El pasado 24 de julio, Gilda Margarita Austin y Solís, madre de Emilio Lozoya, solicitó a un juez federal el amparo y protección de la justicia contra la orden de aprehensión girada en su contra por lavado de dinero y asociación delictuosa.

Ciudad de México, 14 de octubre (SinEmbargo).- Un tribunal colegiado ratificó la suspensión definitiva que un juez federal le otorgó a la madre de Emilio Lozoya, la señora Gilda Margarita Austin y Solís que evitaría que fuera encarcelada en caso de hacer efectiva su extradición de Alemania.

El pasado 24 de julio, Gilda Margarita Austin y Solís, madre de Emilio Lozoya, solicitó a un juez federal el amparo y protección de la justicia contra la orden de aprehensión girada en su contra por lavado de dinero y asociación delictuosa. Hoy fue ratificado el recurso.

La demanda de garantías fue turnada a Patricio Leopoldo Vargas Alarcón, Juez Décimo de Distrito en Amparo Penal de la Ciudad de México. En las próximas horas el juez resolverá si admite la demanda y otorga la suspensión provisional contra la orden de aprehensión.

En caso de conceder la suspensión provisional, Gilda Margarita no podrá ser detenida por la Fiscalía General de la República (FGR) a su llegada al país, ya que los delitos que se le imputan, operaciones con recursos de procedencia ilícita y asociación delictuosa, no ameritan prisión preventiva oficiosa.

Ese mismo día, la madre de Lozoya Austin fue detenida por la Interpol en Alemania. eAustin era buscada por la justicia mexicana por los delitos de asociación delictuosa y lavado de dinero.

La dependencia señaló que la supuesta detención “está vinculada con las acciones emprendidas por la Fiscalía General de México, a través del Ministerio Público Federal (MPF), quien solicitó y obtuvo de un Juez de Control la orden de aprehensión en contra de la persona mencionada y cuatro más, de las cuales se obtuvo también “Ficha Roja” de Interpol”.

Javier Coello, abogado de Emilio Lozoya, confirmó la detención y precisó que Gilda Austin se encontraba de vacaciones en una isla alemana. La señora Gilda tendrá que comparecer ante un juez para ver qué procede.

Coello Trejo aseguró que Gilda Margarita es inocente: “Es una persona de 71 años de edad y su único delito es que su hijo le mandó dinero para pagar abogados e impuestos”.