Desde hace unos meses, la vacuna de AstraZeneca se ha posicionado en medio del ojo del huracán debido a que se han presentado casos de trombosis en algunos pacientes. Cabe recordar que México tiene un contrato directo con la farmacéutica, en convenio con el Gobierno de Argentina, para que la vacuna se produzca y comercialice en América Latina.

Ciudad de México, 14 de abril (SinEmbargo).– Andrés Manuel López Obrador, Presidente de México, aseguró que en México seguirá aplicándose la vacuna contra la COVID-19 desarrollada por AstraZeneca, y que incluso será la que se le administre a él para inmunizarlo contra la nueva enfermedad.

Desde el Palacio Nacional, el Jefe del Ejecutivo federal confirmó que él se vacunará con la dosis de AstraZeneca el próximo martes 20 de abril, durante la intervención del “martes de la salud” en la que participan el titular de la Secretaría de Salud (SSa), Jorge Alcocer Varela, y el Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez.

Las palabras del mandatario surgieron luego de que se le cuestionara sobre el posicionamiento que tomaría México ahora que varios países han suspendido la administración del biológico de AstraZeneca y que apenas hace unas horas se dio a conocer que Dinamarca es el primer lugar del mundo que sacó por completo a la farmacéutica de su plan de vacunación.

El tabasqueño refirió que si bien su plan no era vacunarse frente a las cámaras en la conocida “mañanera”, lo hará para hacer confiar a la población, sobre todo a las personas adultas mayores, a quienes actualmente se está inmunizando.

“Adelanto de que yo me voy a aplicar la AstraZeneca y había pensado no aplicármela aquí, en la ‘mañanera’, pero por todo esto y además para que la gente mayor que tiene sus reservas pues pueda irse convenciendo de que sí nos protege la vacuna”, asintió.

Además, comentó que en México no se ha reportado ningún caso de trombosis después de que se les aplicara la vacuna contra el coronavirus, y que finalmente, aunque hay el riesgo a algunos efectos secundarios en la aplicación de cualquier inmunizador, “es mucho mayor el beneficio”.

“Hay reacciones, ha habido casos, pero es mucho mayor el beneficio de la vacuna que las reacciones adversas, ese es el informe que nosotros tenemos, de modo que nosotros la vamos a seguir aplicando”, insistió el Presidente.

Sobre las vacunas hay mucha desinformación, competencia y descalificación, comentó. La prensa le preguntó directamente si consideraba que el caso de AstraZeneca estuviera directamente ligado a “un asunto de farmacéuticas”, a lo que él dijo que es un “asunto de la condición humana, de las sociedades libres, democráticas y de las empresas”.

López Obrador adelantó que no será el doctor Alcocer, quien también estuvo a cargo de la recuperación del Presidente cuando enfermó de SARS-CoV-2, quien le aplique la vacuna, pues aunque reconoció que es una eminencia, prefiere que sea una enfermera quien lo inyecte.

“La semana que viene, puede ser el martes que es  ‘el pulso de la salud’. Una compañera, una enfermera, que son muy buenas, muy buenas, el doctor es bueno, una eminencia, pero en vacunas yo mejor con ellas. Y aquí para que no tengamos ninguna preocupación”, insistió.

Finalmente, celebró que el martes 13 de abril se lograra un nuevo récord en la aplicación de vacunas, inmunizando 553 mil 926 personas con dosis de las diversas vacunas contratadas. Luego de esta actualización, el acumulado es de 12 millones 407 mil 625 vacunas aplicadas.

DINAMARCA SUSPENDE VACUNA DE ASTRAZENECA

La Dirección General de Sanidad de Dinamarca suspendió este miércoles de forma definitiva la vacuna de AstraZeneca contra la COVID-19, paralizada desde hace un mes, al considerar que hay una conexión probable entre esta y los casos anómalos de trombosis, que hay suficientes vacunas en el mercado y la situación epidémica en este país está controlada.

Las autoridades sanitarias señalaron que están “completamente de acuerdo” con la Agencia Europea del Medicamento (EMA) en que la vacuna de AstraZeneca es “segura y efectiva”, aunque recordaron que la decisión final es de cada país y aludieron a “perspectivas sociales generales”, explicó la jefa de departamento de la Agencia del Medicamento danesa, Tanja Erichsen.

“Ahora sabemos que hay una posible explicación biológica de que la vacuna de AstraZeneca puede provocar estos casos raros de trombosis”, afirmó en rueda de prensa el director de la Dirección General de Sanidad, Søren Brostrøm.

Brostrøm resaltó que hay evidencia “suficiente” para que las autoridades danesas reaccionen, si bien añadió que Dinamarca no rechaza poder recuperar la vacuna en el futuro si fuese necesario, en caso de que la situación epidemiológica empeorara de forma notable y la sanidad estuviese presionada.

-Con información de EFE