México

"Claudia debe cuidarse"

Si Marcelo obtiene el poder que reclama hará un partido dentro del partido: Meyer

15/11/2023 - 12:05 am

El historiador y profesor emérito del Colegio de México, Lorenzo Meyer, afirmó que con su “destape” hacia 2030, Marcelo Ebrard puede reclamar una cuota de poder y en caso de conseguirla, dijo, “podría armar una especie de partido dentro del partido” en donde nadie sería capaz de hacerle frente.

Ciudad de México, 15 de noviembre (SinEmbargo).- Claudia Sheinbaum Pardo, virtual precandidata de Morena a la Presidencia de la República, “deberá manejarse con cuidado” ante la posibilidad de que Marcelo Ebrard Casaubón cree un partido dentro de Morena para ganar adeptos que se sumen a su proyecto de ganar la candidatura presidencial rumbo a la elecciones de 2030, afirmó el historiador y profesor emérito del Colegio de México (Colmex), Lorenzo Meyer.

En entrevista en el programa de “Los Periodistas” que se transmite por YouTube a través del canal de SinEmbargo Al Aire, el académico aseguró que “el destape” prematuro del exsecretario de Relaciones Exteriores es un hecho no antes visto en la historia de México y deja en claro cuál será la prioridad de Ebrard durante los próximos seis años.

“Va a ser inédito en nuestro caso que estrenando, recién estrenamos la pluralidad política, el pluripartidismo, ya viene aquí alguien que nos dice, ‘dentro de seis años yo soy candidato a la presidencia’, más claro ni el agua, eso no lo habíamos visto antes, claro que un montón de miembros de la clase política, del gabinete en el pasado soñaban desde el principio con llegar a ser los candidatos presidenciales pero no lo decían, digamos uno lo intuía o en los pequeños círculos se decía, pero no una declaración tan abierta. Eso hay que reconocérselo a Ebrard, no va a engañar a nadie, él dijo que va a trabajar para su candidatura, eso presenta un reto, pero grande, para Claudia, porque trabajar abiertamente para la candidatura es tener como secundario el buen funcionamiento y el éxito del gobierno de de quien sea Presidente o Presidenta”.

El excanciller Marcelo Ebrard Casaubón anunció que se queda en Morena. Foto: Victoria Valtierra, Cuartoscuro.

El pasado 13 de noviembre, el extitular de la Secretaría de Relaciones Exteriores confirmó que no dejará Morena y aplaudió que la Comisión de Honestidad y Justicia del partido reconociera que hubo irregularidades en el proceso con el que se designó la candidatura presidencial. Además, anunció que su organización, El camino por México, seguirá como también lo hará con sus aspiraciones presidenciales una vez pasado el proceso de 2024.

“Yo siempre tendré en mente llegar a la candidatura a la Presidencia porque yo puedo hacer una diferencia, pero hoy las circunstancias no son favorables para eso, pero no voy a desistir de ese objetivo”.

Al respecto, Lorenzo Meyer indicó que esta situación podría generar un problema al interior de Morena, pues en este momento el partido está enfocado en obtener el triunfo en las elecciones presidenciales de 2024 y no en armar un proyecto rumbo a 2030.

“El anunciar tan temprano, en el inicio, en el arranque, cuál es la meta, que no es la meta del partido, el partido tiene como meta gobernar y aumentar sus bases, etcétera, no tiene ahorita como meta estar preparando al siguiente Presidente o Presidenta, no es su meta, pero alguien dentro del partido dice, ‘esa es mi meta y la digo para que nadie se llame a engaño'”.

El historiador afirmó que con su “destape” Marcelo Ebrard puede reclamar esa cuota de poder que reclama y en caso de conseguirla, dijo, “podría armar una especie de partido dentro del partido” en donde nadie sería capaz de hacerle frente.

“Si reclama esa cuota de poder y la consigue si es una fuerza que los otros los que intenten neutralizarlos, van ahorita en este momento en desventaja, porque él ya se adelantó en anunciar su intención en tener sus cuadros en pedir posiciones y desde esas posiciones, en caso de que se las den, armar una especie de partido dentro del partido, y a la mejor no hay nadie que sea capaz de enfrentarlo dentro del partido, pero como ya dijimos fuerzas externas pueden estar también interfiriendo, pero bueno, pues es la incertidumbre la incertidumbre democrática”.

Claudia Sheinbaum durante un encuentro con la militancia de Morena en Nuevo León.
Claudia Sheinbaum durante un encuentro con la militancia de Morena en Nuevo León. Foto: Gabriela Pérez Montiel, Cuartoscuro

Lorenzo Meyer dijo que a pesar de lo complejo que puede parecer la situación para Claudia Sheinbaum, la exjefa de Gobierno de la Ciudad de México cuenta con varias ventajas como el contar con el apoyo del Presidente Andrés Manuel López Obrador y tener una trayectoria política siempre del lado de la izquierda.

“La ventaja de Sheinbaum es que tiene el apoyo del López Obrador, pero López Obrador se va en principio a distanciar y va a ir desapareciendo, esfumándose en la vida cotidiana y tan difícil de México y de los partidos. Claudia si no tiene carisma, tiene carrera, tiene su biografía, es una biografía muy clara, clarísima, no hay titubeos”.

En el caso de Marcelo Ebrard, dijo, tiene una biografía distinta, “no está enteramente identificado con la izquierda”.

“Claudia tendría que manejar con mucho cuidado su legitimidad, su legitimidad está en la izquierda y en haber recibido de López Obrador la bendición”.

Marcelo Ebrard impugnó el resultado del proceso interno de Morena. Foto: Daniel Augusto, Cuartoscuro.

Esta mañana, el Presidente Andrés Manuel López Obrador celebró la decisión que tomó Marcelo Ebrard de quedarse en Morena pese a que el exfuncionario desconoció el método de selección de la candidatura presidencial, el cual arrojó como ganadora a Claudia Sheinbaum Pardo.

“Celebro la decisión que tomó Marcelo Ebrard, que ha demostrado ser un hombre responsable, consecuente. Es que en esto, por legítimo que sea el interés personal, siempre tiene que ponerse por delante el interés del pueblo, el interés de la Nación”, dijo durante su conferencia de prensa matutina.

“Yo ya entregué el bastón [de mando], aunque algunos dicen que no es cierto. No me conocen y además siempre actúan de mala fe, siempre cuestionan, pero yo he procurado en toda mi vida pública ser consecuente; siempre hacer lo que digo, lo que pienso. No tengo un doble discurso, una doble moral, no soy hipócrita”, insistió.

Ante dicha situación, el Jefe del Ejecutivo federal se mostró “muy contento” porque ya entregó la dirección del movimiento de transformación a Claudia Sheinbaum, “que es una mujer excepcional, preparada”.

Alejandro Páez Varela y Álvaro Delgado Gómez
en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video