Economía

CFE no indemnizará a empresas con contratos cancelados por la reforma: Bartlett

16/10/2021 - 8:43 am

El director de CFE, Manuel Bartlett, señaló que se invitó a la iniciativa privada a participar con el 46 por ciento del sistema eléctrico mexicano, sin embargo, la reforma impulsada por el Presidente busca que el Estado retome el control a través de la empresa nacional.

Ciudad de México, 16 de octubre (SinEmbargo).- Manuel Bartlett, director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), informó que, si es que entra en vigor la reforma energética, serán cancelados los contratos y permisos de suministro de energía, pero no recibirán ninguna indemnización.

Durante una conferencia de prensa convocada para tratar el tema de la reforma energética, el funcionario invitó a las empresas a participar en un sistema que les convenga, pues consideró que un conflicto legal no sería lo más adecuado para ellas, si es que quieren participar en el sistema energético que propone el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

“No hay aquí indemnizaciones porque es una decisión de la Constitución de México. Entonces, eso de que los vamos a indemnizar, no”, dijo el titular de la CFE durante una conferencia de prensa convocada el viernes para tratar el tema de la reforma energética.

“¿Los vamos a indemnizar? No. No creo que deba haber una disputa de este tipo; no les conviene, sí van a participar en un sistema mixto al que los está invitando el Presidente”, agregó.

El directivo mencionó que el cambio constitucional avalará la cancelación de estos contratos otorgados para las empresas. Foto: Cuartoscuro

Bartlett mencionó que el cambio constitucional avalará la cancelación de estos contratos otorgados para las empresas, como los de “autoabasto” y los llamados “productores independientes” con la ley vigente que fue aprobada en el sexenio anterior.

“La Constitución lo puede hacer, a nivel constitucional se va a cambiar todo, se cancelan contratos, permisos… Para poder hacer un cambio hay que declarar nulos todos los contratos, todos los permisos, todo eso se anula porque esa es la reforma”, anunció.

También explicó que las sociedades de autoabasto consisten en la existencia de un generador privado que consigue a socios a los cuales les vende la electricidad en un mercado eléctrico paralelo. Estos generadores se interconectan a la red de transmisión de la CFE, lo que provoca inestabilidad, pérdida de confiabilidad en el sistema y no cubren el costo real del transporte.

Hoy en día existen 239 centrales de autoabasto que cuentan con 77 mil 767 consumidores, cuando al haber 239 centrales, solamente deberían tener 239 consumidores.

“Este es otro tema donde se demuestra que el sistema impuesto es un robo, un atraco. Vienen y se apoderan de las redes, no invierten nada, se suben con estas ventajas en contra de la CFE, una tras otra. Son delincuentes los que están haciendo al cuento diciendo que son socios y es delincuente el que les vende diciendo que son socios”, destacó Bartlett.

Asimismo insistió en que la reforma impulsada por el Ejecutivo Federal no propone expropiar a los generadores privados, sino que plantea un mecanismo donde el Estado garantice la electricidad para el país, generando la CFE el 54 por ciento y la iniciativa privada hasta el 46 por ciento.

“El 46 por ciento del mercado eléctrico nacional, el 46 nada más es más grande que el sistema de Argentina es más grande que el sistema colombiano, es más grande que prácticamente en toda América Latina, el 46 ¿eh? Salvo Brasil que es un país enorme, les estamos invitando a que participen, si ellos quieren participar, dicen que ellos quieren mucho a México y se quieren quedar aquí. Muy bien, bajo las reglas del Estado”.

La iniciativa busca que el Estado retome el control del sistema eléctrico y ejercerlo mediante la empresa nacional que está plenamente “capacitada para surtir, generar y llevar a todos los rincones del país con los mejores precios la energía eléctrica”.

Mencionó que la normatividad actual en materia eléctrica, que fue aprobada en el 2013, no existe la esencia de un sistema de competencia, más bien un conjunto de leyes establecidos que en ese entonces tenían por objetivo desaparecer la CFE, por lo que la propuesta de AMLO no busca una confrontación entre un sistema estatista y un sistema de competencia.

El titular de la CFE destacó que bajo el argumento de hacerla más competitiva, la reforma del sexenio del expresidente Enrique Peña Nieto instruyó la separación legal de la CFE, por lo que fue dividida en diferentes empresas que competían entre sí mismas, pero las subsidiarias y filiales resultaron poco eficientes debido a que fueron impuestos consejos de administración y mucha burocracia.

El director de CFE invitó a las empresas a participar en un sistema que les convenga, pues un pleito legal no sería lo más adecuado para ellas. Foto: Cuartoscuro

“Todas las piezas del sistema de la CFE se van convirtiendo en empresas que deben de competir entre sí”, dijo. “Es la primera clara decisión de desaparición de la CFE, así nos la encontramos nosotros”.

Mientras que Mario Morales Vielmas, director de Intermediación de Contratos legados y Coordinador de Planeación Estratégica de la CFE, explicó que la CFE es obligada a comprar energía eléctrica mediante contratos legados que reducen su disponibilidad de capacidad y energía; además, a través de subastas a largo plazo en las que sólo los privados podían participar y con las reglas diseñadas excluían a la CFE.

“Es un esquema perverso que se diseñó para poder hacer la transición de lo que era la CFE a un mercado mayorista que beneficia definitivamente a los privados”, señaló Morales.

Posteriormente Bartlett afirmó que aunque las redes de electricidad pertenecen al Estado, son organismos autónomos que obedecen intereses privados, quienes deciden quién se conecta y cuánto pagan.

La Comisión Reguladora de Energía (CRE) entregó permisos para que generadores privados hicieran uso de la red de transmisión sin existir un equilibrio entre la demanda y el consumo cuando la planeación debería ser precisa.

“Lo que hicieron fue dar permisos sin ninguna planeación. En donde se les dio la gana a estos inversionistas extranjeros ahí se colocaron, no hubo ninguna planeación. En consecuencia, el desastre que existe hoy en el manejo de las redes es un enorme peligro para la población mexicana, para todos porque está ya sobresaturado… Es una falla verdaderamente aberrante la desesperación por colonizar rápidamente el mercado eléctrico”.

Finalmente Manuel Bartlett aseguró que todos deben participar en el proceso legislativo para aprobar la reforma, pues “nosotros estamos listos, conocemos el sistema, lo hemos desmenuzado, tenemos todos los datos, tenemos toda la información para enfrentar cualquier debate. Es, como lo dice el Presidente, un debate nacional de uno de los temas más importantes de nuestro país”.

en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas