México

La pandemia detonó violaciones sexuales, homicidios y suicidios de niños en México

19/08/2021 - 8:25 am

El Gobierno de México presentó las cifras de violencia contra los menores para argumentar el porqué se debe volver a clases presenciales, luego de que las aulas fueran cerradas por más de un año debido a la pandemia del coronavirus.

Ciudad de México, 19 de agosto (SinEmbargo).– Alejandro Encinas, Subsecretario de Gobernación, advirtió esta mañana que la pandemia ha detonado todo tipo de violencias contra los niños mexicanos. No sólo son las agresiones físicas: han aumentado los embarazos de niñas por violación sexual, incluso los homicidios y aún más: los suicidios. Algunas de las cifras que mostró esta mañana Encinas hablan de un descomposición histórica en las condiciones de los menores de edad.

El Gobierno federal mexicano ha presentado este panorama crudo para argumentar a los padres de familia sobre el por qué es momento de mandar a los niños a la escuela: para defenderlos y abrirles espacios de protección, de convivencia y educación. Las aulas han sido cerradas por un año y medio debido al SARS-CoV-2 y su enfermedad, la COVID-19; es demasiado, coinciden las autoridades. El Gobierno además parece argumentar para la cantidad de opinadores en la prensa mexicana que califican de “irresponsable” impulsar un regreso a clases.

El representante de Unicef, invitado a la conferencia de prensa del Presidente Andrés Manuel López Obrador, estuvo de acuerdo en que se programe el regreso ordenado. En todo el mundo hay debates, dijo, sobre este tema.

Alejandro Encinas presentó el estudio que se llevó a cabo en colaboración con distintas dependencias del Gobierno para evaluar el impacto de la pandemia del coronavirus en los niños.

“Lamentablemente las condiciones de confinamiento, las restricciones a la movilidad, la suspensión de clases y otros factores han generado grandes afectaciones en las niñas y niños del país. Afectaciones en las etapas de desarrollo y salud mental por falta de convivencia comunitaria, afectaciones a su proyecto de vida por la deserción escolar y el incremento de desigualdad. El incremento de la vulnerabilidad ante la violencia familiar, el incremento en los homicidios infantiles y los embarazos en menores de edad”, comentó Encinas.

Una encuesta del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) señaló que 5.2 millones de estudiantes no se inscribieron en el ciclo escolar 2020-2021 por causas relacionadas con COVID-19 o por falta de recursos. De ellos, tres millones son niñas y niños.

En el ciclo escolar 2020-2021 están matriculados en el sistema escolarizado 35.6 millones de niñas, niños y jóvenes de distintos niveles educativos.

Dicha matrícula de educación básica sufrió una reducción de 2.6 por ciento; la educación media superior del 3.1 por ciento y la educación superior del 0.8 por ciento.

Uno de los elementos más significativos es el incremento de la violencia familiar durante la pandemia, de marzo a junio de 2021 se registraron niveles máximos históricos de violencia familiar contra niños y niñas.

Durante el primer trimestre del presente año, se registraron 129 mil 020 carpetas de investigación por violencia familiar, un aumento del 24 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior, revirtiendo la tendencia descendiente de dicho delito. Encinas recalcó que gran número de estas lesiones no son denunciadas.

El funcionario también mencionó que en 2020 del total de lesiones por violencia, el 75.78 por ciento ocurrieron dentro del hogar; en el 73 por ciento de los casos, la persona responsable tenía algún parentesco con la víctima; y el 81.6 por ciento de las víctimas fueron niñas y adolescentes.

En comparación con el 2021, cuando los casos por parentesco alcanzaron el 65.96 por ciento; las niñas y adolescentes son las más violentadas con el 92.81 por ciento.

Impacto de la pandemis en niñas y niños

Los tipos de violencia que más se generan son: psicológica (37.85 por ciento), sexual (29.69 por ciento), física (26.33 por ciento), abandono o negligencia (4.51 por ciento) y económica (1.63 por ciento).

De acuerdo con las estimaciones del Consejo Nacional de Población (Conapo), al día nacen más de mil bebés de niñas y adolescentes.

En 2020 se reportaron 373 mil 761 nacimientos de madres adolescentes, de los cuales 8 mil 876 son hijas e hijos de menores de 14 años.

Niñas de entre 10 y 14 años fueron embarazadas por amigos, familiares, desconocidos o exparejas, la mayoría de éstos ocurrió por violación sexual o matrimonios arreglados.

Cuatro de 100 nacimientos son de madres menores de 17 años, según el Registro Nacional de Población (Renapo).

Los fallecimientos por embarazo o parto en adolescentes de 15 a 17 años ocupa el sexto lugar en motivos de muerte.

Durante el periodo de 2018 a 2021, se registraron 4 mil 401 homicidios de niñas, niños y adolescentes.

En 2020 fue la tercera causa de decesos en niños (146) y sexta en niñas (120). Entre los 1 y 14 años, el homicidio se reportó como la primera causa de defunción en adolescentes hombres (961) de entre 15 y 17 años.

Para combatir toda esta ola de violencia, el Subsecretario destacó que es fundamental regresar a clases presenciales. Foto: Cuartoscuro

Respecto a los suicidios, Encinas dio a conocer que en 2020 hubo mil 150 suicidios, una cifra récord.

Entre 2019 y 2020, la tasa de suicidios incrementó un 12 por ciento, de 4.63 a 5.18, llegando a máximos históricos.

Los suicidios de menores de 10 a 14 años subieron de 37 por ciento; y 12 por ciento en mujeres de 15 a 19 años.

El pensamiento suicida en adolescentes también tuvo un incremento de 5.1 a 6.9 por ciento de 2018 a 2020. Mientras que, en el mismo lapso, la conducta suicida vio un aumento del 3.9 por ciento al 6 por ciento.

El Inegi señaló que 5.2 millones de estudiantes no se inscribieron en el ciclo escolar 2020-2121 por causas relacionadas con COVID-19 o por falta de recursos. Foto: Cuartoscuro

Estos sucesos también impactan en la desaparición de menores de edad, pues del 1 de enero de 2020 al 10 de agosto de 2021 se registran 4 mil 325 desapariciones en México, mil 470 niños (33.99 por ciento) y 2 mil 853 niñas (65.97 por ciento).

Además de un incremento de las desapariciones de mujeres de 15 a 17 años, presuntamente relacionado con la víctimas de explotación sexual, y Encinas mencionó que en algunos casos, el proxeneta tiene parentesco con las mujeres maltratadas.

Para combatir toda esta ola de violencia, el Subsecretario destacó que es fundamental regresar a clases presenciales.

“Desde el ámbito de los derechos humanos, consideramos urgente abrir los espacios de convivencia y educativos que permitan que las niñas y niños comiencen a resarcir las afectaciones por el confinamiento”.

Consulta Nacional de niñas, niños y adolescentes

“El regreso a clases es una medida importantísima, las escuelas son espacios de información, pero también de convivencia, que permiten detectar los otros tipos de violencia del que son objetos las niñas y niños”, aseveró Alejandro Encinas.

A la par, mencionó que se deben tomar y fortalecer las medidas preventivas y sanitarias incentivando el cuidado comunitario y autocuidado de la niñez en el país para evitar la propagación del coronavirus.

en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video

más leídas

más leídas