Más del 95 por ciento de los niños de preescolar requiere de la supervisión de un adulto para su desempeño escolar, debido a esto, los padres de familia deben involucrarse de forma más activa en su desarrollo y están en la búsqueda constante de herramientas que faciliten el aprendizaje.

Ciudad de México, 13 de abril (EFE).- Los niños de preescolar y nivel básico necesitan fortalecer sus habilidades de aprendizaje al detectarse en este grupo una mayor deserción escolar a causa de la pandemia y al estimar los padres que las clases a distancia son poco funcionales, según un estudio difundido este martes.

De los más de cinco millones de alumnos que dejaron la escuela en 2020 en México por razones asociadas a la COVID-19, tres millones de ellos eran niños de nivel preescolar y primaria, por lo que es necesario fortalecer a ese segmento.

El 98.7 por ciento de los niños de preescolar requiere de la supervisión de un adulto para su desempeño escolar, por lo que es necesario encontrar alternativas adecuadas para un aprendizaje exitoso, según el informe de la empresa japonesa Kumon, presente en más de 55 países y líder mundial en enseñanza extraescolar con más de 60 años de experiencia.

Las oportunidades deben encontrarse no solamente en el ámbito escolar, sea presencial o desde casa, sino en todo el entorno del alumno. Foto: EFE

Al ser los alumnos de preescolar los que más apoyo requieren, los padres de familia se involucran de manera más activa en su desarrollo y están en la búsqueda constante de nuevas herramientas que les faciliten el aprendizaje en casa.

“Una de las afirmaciones de padres de familia es que hay todavía mucho tiempo para continuar aprendiendo. Sin embargo, la etapa crítica de un alumno preescolar resulta ser idónea para potenciar el aprendizaje de nuevos conocimientos”, dijo Daniela Rosales, gerente de Kumon en México.

Un alumno de preescolar disfruta naturalmente aprender y sus oportunidades deben encontrarse no solamente en el ámbito escolar, sea presencial o desde casa, sino en todo su entorno.

Además de la COVID-19,  otro 25.3 por ciento indicó que el motivo de la deserción escolar fue el económico. Foto: Cuartoscuro

De acuerdo con la Encuesta para la Medición del Impacto COVID-19 en la Educación (Ecovid-Ed) 2020 del INEGI, el 26.6 por ciento de los alumnos que no se inscribieron en el nuevo ciclo escolar fue por considerar que las clases a distancia son poco funcionales para el aprendizaje en esta etapa.

 Otro 25.3 por ciento indicó que el motivo de la deserción escolar fue el económico.

“De ahí la importancia en incorporar una diversidad de fuentes a través de las cuales un alumno puede aprender, involucrando a las familias, la voz del estudiante y la educación extraescolar”, explicó Rosales.

Asimismo, dijo que el Método Kumon cobra una relevancia única, pues mediante este método el alumno disfruta aún más estudiar, se desarrolla la disciplina desde una etapa temprana, estudiando de 10 a 15 minutos al día.