Todos dicen que Alberto Patishtán Gómez es inocente. Hasta autoridades. ¿Entonces por qué sigue preso?

19/04/2013 - 12:00 am
Integrantes de La Otra Campaña, del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad y miembros de la comunidad del Bosque en Chipas han realizado manifestaciones en todo el país. Sin éxito. Foto: Cuartoscuro
Integrantes de La Otra Campaña, del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad y miembros de la comunidad del Bosque en Chipas han realizado manifestaciones en todo el país. Sin éxito. Foto: Cuartoscuro

Ciudad de México, 19 de abril (SinEmbargo).– El indígena tzotzil Alberto Patishtán Gómez se desempeñaba como profesor cuando fue detenido. Su proceso estuvo plagado de dudas e irregularidades. Fue acusado de participar en una emboscada que el 12 de junio del 2000 costó la vida de siete policías, y que además dejó dos heridos. Fue sentenciado por lesiones, homicidio calificado y portación de armas de uso exclusivo del Ejército, entre otras.

Hoy es su cumpleaños número 42 y lo pasará tras las rejas, donde debe cumplir una sentencia de 60 años.

A lo largo de los últimos años ha encabezado una lucha legal. En la más reciente de sus batallas la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) rechazó el recurso último que le quedaba, para el reconocimiento de su inocencia.

No sólo pugna por él. Ha solicitado al Gobernador Manuel Velasco Coello “que tome en cuenta las demandas de libertad de mis compañeros solidarios de la Voz del Amate, pues también son víctimas de las injusticias”.

Su historia a tomado tintes internacionales. Decenas de organismos se han pronunciado a favor de su libertad, mientras la imagen de su rostro circula por otros países. Incluso el fallecido obispo Samuel Ruiz García fue a su celda para entregarle el reconocimiento “Jtatic Jcanan Lum” por su lucha en favor de los derechos humanos de sus compañeros.

Las cartas de apoyo y pidiendo su liberación han llegado por cientos a las autoridades, jueces y magistrados. Pero nada. Él sigue en prisión, a la espera de una resolución de un tribunal chiapaneco para obtener su libertad o seguir pagando su condena.

Foto: albertopatishtan.blogspot.mx
¿Por qué sigue preso? Foto: albertopatishtan.blogspot.mx

De acuerdo con Amnistía Internacional, “hubo serias fallas en el proceso”,  entre ellas irregularidades y contradicciones en la declaración del testigo que identificó a Alberto Patishtán como responsable de los delitos. Este testimonio fue tomado en cuenta, mientras que la evidencia que indicaba que Patishtán se encontraba en otro lugar durante la emboscada, fue desechada.

Se declaró adherente en La Otra Campaña del EZLN y se consolidó como líder y vocero de los indígenas de La Voz de El Amate, que al igual que él, aseguran ser inocentes. Sus miembros son, aparte del profesor, Rosario Díaz Méndez, Pedro López Jiménez, Alejandro Díaz Sántiz, Juan Díaz López, Juan Collazo Jiménez, Rosa López Díaz, Alfredo López, Jiménez, Benjamín López Aguilar y Juan López González.

Su día a día recluido han sido sumamente difíciles. En 2010 informó que padecía glaucoma, situación que se agravó por la inexistente atención médica en los centros de reclusión. Al siguiente año fue trasladado al Centro Federal de Readaptación en Guasave, Sinaloa, pero gracias a un amparo pudo regresar a Chiapas.

A principios de octubre de 2012 fue operado de un tumor en el cerebro. Sí, dos años después de que su visión comenzará a verse afectada. Pero en el Instituto Nacional de Neurología “Manuel Velasco Suárez”, las cosas no cambiaron. Ahí lo esposaron a la cama, mientras esperaba su intervención quirúrgica.

Y su lucha siguió. El 22 de octubre del 2012, Amnistía Internacional envío una carta a la y los ministros de la Suprema Corte SCJN sobre las irregularidades en el proceso de Patishtán Gómez.

Alberto Leonel Rivero, abogado del Despacho de Defensa Estrátegica en Derechos Humanos, AC, consiguió hacer llegar el caso a la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación el pasado 6 de marzo. Pero vino la decepción.

Por tres votos contra dos, la Corte resolvió no retener la competencia sobre el incidente de reconocimiento de inocencia de Patishtán. Como resultado de esta decisión el proceso fue retornado al Tribunal Colegiado del Vigésimo Circuito, donde será revisado este mismo mes.

Los ministros José Ramón Cossío, Jorge Pardo y Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena rechazaron que la SCJN conociera el asunto y lo resolviera, mientras que Olga Sánchez Cordero y Arturo Zaldívar votaron por lo contrario.

Fue tal la indignación que esta resolución causó, que el subcomandante Marcos expresó:

El sistema de justicia reedita su ridiculez (que rima con Cassez) al negarle al profesor Alberto Pathistán Gómez la libertad, y así condenarlo por ser indígena en el México del siglo XXI. Pero el profesor resiste, y ni hablar de las comunidades indígenas zapatistas…”

Por su parte, Amnistía Internacional envió el 20 de marzo una carta a los Magistrados del Primer Tribunal Colegiado Vigésimo de Circuito, quienes resolverán si es procedente el reconocimiento de inocencia de Alberto Patishtán, donde indica que se detectaron varias fallas en su proceso.

La organización denuncia que Patishtán no tuvo acceso a una defensa adecuada, pues las dos personas que tuvieron su caso, actuaron con “notables deficiencias” y mencionó:

Amnistía Internacional ha documentado en varias ocasiones como el sistema de justicia en México falla en garantizar procesos justos e igualitarios, especialmente cuando la persona acusada es un indígena de escasos recursos económicos y sociales”.

En las redes sociales se pide su pronta liberación
En las redes sociales, organizaciones piden su liberación. Foto: Facebook

A la demanda por la libertad de Patishtán Gómez se han sumado indígenas presos en el Penal Cinco de San Cristóbal de las Casas, quienes se agrupan como “La Voz del Amate” y han realizado huelgas de hambre.

En un comunicado emitido a finales de marzo, reos de dicha cárcel solicitaron al Gobernador Manuel Velasco Coello, “que nos liberen de forma inmediata e incondicional, somos inocentes de los delitos que se nos imputan”.

“A las organizaciones independientes pedimos que no cesen de exigir justicia y la libertad de muchos presos encarcelados injustamente, el triunfo es nuestro, vivir o morir por la verdad y la justicia”, expusieron.

Todos ellos acusan las mismas condiciones de injusticia, que los mantienen presos a pesar de las dudosas circunstancias que los llevaron a la cárcel.

Recientemente, Enlace Zapatista, organismo de comunicación del EZLN, convocó a una campaña global en las redes sociales para exigir la libertad del maestro indígena e indicó:

Este 19 de abril, Alberto Patishtán cumple 42 años de edad, mientras espera la resolución de un tribunal chiapaneco, el último resquicio legal para obtener su libertad o, de lo contrario, pasar otros 48 años encarcelado, injustamente, acusado de delitos que no cometió.

Los medios libres convocamos a una acción tuitera este viernes, donde intentaremos colocar el hashtag o etiqueta #LibertadPatishtan como Trending Topic (TT)”.

A esta petición se unieron los medios Koman Ilel, Radio Pozol, Radio Zapatista, Centro de Medios Libres y Chiapas Denuncia Pública.

Por su parte el Movimiento de El Bosque por la Libertad de Alberto Patishtán Gómez y la organización Pueblo Creyente de la diócesis de San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, convocaron a manifestarse este día en el Tribunal Colegiado del Vigésimo Circuito.

Hasta el propio Gobernador Manuel Velasco Coello ha insistido en su liberación:

No queremos que vuelvan a existir casos como el del maestro Alberto Patishtán, quien no debió ser encarcelado.

El mismo Patishtán  ha convocado, desde la prisión, a na movilización en el DF para demandar su libertad, frente a las instalaciones de la Judicatura Federal.

“Por la verdad no se puede callar ni descansar, mucho menos por la justicia que todos anhelamos los mexicanos. Digo esto porque realmente el sistema de procuración de ‘justicia’ está lejos de la luz de la verdad. Tal como incurrieron los tres ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación sobre mi caso”, escribió.

Pese a todo, el profesor Alberto Patishtán mantiene una sonrisa en el rostro y no deja morir la esperanza.“Pueden pasar muchas cosas, pero yo digo que sí, que sí podemos tener una respuesta favorable”, ha declarado, mientras espera la tan ansiada libertad, esa que ha buscado por más de una década y que asegura, pronto llegará.

 

en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas