Estamos en una época electoral y cada movimiento de los protagonistas de nuestra clase política tiene un impacto, una lectura rumbo al mes de junio y por supuesto para 2024. Las acciones por parte de la Fiscalía de la República, de la FEDE, del INE, del propio Presidente marcan de una u otra forma el derrotero.