¿Sabías que para fabricar un pantalón de mezclilla se usan cerca de 7 mil litros de agua? La sustentabilidad es un tema que ya debe formar parte de la industria de la moda. “Creemos que empresas en todas las industrias deben estar viendo como minimizar su impacto y en particular C&A quiere ser una fuerza para bien adentro la industria de la moda”, dijo Kelly Kroger, CEO de C&A México a Magazine.

Ciudad de México, 19 de mayo (SinEmbargo).- Pocas veces somos conscientes del impacto ecológico que tiene la industria de la ropa, basta decir que para fabricar un pantalón de mezclilla se usan cerca de 7 mil litros de agua y que el poliéster, una de las fibras más usadas en las prendas, tarda más de 200 años en descomponerse. Ante esta situación han surgido diversas opciones de moda sustentable que buscan crear prendas con mejores practicas y buscando generar el menor impacto posible.

“La moda sustentable se preocupa por el impacto ambiental y social de cada prenda, creando ropa con mejoras prácticas en esos sentidos. En el caso de C&A, trabajamos bajo un Marco Global de Sustentabilidad que desde sus tres pilares, cuida tanto el producto como la línea de suministro y a todas las personas involucradas en el proceso”, explicó a Magazine Kelly Kroger, CEO de C&A México.

Justo una de las opciones es la de C&A que lleva varios años haciendo de la sustentabilidad parte importante de su negocio, en sus tiendas se pueden encontrar prendas de algodón orgánico, es decir, que no se utilizan pesticidas ni fertilizantes sintéticos, ni organismos genéticamente modificados. Además cuenta con la certificación Cradle to Cradle, que Kelly define como “un concepto de diseño en el que los productos son creados de acuerdo a los principios de una economía circular ideal, lo que significa que apunta a ambiciones mucho más altas que el reciclaje convencional y el concepto de eco-eficiencia”. Cradle to Cradle certifica todos los aspectos detrás de cada producto: el abastecimiento de las materias primas, el uso de productos químicos, agua o energía en la fabricación, el diseño para la reutilización de materiales y las condiciones sociales en la cadena de valor.

“Creemos que empresas en todas las industrias deben estar viendo como minimizar su impacto y en particular C&A quiere ser una fuerza para bien adentro la industria de la moda”, dijo Kelly.

La sustentabilidad es un tema que puede usarse en diversas áreas, incluso en el mobiliario de las tiendas. Kroger explicó que el concepto actual que manejan es el “Fashion Market pensado desde la sustentabilidad: materiales reutilizables, un mayor ahorro de energía eléctrica y mobiliario modular que nos permite distintas configuraciones”. Aunque por le momento son 14 tiendas poco apoco todas y las aperturas manejaran estos elementos.

UN LARGO CAMINO

En países de Europa la sustentabilidad es una realidad a la que se le da mucho peso, en México queda mucho camino por recorrer sin embargo, ya existen fabricantes que buscan mejorar y piensan en el daño al ambiente, así lo revela la CEO.

“Es bien sabido que en algunos países de Europa nos llevan años de ventaja en materia de sustentabilidad y la industria de la moda a nivel nacional no es la excepción. Sin embargo, muchos fabricantes nacionales están mejorando sus prácticas ya que esto, además de traerle beneficios al medio ambiente, los ‘rankea’ en un mejor sitio para colaborar con grandes marcas y de esta forma incrementar su producción”.

Otro aspecto relevante es la consciencia de los consumidores para que busquen prendas amigables con el medio ambiente, que revisen las certificaciones y puedan formar parte de estas opciones de moda.

“Aún nos falta a todos un largo camino por recorrer, pero cada vez hay más mensajes de alerta y concientización que nos hacen reflexionar sobre el tema. Distintas campañas y marcas han comenzado a hacer el cambio y sabemos que nuestros clientes se adaptarán a estas iniciativas, sobre todo porque siguen manteniendo nuestra premisa de ser accesibles”, contó Kelly Kroger.

La sustentabilidad es un aspecto importante en diversas áreas de producción y en el futuro de la moda. “La industria de la moda debe adaptarse a los cambios que cuiden nuestro planeta y es pieza fundamental para que el cambio sea masivo, pues todas las personas estamos ligadas a esta industria de una u otra manera”.