El cateo se realizó dentro de una casa en un fraccionamiento en la zona de Santa Ursula Zimatepec, perteneciente al municipio de Yauhquehmecan, en Tlaxcala. La joven, estudiante de la Política de la Universidad Popular Autónoma de Puebla (UPAEP), estaba desaparecida desde el pasado 8 de septiembre, cuando tomo una unidad de Cabify para regresar a su casa después de una celebración con sus amigos.

Por Edmundo Velázquez y Esteban de Jesús López

Puebla/Ciudad de México, 15 de septiembre (Periódico Central/SinEmbargo).- La estudiante Mara Castilla fue encontrada muerta en Tlaxcala. Así lo confirmó esta tarde el Gobernador de Puebla, Tony Gali Fayad.

La estudiante de la UPAEP estuvo desaparecida desde el 8 de septiembre. El mandatario poblano dio el pésame a la familia y aseguró que el chofer Ricardo Alexis N. recibirá el castigo por el homicidio.

En un cateo previo realizado por autoridades ministeriales de Puebla y Tlaxcala, fueron encontrados objetos personales, rastros de sangre y ropa que pertenecen a la estudiante.

Por la mañana no se confirmó que ella había sido hallada. Ahora la noticia ha sido confirmada.

El secuestro de la joven ha desatado una ola de indignación no sólo en Puebla, sino en todo el país. La estudiante tomó un taxi Cabify que, se supone, son seguros, pero nunca llegó a su casa. Desapareció y la policía no tardó días en establecer por qué, cómo y en dónde estaba.

El caso también ha desatado un debate sobre ese tipo de transporte, que se vendió como seguro y así entró a las ciudades de casi todo el país.

Pero esa afirmación se ha derrumbado con el caso de Mara Castilla y con otros: los ciudadanos tampoco están seguros en los servicios de transporte personalizados.

La UPAEP se pronunció ayer en contra de la violencia creciente en Puebla. Exigió una investigación a fondo del caso y la aparición de la estudiante. Por desgracia, esta mañana ya estaba muerta.

El resultado del cateo se anexó a las pruebas presentadas este día por la audiencia de vinculación a proceso de Ricardo Alexis N., quien sigue siendo el principal sospechoso. El chofer del automóvil Cabify que tomó la estudiante de 19 años la madrugada del 8 de septiembre era manejado por él.

El cateo se realizó dentro de una casa en un fraccionamiento en la zona de Santa Ursula Zimatepec, perteneciente al municipio de Yauhquehmecan, en Tlaxcala.

El Fiscal de Tlaxcala, Tito Cervantes Zepeda, se adelantó a dar un veredicto y señaló que el cateo realizado en una casa de Santa Úrsula Zimatepec bastaba para indicar que Mara Castilla no se encontraba en el estado vecino.

En entrevista con medios de la región, aseguró que la estudiante desaparecida no fue encontrada en la casa de la madre de Ricardo Alexis N., el chofer que esa noche llevó a Mara.

Cervantes descartó que la desaparición de Mara Castilla tenga que ver con la trata de personas, y consideró que solamente es una de las líneas de investigación de la Fiscalía de Puebla.

El titular de la Procuraduría en Tlaxcala calificó de lamentable que el caso sea relacionado con el delito de trata de personas, solamente porque el detenido tenía domicilio en territorio tlaxcalteca.

El día de ayer, un juez de Control del estado de Puebla dictó prisión preventiva en contra del chofer de Cabify por el delito de privación ilegal de la libertad cometido en contra de la joven Mara Castillo, desaparecida la madrugada del 8 de septiembre cuando solicitó el servicio de transporte privado.

El Gobernador de Puebla, Tony Gali Fayad informó por la mañana que el conductor de Cabify, Ricardo Alexis “N”, es el presunto responsable de la desaparición de Mara Castilla.

En entrevista con Ciro Gómez Leyva, el mandatario estatal aseguró que en próximos días habrá resultados “contundentes” respecto al caso de la estudiante de UPAEP desaparecida el pasado 8 de septiembre.

“En muy pocos días tendremos resultados contundentes (…) todo indica, me dice el fiscal, que en un 99 por ciento esta persona, a quien se le encuentra el celular de la víctima, es el presunto culpable”, declaró el Gobernador.