México

El Verde vuelve a su promesa de “pena de muerte”; es porque va al abismo con el PRI: politólogos

16/06/2018 - 7:59 pm

En 2015, la ciudadanía exigió la cancelación de registro del Partido Verde Ecologista de México por violar la Ley electoral. Tres años después, arrastrado por la crisis del PRI, el “atrapa todo” quedará a un paso del abismo, por lo que debe replantear su identidad y renovar sus viejos liderazgos, aseguraron analistas políticos.

Los académicos expusieron que el Verde, liderado por el grupo de Víctor González “Dr. Simi” y el legislador Arturo Escobar, es un partido “atípico” e “incoherente” dado que su agenda ambientalista se mezcla con propuestas “demagógicas” que se ubican en la derecha, como la pena de muerte, por lo que no coincide con otros partidos con esa identidad a nivel internacional. “Ha sido un gran negocio para cierto grupo político que también sirve a otros grupos provenientes de otros partidos, sobre todo del PRI”,  dijo el analista David Morales.

Cabecillas del Partido Verde Ecologista de México durante un evento de apoyo al candidato de la coalición “Todos por México”, José Antonio Meade Kuribreña. Foto: Cuartoscuro.

Ciudad de México, 16 de junio (SinEmbargo).– El transporte público de la Ciudad de México está tapizado de propaganda del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), representante de las “causas ecológicas” y otrora satélite del Partido Revolucionario Institucional (PRI), ahora en crisis. A casi tres décadas de su fundación, luego de jugar con la Ley electoral en pasadas jornadas electorales, llega a estas elecciones de la mano de un candidato presidencial en tercer lugar; abollado en Chiapas, su único bastión; con 48 espacios legislativos y con sólo dos coaliciones estatales con el tricolor en Veracruz y Yucatán, ya que el ex dirigente priista Enrique Ochoa Reza no logró la unión, dijeron analistas políticos.

“Es difícil hablar en solitario de una crisis del Partido Verde que siempre ha sido un partido satélite del PRI, y el PRI está en crisis. El partido gobernante se encuentra en el tercer lugar de las preferencias electorales, y con ello la coalición ‘Todos por México’. Es una crisis derivada”, aseguró el analista político José Fernández Santillán.

El politólogo por el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), Javier Martín Reyes, dijo que el modelo de alianza, que tenían consolidado desde la década de los 2000, en estas elecciones no está funcionando.

“El porcentaje de votos que va obtener el Partido Verde muy probablemente se encuentre por debajo de lo que históricamente habíamos visto. Va a estar relativamente cerca del porcentaje mínimo que es el 3 por ciento de la votación para mantener su registro como marca la legislación electoral”, aseveró.

Dado que la coalición PRI-PVEM-Panal está lejos de obtener una votación mayor al 22 por ciento, de acuerdo con el conglomerado de encuestas, ese modelo ha perdido efectividad para el Verde, y no es redituable para el PRI distribuir los pocos votos entre los demás partidos. “Le va ocasionar problemas en su registro, sobre todo a nivel local que es donde está su mayor fragmentación”, dijo el analista político David Morales de la UNAM.

El partido “atrapa todo” es liderado por Carlos Alberto Puentes Salas, ex Secretario de Turismo de Zacatecas. Militan Jorge Emilio González Martínez, el “Niño Verde”, sobrino de Víctor González “Dr. Simi”; el legislador Arturo Escobar y Vega; el Senador Pablo Escudero Morales, yerno del priista Manlio Fabio Beltrones; la Senadora y empresaria Ninfa Salinas Sada (Grupo Dragón, energías renovables), entre otros. En este proceso electoral se está abanderando con cinco propuestas sobre convertir la basura en energía, dar permisos laborales para acudir a juntas escolares, “sé tu propio jefe”, banco de alimentos y, además, va por la pena de muerte a secuestradores luego de lograr la cadena perpetua.

“El Partido Verde mexicano no coincide con los verdes a nivel internacional que generalmente se mueven más hacia la izquierda. En Holanda existe el Partido Verde de Izquierda guiado por Jesse Klaver, quien está enfrentando exitosamente a los populistas y con liderazgo mundial. Están a favor de los migrantes, el aborto, los matrimonios gay; están a la vanguardia en el pensamiento político contemporáneo. Eso no lo veo con el Verde en México. Es más pragmático y entra más en el mercado político que en la producción de ideas”, afirmó el analista Fernández Santillán.

El politólogo Javier Martín Reyes determinó que las propuestas que ha puesto sobre la mesa, como la pena de muerte, “son profundamente demagógicas que lo que hacen es explotar los legítimos sentimientos que tiene la población, pero que no son practicables porque hay restricciones constitucionales e internacionales”. Sobre su identidad, coincidió en que “es un Partido Verde atípico que dentro de sus propuestas más visibles pueden estar o no los temas ecológicos. Está mucho más cargado a la derecha que la mayor parte de los partidos verdes del mundo que suelen tener posiciones mucho más cercanas a la izquierda”.

Para el analista David Morales, es un partido “incoherente” respecto a su oferta política no marcada por temas ambientalistas, sino ideas “que obedecen al resentimiento” y al humor del electorado, que no tienen impacto a nivel nacional. Por un lado defiende el respeto por la vida, ejemplificó, y por el otro demanda pena de muerte.

“No es un partido que tenga un perfil definido ideológico o plenamente ambientalista por los derechos de los pueblos indígenas y el respeto del medio ambiente. Veo a un partido con alta posibilidad de chantaje cuando logra conformar una bancada en el Legislativo al decirle al PRI que su voto cuenta”, aseguró Morales. “Ha sido un gran negocio para cierto grupo político que también sirve a otros grupos provenientes de otros partidos, sobre todo del PRI para competir por cargos de elección popular cuando no alcanzan la posición”.

VIOLACIÓN SISTEMÁTICA A LA LEY ELECTORAL

No es la primera vez que el Partido Verde está al filo de desaparecer y con ello perder su financiamiento público. Su primera participación fue en las elecciones federales de 1991. El Verde carecía de recursos y tenía poco apoyo por parte de los medios de comunicación. Los ecologistas lograron una votación de 1.48 por ciento, es decir, a sólo dos centésimas para poder mantener el registro. Después de 167 asambleas constitutivas y la constancia de 86 mil afiliados, el 13 de enero de 1993 se recuperó el registro para poder participar en las elecciones federales de 1994.

Diez años después, desde 2014 el Verde ha destacado con propaganda promesas de campañas que se han aprobado como leyes: cadena perpetua a secuestradores, el que contamina paga y repara el daño, no más cuotas escolares obligatorias en escuelas públicas, vales de medicina para todos y circos sin animales, quienes terminaron en manos de traficantes o muertos. También es recordado por violar la ley electoral en elecciones pasadas a través de tarjetas “Premia Latino”, uso de influencers en Twitter para llamar al voto verde en periodo de veda o spots en el cine, por lo cual fue multado por el Tribunal Electoral.

“A ellos les gusta actuar al filo de la navaja. Ahora no se han distinguido por estar violando la ley ni han hecho escándalos como en otras ocasiones. Se han portado con más cautela”, expuso Fernández Santillán.

El politólogo Javier Martín Reyes afirmó que el Verde ha sido “un partido que sistemáticamente ha tratado de llevar las reglas legales y constitucionales a sus límites; ha intentado estirar la liga de la legalidad hasta estar muy cerca de romperla”.

Ahora, el candidato de coalición a la Presidencia, José Antonio Meade Kuribreña, su candidata a la Ciudad de México, Mariana Boy, y el candidato de la coalición Por un Veracruz Mejor, José Yunes Zorrila, no figuran en las preferencias electorales. Mauricio Sahuí Rivero, el candidato de coalición en Yucatán, va en empate técnico con el abanderado del Frente, Mauricio Vila Dosal.

En la Ciudad de México, Mariana Boy, abogada ex miembro de Greenpeace, “se ve más a la izquierda que el PRI con Mikel Arriola, quien se ha pronunciado en contra de los matrimonio gay y el aborto; posiciones típicamente conservadoras”, determinó Fernández Santillán.

Por sí mismo, el Verde le aporta a Meade Kuribreña un 2 por ciento, de acuerdo con una encuesta de Parametría. Esta encuestadora también revela que 1 por ciento de la población se identifica con el partido. De acuerdo con el conglomerado de encuestas, el candidato de la coalición Meade obtendría entre el 18 y 22 por ciento de preferencia, equivalente al que registró Roberto Madrazo en 2006, “el peor candidato del PRI en su historia”, comparó Reyes.

El Partido Verde le aporta solo 2 por ciento al candidato José Antonio Meade, menos que el PT a Andrés Manuel López Obrador. Foto: Parametría.

En en resto de los estados que renuevan Gobernador, los candidatos verdes fueron sin coalición con el PRI: Nadia Luz Lara (Morelos), Carlos Manuel Orozco Santillán (Jalisco), Michel Chaín Carrillo (Puebla), Óscar Cantón Zetina (Tabasco) y Felipe Arturo Camarena García (Guanajuato).

“Con Enrique Ochoa [ex líder nacional del PRI] no se logró el diálogo ni negociación porque es arrogante y conflictivo; no conoce de política. Si no pudo llegar a acuerdos adentro del PRI, menos con otros partidos políticos. Esa es la herencia nefasta que deja este tecnócrata”, dijo el analista José Fernández. “Los cuadros dirigentes del Verde siguen siendo los mismos, pero los del PRI cambiaron drásticamente. Los políticos fueron desplazados y llegaron por imposición los tecnócratas [Luis Videgaray, Aurelio Nuño, Enrique Ochoa]. Por eso los priistas hicieron huelga de brazos caídos y por eso la situación en la que se encuentran ahora”.

