El Presidente Andrés Manuel López Obrador volvió a hacer un llamado a los mexicanos, en especial a los capitalinos, para que eviten salir de sus casas: “Hay ocho estados donde está creciendo el contagio, uno de ellos es la Ciudad de México. Podemos entre todos controlar esto si nos cuidamos”.

Ciudad de México, 16 de diciembre (SinEmbargo).– El Presidente Andrés Manuel López Obrador llamó a los mexicanos y en especial a los capitalinos a no salir de sus casas “o sólo salir por lo indispensable”, debido a los altos niveles de contagio del virus SARS-CoV-2, causante de la enfermedad COVID-19.

López Obrador insistió en que “no se trata de cerrar toda la actividad económica, comercial, incluso la recreación”. Repitió: “Prohibido prohibir”. Pero mandó el mensaje de que de hoy al 23 de diciembre, cuando tradicionalmente hay mayor movilidad, la gente se cuide y se recluya en sus casas. “Es un llamado para que todos actuemos”, dijo.

Al iniciar su tradicional encuentro matutino con la prensa, el mandatario pidió a la población extremar las medidas sanitarias para evitar nuevos contagios. Enfatizó que son ocho entidades de la República Mexicana las que están en alerta ante un importante incremento de casos y hospitalizaciones, sin embargo, reiteró que toda la ciudadanía debe cuidarse y “no bajar la guardia”.

“Vamos a hacer un llamado para cuidarnos estos días. Hay ocho estados donde esta creciendo el contagio, una de ellas es la Ciudad de México, en los últimos días han habido más hospitalizaciones si contagios. Podemos entre todos controlar esto si nos cuidamos”, expuso Andrés Manuel desde Palacio Nacional.

El mandatario oriundo de Tabasco recordó que estamos a pocos días de que ocurra la Noche Buena y Navidad, y que usualmente, después de esta fecha, la movilidad en el país se reduce considerablemente, lo cual ayudaría a no incrementar las cifras de COVID-19.

Aún así recalcó que en las siguientes semanas la gente deberá permanecer en casa y sólo salir para “lo que sea realmente indispensable y no banal”.

“Falta muy poco para el 24, yo les hablaba de cómo se procura estar en familia y a partir del 25 la ciudad de vacía, ya no hay movimiento hasta las vísperas de los Reyes. Lo que tenemos que procurar es cuidarnos. Si podemos no salir o sólo salir a la calle lo indispensable”, subrayó el Presidente mexicano.

El Jefe del Ejecutivo federal afirmó que con esta prevención se reducirá el número de hospitalizaciónes y, sobre todo, la cifra de personas que fallecen a causa del nuevo coronavirus.

“Yo espero que después del 24 baje la movilidad y esto nos va a ayudar mucho. Entonces es prohibido prohibir, no se trata de dejar toda la actividad, se trata de que nos cuidemos como lo hemos venido haciendo. No queremos que este llenos los hospitales, que no haya fallecido”, sentenció.

MÉDICOS CANSADOS VS CIUDAD LLENA

No es tiempo de fiestas. Mientras la posibilidad de acceder a una cama en hospitales del Valle de México es cada vez menor por el aumento de contagios de la COVID-19 en el tiempo invernal, y pese al llamado de las autoridades federal y local de salir de casa solo para lo esencial, en esta temporada navideña la ciudadanía continúa realizando reuniones masivas sin importar las multas, comprando o paseando en los principales cuadros de la ciudad e incluso fiesteando en bares legales o clandestinos.

“Son cinco reglas, las repito: una, quedarnos en casa en la medida de lo posible; segunda, para las personas que tienen que salir, utilización de cubrebocas y sana distancia; la tercera es no fiestas, no posadas, no reuniones familiares durante toda esta época. Solamente reunirnos con la familia con la que vivimos en el mismo hogar. La cuarta es que asistamos a las compras de lo necesario, en la medida de lo posible una sola persona por familia; y, la quinta, las personas que resulten positivo a la COVID que se aíslen totalmente y que llamen a LOCATEL”, reiteró esta semana, en que se superó el pico de capacidad hospitalaria de mayo, la Jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum Pardo, quien el primer fin de semana de este mes llamó al 911 para que una patrulla suspendiera una fiesta atrás de su casa.

“Esta pandemia tan larga que hemos vivido generó estas reuniones familiares y fiestas que, entre otras cosas, fueron las que en mayor proporción incrementaron el número de contagios en la ciudad. De qué sirve multar a una persona que no usa cubrebocas en el espacio público, si la mayor parte de los contagios está en la fiesta”, dijo. Este martes informó que han aumentado la capacidad hospitalaria a 888 camas a través de carpas con puntas de oxígeno como las instaladas en mayo-julio, el entonces momento más crítico de la pandemia, y una unidad temporal en el Hospital Ajusco Medio.

“FIESTA CON BANDA Y TODO”

Este fin de semana, con casi 19 mil muertos y más de 30 mil casos de coronavirus activos en la capital del país, mientras algunos usuarios de redes sociales publicaron sus reuniones, otros se quejaron ante el 911 o la Procuraduría Social (Prosoc) por fiestas o reuniones en los edificios de departamentos donde habitan. En tanto, en hospitales del Valle de México no hay lugar para todos los que llegan con dificultad para respirar.

