La precandidata del PAN a la presidencia de la República, Josefina Vázquez Mota, ha contratado al asesor español Antonio Solá, a quién se le conoce como el “rey de la propaganda negra y guerra sucia”.

Se trata del estratega que acompañó a Felipe Calderón en 2006.

El mismo Solá felicitó en Twitter a su equipo de trabajo por estar trabajando ya con la ex secretaria de Educación Pública y ex titular de Desarrollo Social.

Antonio Solá Reche es un ciudadano español que estuvo encargado de imagen en la campaña del actual presidente de la República, Felipe Calderón Hinojosa.

Es un consultor español, habitual colaborador del Partido Popular en España, que ha trabajado con el ex presidente del gobierno español, José María Aznar en el desarrollo de campañas e impartición de cursos de comunicación.

En 2006, Solá, ciudadano español, se nacionalizó mexicano. A Solá Reché se le menciona como el estratega que el Partido Acción Nacional buscaría para para intentar retener la mayoría en el Congreso federal y la Presidencia de la República en el 2012, para lo cual diseña la campaña, dicen algunos columnistas, “comandada desde Los Pinos a fin de intentar frenar, a como de lugar, el ascenso electoral del PRI, ante la dramática caída del PAN en las preferencias electorales”.

Antonio Solá fue el “cerebro de la campaña de odio” que enfrentó a los mexicanos durante las elecciones del 2006. Fue el creador del slogan “8 de cada diez gatos prefiere a López Obrador”, entre otros.

Dicen otros columnistas y analistas políticos que su métodos son “la polarización, mediante el desprestigio del contrario, sin importar las consecuencias que eso pudiera tener en la convivencia social y en la gobernabilidad del país”.

La biografía de Antonio Solá Reche es la siguiente, socio director de Ostos&Solá, empresa ubicada en Conde de Peñalver 52, en Madrid, que ofrece asesorías en comunicación, imagen, cabildeo, estrategias políticas y entrenamiento de directivos. Cuyo sitio web es www.ostossola.com

Desde muy joven milita en el Partido Popular de España, que agrupa a la derecha española; diseñó la campaña en contra del ex jefe de gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero, misma que fracasó, pues su asesorado, Mariano Rajoy, perdió la elección. Pero ahora, ganó en su estrategia contra Alfredo Pérez Rubalcaba, candidato del PSOE

El signo distintivo de Solá es el uso de la llamada “propaganda negra” y de las “campañas negativas”. La primera se sustenta en “manchar” la imagen del adversario, en el esparcimiento de rumores, uso de pasquines y del Internet, para denostar la figura del contrincante político, las más de las veces con falsedades.

La segunda, se encamina a inhibir el voto a favor del adversario, más que a ganar adeptos por las propuestas propias.

Pese al resultado obtenido por el PAN en 2006, el record de Antonio Solá en los últimos procesos electorales en que ha participado, han sido fracasos.

El más sonado es el de Mariano Rajoy, en España; pero también en Argentina, donde ganó la izquierdista Cristina Kirchner; en Perú, donde triunfó Alan García; o en Guatemala, con la elección de Álvaro Colom.

En la elección federal intermedia del 2009, la “campaña sucia” emprendida por Germán Martínez, el ex presidente del Partido Acción Nacional, obedeció a la estrategia diseñada por Solá.