La Secretaría de la Contraloría General de la capital identificó que funcionarios de la dependencia ayudaron a la defensa del ex líder sindical, por lo que también serán investigados.

Ciudad de México, 14 de agosto (SinEmbargo).–  La Secretaría de la Contraloría General de la Ciudad de México inhabilitó por 20 años a Ismael Figueroa, quien fue Secretario General del Sindicato del Heroico Cuerpo de Bomberos.

La dependencia anunció en un comunicado que el ex líder sindical también recibirá una multa económica; medios nacionales reportaron que la sanción sería de 187 mil 700 pesos.

La Contraloría identificó durante la investigación contra Figueroa que ex funcionarios públicos de dicha secretaría coadyuvaban en la defensa del señalado.

Por ello, el Órgano Interno de Control de la dependencia informará a la Dirección General de Responsabilidades Administrativas para investigar la “posible comisión de una infracción grave” cometida por servidores públicos.

El pasado 1 de mayo un juzgado capitalino revocó la orden de desbloquear las cuentas de Ismael Figueroa, quien ya había sido suspendido de su cargo como trabajador en Secretaría de la Contraloría General  por presunto desvío de dinero.

Santiago Nieto, titular de la Unidad de Investigación Financiera de Hacienda, informó que la Secretaria del Juzgado Noveno en materia administrativa de la capital, como jueza, falló de esta forma por considerar que permitir el uso de las cuentas a Ismael Figueroa podría significar una transgresión al orden público.

El pasado 27 de abril, la Secretaría de la Contraloría General de la Ciudad de México suspendió de su cargo como trabajador a Ismael Figueroa, Secretario General del Sindicato del Heroico Cuerpo de Bomberos capitalino, por el presunto desvío de 180 mil pesos.

“Lo que se encontró es que había pagos en su cuenta entregados por parte del Heroico Cuerpo de Bomberos, él lo recibió en su propia cuenta y sobre eso se determinó, y se está investigando si el servicio efectivamente se prestó, eso fue lo que sucedió con eso”, detalló Juan José Serrano Mendoza, titular de la Contraloría.

De acuerdo con información publicada por medios nacionales, el funcionario precisó que la suspensión de Figueroa fue una medida cautelar sobre el procedimiento de investigación, con el objetivo de que no pueda obstaculizar las indagatorias.

Asimismo, destacó que los recursos fueron presuntamente desviados después de que los bomberos cobraran por los servicios que prestaban de salvaguarda en las oficinas del Consejo de la Judicatura Federal , ubicadas en Lerma, Estado de México.