulsando”.

Francisco Javier Pizarro dijo que Morena es más un movimiento que un partido. Foto: Michael Balam, Cuartoscuro.

Morena, dijo, debe como tener proyectos y políticas públicas específicas para que no estén considerando nada más qué dice el Presidente Andrés Manuel López Obrador; “es responsabilidad de ellos como partido”, dijo.

Francisco Javier Pizarro abundó además que el Presidente López Obrador es “un nacionalista” que hace recordar otros movimientos históricos como la Independencia de México, la Reforma y la Revolución Mexicana.

“Me queda muy claro que el Presidente de la República ni es socialista, ni es comunista, es un nacionalista que recuerda las anteriores transformaciones, de la Independencia, de la Reforma, de la Revolución Mexicana. No es un estado socialista, ni comunista. Esto en otras circunstancias no tendría mayor peso, lo tiene ahora porque a a nivel de México lo que se vino en el sistema neoliberal fue la corrupción e impunidad”.

El periodista mencionó que la llamada 4T debe enfocarse en impulsar y promover una democracia participativa y no representativa.

“Es importante que recupere la soberanía del país, que los recursos nacionales no queden en manos de empresas transnacionales y que se respete al pueblo. Lo más importante de la 4T debe ser la democracia participativa, no la representativa”, expresó.

Para Pizarro, Morena debe como tener proyectos y políticas públicas específicas. Foto: Moisés Pablo, Cuartoscuro

OPERACIÓN MADERA

A 50 años del triple asalto bancario realizado en Ciudad Juárez, Chihuahua, Francisco Javier Pizarro también recordó cómo fue aquel operativo que quedó marcado en el movimiento guerrillero en México, pero que muchos desconocen.

El 15 de enero de 1972 se llevó a cabo en la ciudad de Chihuahua la “Operación Madera” encabezada por tres comandos integrados mayormente por jóvenes estudiantes: “Arturo Gámiz”, “Oscar González” y “Carlos Armendáriz”, –en memoria de los caídos en el Asalto al Cuartel de Madera en 1965 y apoyo al Partido de los Pobres de Lucio Cabañas— los cuales realizaron acciones expropiatorias en forma simultánea en tres bancos.

La “Operación Madera” detonó condiciones sociales y políticas e incluso religiosas en contra del régimen gubernamental opresor, reaccionario y represivo iniciado a partir de las décadas de los 60 y 70, lo que contribuyó a desarrollar el movimiento de masas y fortalecieron su conciencia social.

Las acciones del 15 de enero repercutieron incluso en sectores considerados “no políticos y conservadores” como la Iglesia. La conciencia cristiana no pudo permanecer a la expectativa sobre todo lo que el pueblo sentía y comentaba.

“Cuando tenía 18 años me hicieron un simulacro de fusilamiento para que yo revelara dónde estaba el comité de nuestra organización. De ahí me mandaron a Lecumberri. Posteriormente me apandaron tres meses. A partir de ese entonces una compañera, ‘La Monjita’, llega ahí y me comenta que las fuerzas revolucionarias armadas del pueblo van a hacer el secuestro del Cónsul Norteamericano en Guadalajara y se va a canjear por 30 militantes que serían trasladados a Cuba”, comentó sobre aquella época.

Y agregó: “Cuando se secuestra al Cónsul Norteamericano, ‘La Monjita’ me envía una medalla que decía operación 15 de enero, cuando llegan por nosotros en Lecumberri me dicen que yo fui el que organizó ese secuestro”.

en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas