La Procuraduría General de la República (PGR) ya tuvo contacto con los padres de los niños y niñas que fueron víctimas de abuso sexual en un kínder de la Ciudad de México. 

Ciudad de México, 17 de octubre (SinEmbargo).- La Procuraduría General de la República (PGR) ya investiga el caso de abuso sexual contra los estudiantes de un kínder en la alcaldía de Gustavo A. Madero, en la Ciudad de México.

La autoridad informó hoy que tras recibir la denuncia, se inició una una carpeta de investigación. Representantes de la PGR sostuvieron una reunión con padres de familia de los niños y niñas víctimas.

Durante la reunión a la que asistieron representantes de la Subsecretaría de Derechos Humanos, Prevención del Delito y Servicios a la Comunidad (SDHPDSC), la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), la Secretaría de Educación Pública (SEP), el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV), la Ciudad de México y la Procuraduría Federal de Protección a Niños, Niñas y Adolescentes, las autoridades señalaron la forma en que se trabajará en el tema.

Se informó además que ya se labora con un equipo multidisciplinario en el caso de cuatro de los niños que fueron víctimas. Hasta el momento, la PGR ha tomado más de 20 declaraciones de los padres de familia.

Asimismo, se expuso también que personal especializado de la Fiscalía Especial para los Delitos de Violencia contra las Mujeres y Trata de Personas (FEVIMTRA) ya acudió al jardín de niños para realizar diversas diligencias con el objeto de agilizar el proceso de investigación.

Las autoridades explicaron el procedimiento del proceso de entrevista a los menores para rendir declaración y se enfatizó que en todo momento se actuará con salvaguarda de los derechos humanos y la integridad de los menores.

Tanto la PGR como las demás autoridades federales y locales se comprometieron a trabajar conjuntamente y refrendaron su compromiso para esclarecer el caso en agravio de menores, cuyas edades oscilan entre los tres y cinco años.