Luego de ser la sombra del PRI, le quedan espacios en el Congreso. Cuenta con 35 diputados, entre ellos Lía Limón y cinco senadores, entre ellos, Ninfa Salinas Sada, mercadóloga e hija del dueño de Grupo Salinas, Ricardo Salinas Pliego, señalada de conflicto de interés por organizaciones civiles. En la Asamblea Legislativa de la Ciudad de México tienen tres curules.

En la lista de plurinominales para Senador está en primer lugar Alejandra Lagunes Soto, Coordinadora Nacional de Estrategia Digital del Gobierno federal. Para diputados de representación proporcional van su líder de partido, Carlos Puentes Salas, “El Niño Verde” y otra vez Arturo Escobar. La actriz Leticia Calderón, cuya propaganda también reina en el transporte público, está contendiendo para Senadora.

De acuerdo con Parametría, los candidatos verdes al Senado y Cámara de Diputados cuentan con una intención de voto de entre 3 y 5 por ciento.

“Si el PRI queda en tercer lugar, y entra en crisis, los verdes tiene que reeplantearse todo su posicionamiento de las últimas décadas como vagones que han sido arrastrados por el PRI. Un partido no puede vivir siempre a la sombra de otro partido, sino deben buscar independencia. Las ideas no hacen mal. Deben crear su propia ideología y fortalecer su identidad”, dijo Fernández. “Antes los jóvenes votaban por el Verde y ahora lo harán por López Obrador. ¿Qué les pasó?”.

Los tuits que publicaban los famosos en apoyo al PVEM. Foto: Especial.
Los tuits que publicaban los famosos en apoyo al PVEM. Foto: Especial.

ADIÓS A CHIAPAS

De acuerdo con las encuestas locales, el PVEM perderá Chiapas, su último bastión gobernado por Manuel Velasco Coello, quien tiene su lugar asegurado como diputado plurinominal y cuyo abuelo Fernando Coello manifestó abiertamente su apoyo a Morena.

El politólogo del CIDE, Javier Martín Reyes, aseguró que es producto de una “discrepancia interpartidista” entre la dirigencia del Partido Verde nacional y la local.

“Si el Partido Verde llega a obtener menos del 3 por ciento y en consecuencia a perder el registro, se deberá en buena medida a que Chiapas no aportó el porcentaje de votos que hace un año se hubiera esperado”, expuso. Siendo cautelosos con los sesgos de las encuestas, “si la votación por el Verde será significativamente más baja que en años anteriores, sobre todo respecto de 2015, sería plausible decir que Chiapas será parte importante de la explicación”, precisó.

La crisis del Verde, consideró el analista político José Fernández Santillán, radica en que “en la joya de su corona”, el ex dirigente del PRI Enrique Ochoa no le dio la oportunidad de elegir al candidato como sucedió con el dedazo al ahora Gobernador saliente Manuel Velasco, y de ahí se abrió la fractura con el PRI, quien “impuso” a Roberto Alobres Gleason. El Verde, por su parte, apostó por Luis Fernando Castellanos .

Fernández Santillán prevé una crisis en puerta porque en el marco de un alejamiento entre ambos partidos “puede suceder que sean impugandas las elecciones” y “se declare un gobierno provisional puesto por Manuel Velasco”.

“Ante el desacuerdo que hubo con el PRI nacional, que fue una imposición de Enrique Ochoa y una decisión muy desafortunada, lo que provocó fue un conflicto político de gran envergadura. Vamos hacia un choque de trenes”, expuso. “Hubiera sido una cuestión dnegociar con el PRI o el gobierno de Peña Nieto”, consideró.

Sobre el apoyo manifestado por el abuelo de Manuel Velasco a Morena, cuyo candidato en Chiapas Rutilio Cruz Escandón va de puntero, el analista Fernández Santillán dijo que es una forma de tender puentes y es positivo que haya un diálogo político. “Andrés Manuel López Obrador es populista, conflictivo, autoritario y no llega fácilmente a acuerdos. En el Estado de México, si hubiera tratado bien a los perredistas, hoy estaría gobernando Delfina [Gómez], pero fue arrogante en vez de negociar”.

El analista David Morales agregó que la operación de clientelismo del gobierno estatal de Velasco, a través de sellar todos los programas gubernamentales con el logo partidista, no dio los resultados esperados en cuanto a conservar cuadros y seguidores. “Hubo una gran fragmentación en liderazgos locales, lo cual llevó también a que se descuidara la estructura y alianzas con el PRI”, dijo.

El PVEM, concluyó el académico, debe renovar sus liderazgos ya que “los dueños” siguen siendo el “Dr. Simi” y Arturo Escobar. “No hay una circulación interna que permita que áreas importantes del partido sean ocupadas por militantes de manera democrática”, expuso. Asimismo, además de limpiarle la cara a nivel interno, el otro reto es definir su ideología de manera clara.

Dulce Olvera
Reportera de temas de crisis climática, derechos humanos y economía. Egresada de la FCPyS de la UNAM.
en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video