La Procuradora Social Patricia Ruiz Anchondo dijo que el 60 por ciento de las quejas que han recibido durante la pandemia es por la realización de fiestas, por lo que hizo un exhorto, publicado en la Gaceta Oficial del Gobierno de la Ciudad de México, a los habitantes y administradores de las unidades habitacionales y condominios a no bajar la guardia, y no efectuar reuniones ni fiestas. De lo contrario, con base en la Ley de Condominio, se aplicará una multa de más de ocho mil pesos y hasta de 18 mil pesos si hay reincidencia, cuando algún vecino denuncie en el 911. Hasta el martes no han aplicado ninguna multa, informó. Algunos usuarios aseguran que no son atendidos en ese número del C-5.

“Los contagios no se han detenido porque la gente no ha dejado de reunirse. Al reunirse en un condominio están poniendo en riesgo la salud de la comunidad. Estamos en diciembre, los mexicanos somos muy dados a celebrar en familia. Hagamos reuniones, pero en familia donde vivimos. Protejamos a nuestros padres y abuelos”, dijo Ruiz en rueda de prensa. “No queremos sancionar, queremos una sociedad consciente. Cuídense mucho. La salud es primero. En los condominios estamos en semáforo rojo”.

“Estoy súper desvelada, hicieron karaoke y demás. Eso sí, su tapete sanitizante en la entrada y ya todos apretados en el depa. En la colonia Cuauhtémoc, en mi cuadra, en dos días, cuatro fiestas. ¡Hasta fiesta infantil!”, tuiteó una mujer el domingo por la tarde, pese a la advertencia de Prosoc. Otra usuaria capitalina, también sobre este fin de semana, comentó que “ni la policía pudo terminar con una fiesta en uno de los apartamentos. Qué rabia saber que hay gente que no le importa la emergencia sanitaria, lo que vive el personal médico”.

Otra mujer opinó que la gente no entiende. “Simplemente en la ciudad se ve el egoísmo rampante. Ayer hubo fiesta en mi edificio. Quieren que les apunten con una pistola ¿o qué?”, cuestionó por una fiesta del viernes. El sábado, un usuario publicó la dirección exacta en la colonia San Andrés Totoltepec, en la Alcaldía Tlalpan. “Fiesta grande, con banda y todo”, pero dijo no recibir alguna respuesta de Prosoc ni 911. “En este momento mis vecinos en fiesta y el 911 jamas responden”, comentó otra usuaria.

A la par, el pasado sábado y domingo el Instituto de Verificación Administrativa (Invea) suspendió actividades en tres establecimientos ubicados en colonias de clase media-alta: San Ángel, en la Alcaldía Álvaro Obregón; Roma Norte, en Cuauhtémoc; y en Polanco, en la Miguel Hidalgo, por la venta de bebidas alcohólicas fuera del horario permitido. En esta última Alcaldía se desalojó una fiesta masiva en el bar Marte, previamente clausurado, ubicado en Lomas de Chapultepec, una zona de clase media-alta. El lugar era un espacio cerrado y los 100 desalojados no tenían cubrebocas.

ROMERÍAS PROHIBIDAS

El periodo de tradicionales posadas comienza este 16 de diciembre. Los mercados públicos se rodean de romerías y ferias con luces, árboles navideños y comida, pero este 2020 se han prohibido en la Ciudad de México por el repunte de contagios que tiene a un personal médico exhausto.

“Estamos en desconcierto y enojo”, dijo Edgar Álvarez, dirigente de mercados públicos en la Ciudad de México.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador llamó al país a no salir de casa ni hacer reuniones con familiares externos en los próximos días, previos a Navidad y Año Nuevo. En las ahora 200 colonias “de altísimo contagio” (antes 158) y en el Centro Histórico de la Ciudad de México, los negocios no esenciales cierran a las 5 de la tarde incluidos los restaurantes, bajo supervisión del Instituto de Verificación Administrativa (Invea), y se retiró la venta de comida en la vía pública, con apoyo económico.

En los tianguis la venta de alimentos otra vez, como en la Jornada de Sana Distancia, solo es únicamente para llevar. Además, la Ley Seca en fines de semana sigue, las patrullas emiten el mensaje “emergencia por COVID-19: están subiendo las hospitalizaciones, debemos bajar los contagios” y las calles están tapizadas con el mensaje: “Quédate en casa, no es tiempo de fiestas”.

En el Centro Histórico, se instalaron 60 filtros sanitarios para controlar flujo en intersecciones de calles como Del Carmen, Correo Mayor, Mesones, Venustiano Carranza, Soledad, Corregidora, República de Colombia, Palma, 5 de febrero y Madero. Alrededor de 200 servidores públicos suministran gel antibacterial y proporcionan cubrebocas. La Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco) realizó reuniones virtuales con representantes de comerciantes y con autoridades de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD), para que esta asociación mantenga cerrados 36 de sus establecimientos del Centro Histórico los y lunes hasta nuevo aviso, y el resto de establecimientos los domingos. Pero el flujo sigue.

-Con información de Dulce Olvera