El ex titular del IMSS dijo que la tenacidad de López Obrador deber ser acompañada de mayor talento. Señaló que su salida del instituto de salud no representa una ruptura con el mandatario mexicano, y alertó de la urgencia de permitir que el IMSS ejerza el gasto que tiene autorizado para apoyar a la población más pobre del país.

Ciudad de México, 17 de junio (SinEmbargo).- Germán Martínez aseguró que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) debería tener mayor sensibilidad y dotar de más recursos al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), a fin de atender las necesidades de la población con menos recursos en el país.

Durante una entrevista con Carlos Loret de Mola, el ex titular del IMSS pidió a todas la áreas del Gobierno “acatar” la orden del Presidente Andrés Manuel López Obrador de fortalecer el sistema de salud pública y atender a toda la población mexicana.

“Se necesita dinero para atender a los más pobres de este país en medicinas, en consultas gratuitas, como ordena el Presidente de la República, y eso lo deben acatar todas la áreas de Gobierno”, declaró en el noticiero matutino de Televisa.

El ahora Senador por el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) dijo que la tenacidad de López Obrador deber ser acompañada de mayor talento.

Sobre su salida del IMSS, a seis meses de haber tomado el cargo, señaló que las disputas con los “duendes hacendarios no valían la pena” ante la cantidad de pacientes en espera dentro de los hospitales de dicho servicio público.

Reiteró que la decisión de dejar al instituto fue personal y de “alguien que tiene vergüenza pública”, ya que no quería poner en riesgo la salud de miles de niños y personas.

Deseó que el nuevo titular del IMSS, Zoé Robledo, pueda restablecer las relaciones con Hacienda para que “se entreguen medicinas y se abata la espera en el IMSS”.

Cuestionado sobre si su salida del IMSS representaba una ruptura con el Presidente, señaló que no, ya que “la vocación de igualdad y de decencia, y hasta de moralidad del Presidente López Obrador es lo que me tiene al lado de él”.

Martínez llamó a poner atención en la subestimación de las cuotas obrero-patronales del IMSS, ya que ahí es donde “está la peor corrupción del instituto”; y que situaciones como el outsourcing deben combatirse para dotar de más recurso al IMSS.

A la par, reiteró su petición de que “se deje gastar al IMSS” y también ejercer los recursos que el instituto tiene a su disposición.

Finalmente, Martínez recalcó que en el Senado será un aliado del Presidente López Obrador y sabrá construir un “sí” alrededor de lo que busca el mandatario del Ejecutivo federal.

LA RENUNCIA

El pasado 21 de mayo, Martínez anunció que dejaba el instituto y acusó a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) de servir en los hechos al neoliberalismo.

“Quiero decirlo lo más claro que puedo y debo: algunos funcionarios de la Secretaría Hacienda tienen una injerencia perniciosa en el IMSS y ponen en riesgo la vocación igualitaria, de justicia y, concretamente, de prestación de servicios de salud que tiene el Seguro Social”, dijo en una carta publicada en el sitio oficial del Instituto Mexicano del Seguro Social.

“El Presidente del Gobierno de México proclamó el fin del neoliberalismo, pero en el IMSS algunas injerencias de Hacienda son de esencia neoliberal: ahorro y más ahorro, recortes de personal y más recortes de personal, y un rediseño institucional donde importa más el ‘cargo’ que el ‘encargo’”, sostuvo.

Germán Martínez también dijo que algunos funcionarios de Hacienda “intentan una remodelación cosmética del IMSS, donde por ejemplo, se pretende reformar el Reglamento para colocar funcionarios administrativos en los Estados desde la Secretaría de Hacienda, y así anular a los Delegados que este Consejo Técnico aprobó. Buscan nombrar, en todo el país, una suerte de ‘delegados administrativos estatales’, fuera de este Consejo, para que ellos, en los hechos, administren desde lo local al IMSS”.