Desde su fundación, la Línea 12 trajo problemas. Los involucrados en su construcción y desarrollo siguen en obras públicas o puestos políticos. Y la gran corrupción mata, pero mata a los que menos tienen. ¿Por qué? Porque en este sistema económico la élite se lleva las ganancias y los pobres ponen los muertos.