Rosario Robles Berlanga lloró antes de ser conducida hasta el penal de Santa Marta Acatitla, dijo Xavier Olea Trueheart, su abogado, en entrevista para Los Periodistas. “No se veló su presunción de inocencia y se transgredieron sus garantías procesales. Yo la vi por última vez a las siete de la mañana”, añadió. 

Ciudad de México, 13 de agosto (SinEmbargo).– María del Rosario Robles Berlanga, ex titular de Sedatu y Sedesol durante el sexenio de Enrique Peña Nieto, lloró cuando se despidió de su familia antes de ser trasladada al penal de Santa Martha Acatitla, dijo Xavier Olea Trueheart, su abogado.

“La sentí muy sorprendida, muy desilusionada del Juez y de la justicia federal; la sentí fuerte pero a su vez consternada por percatarse que no se le había aplicado justicia, que se había actuado con unos intereses distintos a los que ella esperaba”, dijo Olea Trueheart durante el programa Los Periodistas, de Radio Centro.

–En la audiencia se le quebró la voz, ¿con usted lloró? –le preguntó Alejandro Páez Varela, periodista mexicano.

–Lloró con su familia cuando se despidió de ellos, en la audiencia no; incluso le permitimos, como defensores, que hiciera uso de la voz alrededor de las 6 de la mañana: ella tuvo una pequeña intervención ante el Juez, lo hizo en una forma atinada, en una forma fuerte. Pero no te voy a mentir que al final, cuando se despidió de nosotros, y sobre todo de su familia, fue un momento difícil para ella.

“La prisión preventiva es la medida cautelar más gravosa que tiene nuestro sistema penal. Antes había otras medidas que pudo haber utilizado el juez, por un delito que está en investigación. Juez utilizó argumentos sin fundamento para determinar esa medida. En qué basa la determinación? en que según él, Rosario había falseado su domicilio en fechas recientes”, dijo el abogado en Los Periodistas.

“No hemos sido notificados de ninguna otra investigación. No ha sido ella notificada por alguna autoridad. No se veló su presunción de inocencia y se transgredieron sus garantías procesales. Yo la vi por última vez a las siete de la mañana”, añadió.

ROSARIO, DETENIDA 

El Juez de control Felipe de Jesús Delgadillo Padierna, quien vinculó a proceso a Rosario Robles Berlanga, ex titular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) y la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), pidió a la Fiscalía General de la República (FGR) aclarar si el ex Presidente Enrique Peña Nieto está involucrado en el caso de la “Estafa Maestra”, y le sugirió investigar a José Antonio Meade Kuribreña, ex candidato presidencial del Partido Revolucionario Institucional (PRI), para saber si también incurrió en omisiones.

“Si existen avisos por escrito a Enrique Peña Nieto y no los presentó, está encubriendo al ex Presidente, por lo que debe aclarar si Peña Nieto está involucrado o no”, dijo el juzgador.

Rosario Robles se presenta a la audiencia por las acusaciones por el supuesto desvío de recursos durante su administración. Foto: Rogelio Morales, Cuartoscuro

La declaración surgió después de que los abogados de Rosario Robles dijeran que contaban con pruebas de que su clienta le avisó a Meade Kuribreña que había pendientes por solventar en la Auditoría Superior de la Federación (ASF) y que eso quedó constatado en las actas de entrega/recepción de la Sedesol. Ella se los presentó para explicar que sabía que había pendientes por solventar.

Los abogados de Robles han señalado que una de las pruebas de que Rosario estaba interesada en atender las observaciones de la Auditoría, está en las actas de la entrega-recepción que ella le hizo a José Antonio Meade al entregar la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), en agosto de 2015. Foto: Rogelio Morales, Cuartoscuro

El Juez, sin embargo, consideró que era evidente que “José Antonio Meade sabía de los hechos” pero que no informó a Peña Nieto. “Se le puede imputar esa omisión”, dijo el juzgador. Agregó que solicitaría el acta de entrega/recepción de la Sedesol donde se encuentra el dato de que avisó a Meade. “Ese dato de prueba es una joya y no lo trajeron aquí por casualidad”. Dio de plazo para que este documento sea entregado el próximo viernes 16 de agosto.

Los nombres del ex Presidente Enrique Peña Nieto y del mismo Meade han salido a relucir durante toda la audiencia de vinculación a proceso ante un juez de Robles Berlanga que se prolongó por doce horas.

La Fiscalía desestimó la prueba de que informó a Peña y dijo que se necesitaba un oficio firmado o sellado dirigido al entonces Presidente. Horas después el Juez retomó dicha prueba; reafirmó que ésta, para hacerse válida, tenía que presentarse por escrito y que no valía el haber informado en una gira o en una línea de teléfono.

“Con relación al canal de comunicación que se tenía directamente con el titular del Ejecutivo Federal, Licenciado Enrique Peña Nieto, normalmente se establecía de primera mano con las reuniones directas llamadas ‘Acuerdos’, en reuniones de Gabinete que se tenían con el Presidente de la República, a través de la línea directa a la oficina de la Presidencia, conocida como la Red Privada del Gobierno Federal”, se leyó en la audiencia sobre la comunicación de Rosario con Peña Nieto.

Los abogados de Rosario Robles arribaron con varias cajas. Foto: Cri Rodríguez, SinEmbargo

Pero agregó que si no se estaba presentando ese oficio en el que se informaba al Presidente se podía dar por entendido que se le estaba encubriendo. Si la tienen, dijo, “es prueba de que sabía y no hizo nada y entonces, está involucrado”.

De acuerdo con la defensa de Robles, sobre el ex Presidente presentó como prueba que Rosario, tanto en giras como a través de la línea roja, le informó sobre las observaciones de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), de las que ella tuvo conocimiento a través de los Pliegos de Observaciones.

Parte de lo que se dijo en la audiencia de vinculación a proceso. Foto: Daniela Barragán, SinEmbargo

También el nombre de José Antonio Meade ha sido recurrente en esta audiencia que empezó desde las 6 de la tarde de este martes. Los abogados de Robles han señalado que una de las pruebas de que Rosario estaba interesada en atender las observaciones de la Auditoría, está en las actas de la entrega-recepción que ella le hizo a José Antonio Meade al entregar la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), en agosto de 2015.

La ex Secretaria de Desarrollo Social ingresó esta mañana al penal de Santa Martha Acatitla, después de que un Juez la vinculara a proceso por ejercicio indebido del servicio público y le dictara prisión preventiva oficiosa.

Poco después de las 08:00 horas de este martes, la ex funcionaria arribó a la prisión, ubicada en la alcaldía Iztapalapa de la Ciudad de México, a bordo de una camioneta de la Policía Federal (PF), la cual realizó un recorrido de alrededor de 50 minutos para llegar hasta el estacionamiento del centro de justicia.

Robles Berlanga deberá permanecer en Santa Martha Acatitla dos meses, periodo en el que se desarrollará la investigación complementaria del caso, donde su defensa podrá presentar las pruebas de descargo.