Ciudad de México, 14 de oct (sinembargo.mx) – La muerte de periodistas no es un hecho alejado de la “Guerra contra el narco” en México, sostiene el representante del Comité para la Protección a Periodistas en México, Mike O’Connor. Asegura que “el silencio de la prensa y el asesinato de periodistas es parte integral de la realidad de lo que está pasando aquí (México), donde los cárteles están tomando territorio”.

O’Connor, entrevistado por el periódico británico The Guardian, dice que durante los cuatro años que ha estado en el territorio se ha dado cuenta que el Gobierno está incapacitado para resolver los crímenes contra los periodistas, incluso existe una incapacidad para resolver cualquier otro crimen producto de la delincuencia organizada.

El reportero Ed Vulliamy toma como escenario más trágico el estado de Veracruz; sin embargo, hace un recuento de los periodistas asesinados o censurados en algunos otros estados de la República durante el gobierno de Felipe Calderón. Vulliamy concluye que todos los casos de asesinatos tienden a los mismo: extrema tortura.

Por otra parte Mike O’Connor dice que para las autoridades mexicanas y funcionarios federales es fácil decir que aquel reportero asesinado trabajaba para algún cártel, incluso muchos mandos polici
acos al ser cuestionados han declarado que esos asesinatos tienen que ver con la curiosidad de los reporteros: “para qué se mete tanto”.

“México es un país donde no se necesita hechos para llegar a una conclusión. Las personas se aferran a una creencia sin ser capaz de dar una los hechos. Pero eso no quiere decir que sea verdad”, concluye en representante de CPJ.

Cada periodista que ha hablado sobre corrupción o de la relación entre políticos y los miembros del crimen, ha sufrido amenazas o atentados contra su vida. De hecho, los diarios que hablan de estos temas son comprados de forma masiva y es difícil sus páginas lleguen a todos los rincones del país, indicó O’Connor.