ATENCIÓN: ESTA NOTICIA CONTIENE SPOILERS

La serie Dark muestra al mismo personaje con una cicatriz en el labio en tres versiones diferentes: de niño, anciano y en su época adulta.

Madrid, 13 de julio (Europa Press).- Los avances de la última temporada de Dark ya llamaron la atención sobre la presencia de un nuevo e inquietante personaje. Se trata de un hombre de siniestra apariencia y duro gesto con una cicatriz en el labio. Un personaje que tiene presencia constante en los últimos ocho capítulos y que se revela como una pieza muy importante a la hora de desentrañar la maraña temporal que propone la ficción alemana.

Y es que ya en el primer capítulo, la serie muestra al mismo personaje en tres versiones diferentes: de niño, anciano y en su época adulta. Un niño, un adulto y un anciano vestidos con la misma ropa, que tienen el mismo gesto, la misma cicatriz en el labio y son igual de parcos en palabras… e igual de despiadados, ya que les vemos cometer varios asesinatos a sangre fría.

Pronto, estos tres personajes que suelen actuar en grupo, se destacan como despiadados “policías del tiempo”, viajando entre las distintas épocas para conseguir que todo pasé como debe pasar… o mejor dicho, como Eva quiere que pase. Y es que los tres reciben órdenes directas de la vieja y oscura Martha de la realidad paralela, del mundo sin Jonas. Cumpliendo sus dictados, asesinan a Bernd Doppler, a la secretaria de Claudia Tiedemann o queman la sede de Sic Mundus.

Más adelante, la serie confirma que los tres son la misma persona, tal y como era de esperar, y también que ellos son el “origen” del que habla Adam y que quiere destruir para deshacer el bucle y acabar con ambos mundos. Y es que este personaje, al que no se le puso nombre tal y como él mismo confiesa, es en realidad el hijo del joven Jonas y e la joven Martha de esa realidad alternativa.

Es decir, el extraño de la cicatriz en el labio es el único que es hijo de ambos mundos y es de quién provienen la mayoría de personajes de la serie, la raíz del árbol genealógico de los viajeros en el tiempo. Él es el padre de Tronte, el hijo de Agnes y abuelo de Ulrich y Mads Nielsen. Está por tanto emparentado con el propio Jonas, que es hijo de Mikkel Nielsen, el hijo de Ulrich desaparecido que viajó en el tiempo hasta el año 1986. Por tanto, Jonas es su propio taratarabuelo.

“Lo que crece en tu interior es el puente entre dos mundos. el principio de todo el entramado y también será su final. Tu hijo, él es el origen”, revela Adam ante una atónita y joven Martha embarazada a la que, según su erróneo, plan quiere eliminar para evitar que el niño nazca y terminará así con el bucle.