La Fundación Teletón acusó una crisis de donativos en 2016, originada en una cascada de “críticas y calumnias”. Pero los números en Hacienda muestran que en la pasada década, el brazo filantrópico de Televisa tuvo una captación constante: cada año, gobernadores, empresas y ciudadanos le dieron en promedio más de mil 691 millones de pesos.

La cantidad es casi cuatro veces el financiamiento que en 2018 tuvo Morena, dobla el monto del PAN y apenas supera lo recibido por el PRI. Ahora, el Presidente Andrés Manuel López Obrador analiza otorgarle un programa de becas y está invitado para su próxima emisión, el 14 de diciembre, desde el Frontón México.

Ciudad de México, 13 de diciembre (SinEmbargo).- De 2008 a 2019, la Fundación Teletón México A.C. ha recibido 20 mil 296 millones 970 mil 960 pesos en donativos de particulares nacionales y extranjeros, según sus reportes ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP). La cantidad se conformó con recursos de ciudadanos, empresas, así como de los gobiernos estatales y federal, y es similar a lo que requiere la Secretaría de Educación Pública para restablecer las escuelas primarias de las comunidades rurales en todo el país.

Y aunque Fernando Landeros Verdugo, presidente de la Fundación Teletón México, acusó una crisis de donativos en 2016, originada en una cascada de críticas, los números reportados en Hacienda muestran que en la pasada década, el brazo filantrópico más visible de Televisa tuvo una captación constante: cada año, los mexicanos le dieron a su bolsa en promedio mil 691 millones 414 mil 246 pesos.

Es una cifra que cuatriplica el financiamiento que en 2018 tuvo el partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) que fue de 441 millones de pesos; dobla el monto de Acción Nacional (PAN) de 888 y apenas supera lo recibido por el Revolucionario Institucional (PRI), de mil 100.

En esta imagen de diciembre de 2012 se observa al ex Presidente Enrique Peña Nieto en las instalaciones de Televisa San Angel donde realizó un donativo para el Teletón. Fue acompañado por su entonces esposa Angélica Rivera y sus hijos. Foto: Cuartoscuro.

Pese a la crisis política que vivió el Gobierno del ex Presidente Enrique Peña Nieto en 2014 y que repercutió en la imagen del Teletón, ese fue el mejor año en su historia. La fundación captó dos mil 157 millones 123 mil 116 pesos. En 2012, se dio la segunda cifra mejor con dos mil 78 millones 132 mil 125 y el tercer mejor registro lo tuvo casi tres años antes, en 2009, con mil 913 millones 409 mil 690 pesos.

Registrada en 1997 como Asociación Civil, la principal crítica hacia la Fundación Teletón fue que los donantes, que solían ser grandes dueños del dinero, lograban eludir impuestos; es decir, se cobijaban en el esquema legal que exime de obligaciones tributarias los donativos a las Organizaciones Sociales Civiles (OSC). Otra, era que la atención a la población con discapacidades era tarea del Estado y no de una televisora. Una más fue que los mandatarios destinaban recursos públicos a este esfuerzo privado.

El Teletón entraña un acto mediático de por lo menos 18 horas de transmisión sin interrupción. En dos décadas, los micrófonos del evento los han tenido la cantante y actriz, Lucero; el comediante Eugenio Derbez y quien fuera el conductor del noticiario estelar, el periodista Joaquín López Dóriga, entre otras figuras de la televisora.

En esta imagen de diciembre de 2006 se observa al ex Presidente Felipe Calderón junto con el periodista Carlos Loret de Mola y Emilio Azcárraga Jean, dueño de Televisa, durante su participación en la décima edición del Teletón y donde acudió a dejar un donativo. Foto: Cuartoscuro.

En su historia, la Fundación Teletón ha recibido donativos de empresas como Banamex, Telmex, Farmacias del Ahorro, Soriana, Telcel, Metlife, Aeroméxico, Hidrosina, entre otras. En cuanto a los gobernadores, algunas escenas de donativos quedaron enmarcadas en la historia política: antes de emprender la fuga, el ex Gobernador Javier Duarte de Veracruz, anunció que donaría 100 millones de pesos y César Duarte, ex Mandatario de Chihuahua y hoy prófugo por desvío de recursos, donó en 2013, dos millones 350 mil pesos.

El 29 de noviembre de 2011, el ex Gobernador de Querétaro, José Calzada Rovirosa, emitió un decreto para entregar cada año al Teletón por lo menos 86 millones 810 mil pesos durante una década. Además, enajenó a título gratuito un terreno de 33 mil metros cuadrados valuado en 17 millones 160 mil pesos.

EL VIRAJE DE AMLO

En 2014, una de las críticas que recibió el Teletón fue la de Andrés Manuel López Obrador, en ese momento dirigente del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), quien señaló: “Ni con todos los teletones del mundo, podría Televisa compensar el daño que ha causado al pueblo de México por su papel de arietes de la mafia del poder”.

El 3 de diciembre pasado, el Primer Mandatario dio un viraje de su posición respecto a esta fundación. Informó que a través del Instituto Mexicano del Seguro Social, se revisa un esquema de becas para que personas con discapacidad puedan ser atendidas en los Centros de Rehabilitación del Teletón con el fin de aprovechar la infraestructura.

“Independientemente si nos gusta o no nos gusta, si consideramos que fue bueno o fue malo, si fue auténtico o fue falso, lo que hay en el país son las clínicas del Teletón … Tienen más cobertura. No descarto la posibilidad de utilizar esas clínicas mediante un acuerdo para que las instalaciones sean más utilizadas, porque (las del Gobierno) tienen muchas limitaciones por falta de recursos … no lo descarto, sería una excepción”, dijo.

