El Departamento de Comercio dijo que el acuerdo beneficia a productores de tomate en todo Estados Unidos, incluidos los de Florida, Texas y Arizona. Estados Unidos importa tomates mexicanos por un valor aproximado de dos mil millones de dólares al año.

WASHINGTON, 20 de septiembre (AP).- El Departamento de Comercio de Estados Unidos llegó a un acuerdo con los productores de tomate mexicano para evitar que lo que considera una hortaliza injustamente barata llegue a los consumidores estadounidenses, con lo que se evita la posible imposición de un arancel de 25 por ciento.

El Secretario de Comercio, Wilbur Ross, dijo el jueves que el acuerdo “protege a los productores de tomate de Estados Unidos del comercio injusto. También elimina serias incertidumbres para los productores mexicanos y sus trabajadores”.

Estados Unidos importa tomates mexicanos por un valor aproximado de dos mil millones de dólares al año.

El acuerdo fija precios mínimos para el tomate mexicano, incluso un recargo de 40por ciento en las importaciones orgánicas.

El mes pasado se llegó tentativamente al acuerdo después de que el Florida Tomato Exchange solicitara en 2018 una investigación por supuesto dumping y supresión de precios.

El Departamento de Comercio dijo que el acuerdo beneficia a productores de tomate en todo Estados Unidos, incluidos los de Florida, Texas y Arizona.

ACUERDO ANTERIOR

El 21 de agosto, antes de que se venciera el plazo legal, los productores y exportadores mexicanos de tomate alcanzaron un acuerdo con el Departamento de Comercio de Estados Unidos que suspende la investigación de “dumping” que se realizaba en contra del producto.

La Asociación Mexicana de Horticultura Protegida (AMHPAC), la Confederación de Asociaciones Agrícolas del Estado de Sinaloa (CAADES), el Consejo Agrícola de Baja California (CABC), el Sistema Producto Tomate Nacional (SPTN) y la Asociación de Productores de Hortalizas del Yaqui-Mayo (APHYM) informaron que con ello se evitará el pago de arancel.

“El día de hoy, en la medianoche antes de vencer el plazo legal, los productores de tomate mexicanos y el Departamento de Comercio de los Estados Unidos de América llegamos a un Nuevo Acuerdo que suspende la investigación de dumping en curso, que fue reactivada después del 7 de mayo a pesar que 90 días antes el Secretario de Comercio Wilbur Ross, había comunicado a la industria del tomate mexicano su decisión de terminar unilateralmente el acuerdo que había estado en vigor desde 1996”, explicó Mario Robles, director del CAADES en un comunicado de prensa.

Una vez que entre en vigor el nuevo acuerdo, las exportaciones de jitomate mexicano podrán realizarse sin pagar aranceles. En tanto, lo pagado por los productores desde el 7 de mayo se les devolverá cuando el documento se publique en el Registro Federal de Estados Unidos, según la información disponible.