El Centro Nacional de Huracanes (NHC) de Estados Unidos informó que existe riesgo de inundaciones costeras “históricas” en el norte del Golfo de México a causa del huracán “Sally”; el fenómeno es un huracán categoría 1 y avanza a una velocidad de dos millas por hora.

Miami, Estados Unidos, 15 de septiembre (EFE).- El Centro Nacional de Huracanes (NHC) de Estados Unidos alertó este martes del riesgo de inundaciones costeras “históricas” en el norte del Golfo de México a causa del huracán “Sally“, que avanza muy lentamente hacia territorio estadounidense con vientos máximos sostenidos de 85 millas por hora (140 km/h).

“Sally”, un huracán de categoría 1, se nueve a dos millas por hora (4 km/h) en dirección noroeste y a las 12:00 GMT se encontraba a unas 65 millas (110 km) al este de la desembocadura del Mississippi y a unas 105 millas (170 km) de Biloxi, ciudad costera del estado homónimo del río.

El NHC espera que toque tierra el miércoles en algún punto de un tramo del litoral comprendido entre la desembocadura del río Pearl, frontera entre Luisiana y Mississippi, hasta Navarre, en Florida.

Antes, “Sally” pasará esta tarde y noche cerca de la costa de Luisiana sin cambios notables en la fuerza de sus vientos.

Nueva Orleans queda fuera del camino de “Sally”, que va a girar hacia el noreste cuando esté más cerca de la costa.

En la costa de Mississippi, Alabama y Florida desde este lunes han empezado los preparativos para protegerse del huracán.

El mayor peligro de “Sally” es la subida del nivel del mar, que puede alcanzar hasta 9 pies (2.75 metros) en puntos de la costa de Mississippi y Alabama, y las inundaciones repentinas debido a la marejada ciclónica, pero también hay que tener los vientos, la lluvia, la resaca y los tornados.

El NHC ha emitido una advertencia por marejada ciclónica que abarca desde la desembocadura del Mississippi hasta el noroeste de Florida.

Los vientos con fuerza de huracán de “Sally” se extienden 45 millas (75 millas) de su centro y los de tormenta tropical (más débiles) hasta las 125 millas (205 km/h).

El resto de sistemas presentes en la cuenca atlántica, entre ellos el huracán “Paulette”, que impactó en Bermudas, no representa peligro alguno para tierra actualmente.

El NHC pronostica que la tormenta tropical “Teddy” se puede convertir en un potente huracán sobre mar abierto a partir de este miércoles, lejos de las islas del Caribe.

La tormenta “Vicky” también está sobre el Atlántico central lejos de tierra.

La actual temporada ciclónica en la cuenca atlántica está resultando más activa de lo normal y puede desbancar a la de 2005, que con 27 tormentas tropicales con nombre y una tormenta subtropical sin nombre tiene el récord histórico desde que hay registros.

Según la Administración de la Atmósfera y los Océanos (NOAA) de Estados Unidos, en el Pacífico se está formando el fenómeno “La Niña”, que se caracteriza por temperaturas en la superficie del mar por debajo de la media, al contrario que “El Niño”.

“La Niña” puede influir en que la actividad ciclónica en el Atlántico sea mayor, al debilitar la capa de vientos sobre el Mar Caribe y la cuenca tropical atlántica, lo que facilita el desarrollo de tormentas y las intensifica, según el vicedirector del Centro de Predicción Climática de NOAA, Mike Halpert.

La vez anterior en que “La Niña” estuvo presente en el Pacífico fue en el invierno boreal 2017-2018.