La visita sorpresa se produce después de que el Presidente estadounidense, Joe Biden, confirmara ayer de manera oficial la decisión de Estados Unidos de retirar todas sus tropas de Afganistán antes del 11 de septiembre, una fecha simbólica que marcó en 2001 la posterior invasión internacional que derrocó a los talibanes.

Kabul, 15 de abril (EFE).- El Secretario de Estado de EU, Antony Blinken, llegó este jueves en una visita sorpresa a Kabul poco después del anuncio oficial de que Estados Unidos retirará sus tropas de Afganistán antes del 11 de septiembre.

Blinken, que llegó hacia el mediodía a Kabul, se reunió durante la visita con las principales autoridades del país, entre ellas el mandatario afgano, Ashraf Ghani, y el presidente del Consejo Superior para la Reconciliación Nacional (HCNR), Abdullah Abdullah, con los que habló sobre la retirada de EU y el proceso de paz.

Ghani destacó durante su encuentro que “respetan” la decisión estadounidense de retirar las tropas de Afganistán, y ahora el Gobierno afgano “tratará de cooperar para una transición sencilla”, al tiempo que subrayó que las fuerzas de seguridad afganas están preparadas para la defensa del país.

“Ahora que Estados Unidos ha tomado la decisión de retirar sus tropas de Afganistán, se necesita una discusión clara sobre el inicio de una nueva fase de cooperación y asociación basada en el respeto mutuo y los intereses compartidos de ambos países”, subrayó el presidente afgano, según un comunicado de su oficina.

De acuerdo con esa misma nota, Blinken remarcó que la retirada de las tropas estadounidenses de Afganistán “no significará el debilitamiento de las relaciones estratégicas entre los dos países”, ya que Estados Unidos mantiene su “compromiso” con el país asiático.

Así, añadió, Washington “continuará con su asistencia diplomática y humanitaria a Afganistán“, además de apoyar a las tropas del país asiático e impulsar los “esfuerzos para facilitar el proceso de paz afgano”.

Abdullah destacó, por su parte que, en su encuentro con Blinken, intercambiaron “puntos de vista sobre la decisión de Estados Unidos de retirar las tropas de Afganistán y el proceso de paz afgano”.

“Le agradezco tanto a él como al Gobierno estadounidense su apoyo a Afganistán y su nuevo compromiso de continuar apoyando a Afganistán y los esfuerzos de paz”, remarcó Abdullah en Twitter.

RETIRADA ANTES DEL 11 DE SEPTIEMBRE

La visita sorpresa se produce después de que el Presidente estadounidense, Joe Biden, confirmara ayer de manera oficial la decisión de Estados Unidos de retirar todas sus tropas de Afganistán antes del 11 de septiembre, una fecha simbólica que marcó en 2001 la posterior invasión internacional que derrocó a los talibanes.

Biden defendió el miércoles que esa salida se produce porque Estados Unidos cumplió “su objetivo” al desmantelar a la red terrorista Al Qaeda y matar a su entonces líder, Osama bin Laden, al que habían acogido los talibanes cuando ideó los atentados del 11 de septiembre en EU.

Actualmente, hay unos 3mil 500 efectivos estadounidenses en Afganistán, entre ellos 2 mil 500 militares y mil miembros de las fuerzas especiales; mientras que la OTAN mantiene a otros 7 mil soldados, procedentes de otros países, sobre todo de la Alianza Atlántica.

La anterior administración de Donald Trump había pactado con los talibanes, en el histórico acuerdo firmado en Doha en febrero del año pasado, la retirada de las tropas de EU de Afganistán en 14 meses, una decisión que Biden solo ha retrasado.

Por su parte, los talibanes, que se encuentran desde septiembre en negociaciones de paz con el Gobierno afgano sin avance aparente, amenazaron ayer con boicotear todas las conversaciones para poner fin a la guerra en Afganistán y con retomar sus ataques contra las tropas internacionales si Estados Unidos no retira sus efectivos antes de la fecha límite del 1 de mayo.