Los estados que no se afilien al nuevo modelo de salud, Insabi, no serán contemplados para el presupuesto adicional que se tiene para garantizar la gratuidad de los servicios. Los estados serán los únicos responsables de garantizar los servicios a sus habitantes, Hugo López-Gatell.

Ciudad de México, 17 enero (SinEmbargo).- Hugo López-Gatell, Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud del Gobierno federal, señaló que los estados tienen hasta el 31 de enero para afiliarse al nuevo modelo de salud al que pertenece el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), de lo contrario serán los responsables de garantizar los servicios de sus habitantes.

Únicamente 13 de los 32 estados de la República se han adherido al nuevo modelo, sin embargo el funcionario aseguró que confía en que la mayoría lo hagan, razón por la cual se ha promovido diálogo con todas las entidades.

Son 19 estados los que no han firmado la adhesión, entre ellos Morelos, Guanajuato, Jalisco, Aguascalientes, Querétaro y Tamaulipas.

Cinco de los estados que se han opuesto al modelo de salud se encuentran gobernados por el Pan y se han propuesto elaborar una contrapropuesta, que podrían dar a conocer entre el sábado y el lunes.

En una reunión con los medios, López-Gatell dijo que no se trata de una medida de presión, sin embargo los 40 mil millones de pesos que se tienen dispuestos para el Insabi sólo serán distribuidos entre los estados que firmen el convenio y quienes no se adhieran al nuevo modelo recibirán solo el presupuesto que les toca por Ley.

“Si deciden en cambio usar el dinero de la fiscalización estatal o los impuestos estatales para organizar los servicios de salud con el gasto estatal, pues adelante y , si lo logran, les aplaudiremos”, señaló.

Por su parte Jorge Alcocer Varela, Secretario de Salud dijo que se mantendrá el apoyo económico a las entidades que no se adhieran al modelo del Insabi, pero la responsabilidad activa de salud estará en esos estados.