En lo físico, el mérito del Teletón es innegable. Según su propia página, se han construido 24 centros Teletón en todo el país en los que 87 mil personas son beneficiadas cada año. Datos de la propia fundación indican que desde 1999, por lo menos 370 mil personas han sido atendidas en uno de estos establecimientos que cuentan con personal capacitado en rehabilitación, además de equipo de última generación.

***

Con su antecedente más inmediato en la televisión chilena, la creación de la Fundación Teletón México ocurrió apenas Emilio Azcárraga Jean asumió la Dirección de Televisa. Unas horas antes, su padre, Emilio Azcárraga Milmo, había muerto. Televisa se integraba a los nuevos tiempos del cambio del milenio con una fórmula altruista que beneficiaría a niños con alguna discapacidad o capacidades diferentes. En la pantalla, el Teletón se conformó como un programa de largo aliento, con cantantes, grupos musicales, actrices, actores y al final, mariachi.

El siglo cambió y durante los primeros años el acto mediático resultó infalible y hasta se convirtió en un tópico para captar fondos. La cantante Lucero daba paso al llanto cuando las horas pasaban y la meta monetaria se veía lejana. Los gobernadores hablaban por teléfono después de dejar su donativo y dejaban claro su compromiso con los gobernados. Los niños con alguna discapacidad aparecían para dar testimonios de esperanza y confiaban en el corazón de los televidentes. Amanecía y el Teletón se anotaba un nuevo triunfo.

En esta imagen de diciembre del año 2000 se observa a Vicente Fox en las instalaciones de Televisa San Angel para realizar su aportación al Teletón. Foto: Cuartoscuro.

El 16 de agosto de 2003, el Teletón sufrió un primer accidente. Lucero protagonizaba la obra teatral Regina, y se citó a reporteros en el teatro San Rafael para la develación de la placa de las cien representaciones. Un guarura de la cantante le apuntó con una pistola a los informadores que buscaban entrevistarla. Al día siguiente, ella salió a brindar una explicación que más bien, se convirtió en una confrontación con los periodistas. Por primera vez se le vio enojada, exasperada y fuera de control. La imagen diáfana que proyectaba en el Teletón se había caído.

La cantante, que durante seis años fue ícono del evento, dejó de conducir el Teletón durante dos años porque -según información que Lucero ha vertido en varias entrevistas- las encuestas no la favorecían en niveles de popularidad. De aquellos años, no hay datos disponibles en Hacienda sobre los donativos.

Pero, por lo menos en imagen, el peor año fue 2014. Ese año, en septiembre, 43 estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa, Guerrero, desaparecieron en un camino de Iguala, Guerrero. Dos meses después, al entonces Presidente Peña Nieto se le descubrió la posesión de una mansión en la Lomas de Chapultepec. Él sostuvo que la había comprado su esposa, Angélica Rivera, mediante un crédito con facilidades otorgado por un contratista del Gobierno, Juan Armando Hinojosa Cantú.

El siglo cambió y durante los primeros años el acto mediático resultó infalible y hasta se convirtió en un tópico para captar fondos. La cantante Lucero daba paso al llanto cuando las horas pasaban y la meta monetaria se veía lejana. Foto: Cuartoscuro.

La aceptación de la gestión del entonces Presidente Enrique Peña Nieto cayó en picada a 30 por ciento, una calificación reprobatoria de la que jamás se recuperó. Y a la par, Televisa -la empresa señalada como creadora de la figura telegénica del entonces Mandatario- también se fue en una vorágine que arrastró al Teletón.

Las críticas se exacerbaron cuando el Comité sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sugirió al Gobierno mexicano no destinar recursos del erario al Teletón. En un texto, la organización internacional expuso: “Al Comité le preocupa que buena parte de los recursos para la rehabilitación de las personas con discapacidad del Estado sean objeto de administrar en un ente privado como Teletón. Además, observa que dicha campaña promueve estereotipos de las personas con discapacidad como sujetos de caridad”.

Ese año, se desplegó la edición 18 del Teletón. El comediante Eugenio Derbez estuvo a cargo de la conducción y abrió la emisión con un monólogo sobre las críticas recibidas por la Fundación. “El Teletón es nuestro, no es un logro de cualquier gobierno, no es logro de Televisa, es un logro de México”, expresó el actor. Al terminar el monólogo, Derbez cedió el micrófono al periodista Carlos Loret de Mola, quien calificó el discurso del actor, como la mejor editorial que había escuchado.

En 2016, el presidente de la Fundación Teletón México, Fernando Landeros, dio a conocer que su organización estaba en crisis. “Teletón está en crisis, tiene muchísimas dificultades, las donaciones han bajado, las campañas en contra de la institución año con año son más fuertes, entre difamaciones y calumnias”, dijo. Hablaba ante reporteros en la comida anual de Los 300 Líderes más influyentes de México, en el lobby del Auditorio Nacional, y exclamó: “Se han enfriado los corazones de muchas personas y donativos que solíamos recibir ya no los estamos recibiendo en los últimos años”.

El pasado 3 de diciembre, anunció una nueva etapa en su fundación. En su cuenta de Twitter dio a conocer que conversó con el Presidente Andrés Manuel López Obrador sobre la posibilidad de establecer un convenio con los Centros de Rehabilitación Infantil (CRIT). “Es verdad, conversamos con el Presidente @lopezobrador_ la posibilidad de establecer un convenio con los CRIT para que los niños con discapacidad sean atendidos con calidad a través de una beca de rehabilitación. Que nadie se quede sin atención cuando más lo necesitan”.

NdeR: las cifras fueron actualizadas al valor actual con una tasa de inflación promedio entre 2009 y 2019 de 4.05 por ciento.