La asociación aseguró que entre 2015 y 2020 el presupuesto a la educación superior tuvo aumentos anuales menores a la inflación. También, que el mono del presupuesto no ha considerado el constante aumento de la matrícula, ni los recortes a la plantilla académica y administrativa.

ANUIES expresó que, en adelante, la meta del 50 por ciento de cobertura nacional en 2024 se complejiza.

Ciudad de México, 13 de noviembre (SinEmbargo).- La Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES) expresó su preocupación por la cantidad del Presupuesto de Egresos 2021 designado a la educación superior. Aseguró que se ha observado una paulatina disminución en los recursos destinados a lo que considera un factor estratégico para el desarrollo del país.

En una misiva dirigida al Gobierno Federal, a los gobiernos estatales y al Congreso de la Unión, la ANUIES manifestó su “profunda preocupación por el deterioro paulatino del presupuesto destinado a educación superior, lo que ha ocasionado que todas las instituciones de educación superior dejen de recibir recursos importantes para el cumplimiento de sus funciones sustantivas”.

Detalló que entre 2015 y 2020, con incrementos anuales menores a la inflación, “el programa presupuestario Subsidios federales para organismos descentralizados estatales sufrió una reducción acumulada de 15 mil 030.9 millones de pesos”. Adelantó que, con la aprobación del Proyecto de Presupuesto 2021, el déficit alcanzará 18 mil 819.3 millones de pesos.

La asociación aseguró que el mono del presupuesto no ha considerado el constante aumento de la matrícula, ni los recortes a la plantilla académica y administrativa. Además, no se ha tomado en cuenta, dijo, “la expansión territorial de los servicios educativos en los últimos cinco años”.

Los fondos extraordinarios prácticamente se han extinguido, destacó, pues pasaron de 11 mil 053 millones de pesos en 2015 a 132 millones para 2021, lo que significa una reducción de 38 mil 722.3 millones de pesos en términos reales. De los 11 fondos existentes en 2015, sólo se conservaría uno en 2021, aseguró.

“Como consecuencia, varios subsistemas están desacelerando su crecimiento de matrícula, y además, se está incrementando la probabilidad de que paulatinamente un número mayor de instituciones entren en crisis financiera, poniendo en riesgo el cumplimiento de la misión que la sociedad les ha encomendado”, adelantó la ANUIES.

Con este contexto, la ANUIES observó complejo alcanzar la meta de llegar al 50 por ciento de cobertura nacional en 2024.

Las instituciones de educación superior asociadas a la ANUIES solicitaron aumentar los montos asignados a la educación superior, principalmente en los Programas: Subsidios federales para organismos descentralizados estatales, Fortalecimiento a la Excelencia Educativa, Programa para el Desarrollo Profesional Docente, Programa de Carrera Docentes (UPES), Programa de Expansión en la Oferta Educativa en Educación Media Superior y Superior, y Apoyos para la Atención a Problemas Estructurales de las UPES.

También que se tomen medidas para que las 11 universidades públicas estatales en crisis financiera cierren el año fiscal y puedan pagar los
salarios y prestaciones de sus trabajadores.

La carta la firmó el Consejo General de la ANUIES, encabezado por Jaime Valls Esponda, Secretario General Ejecutivo de la ANUIES. Además, Enrique Graue Wiechers, Rector de la UNAM; Mario Alberto Rodríguez Casas, Director General del IPN; y Eduardo Abel Peñalosa Castro, Rector General de la UAM.

De las universidades locales, Juan Eulogio Guerra Liera, Rector de la UAS; Jesús Salvador Hernández Vélez, Rector de la UAdeC; Ricardo Villanueva Lomelí, Rector General de la UdeG; Adolfo Pontigo Loyola, Rector de la UAEH; Sara Deifilia Ladrón de Guevara González, Rectora de la UV; Rogelio Guillermo Garza Rivera, Rector de la UANL; Alejandro Javier Zermeño Guerra, Rector de la UASLP; Emilio José Baños Ardavín, Rector de la UPAEP; Fernando León García, Rector del CETYS Universidad; Edmundo Gutiérrez Domínguez, Director General del INAOEM; y Gustavo Flores Fernández, Director del  ITTLA.