México

¿Muñoz Ledo a Cuba? El Presidente dice no saber “sobre eso” y pide a Ebrard informar

21/01/2022 - 9:08 am

El expresidente de la Cámara de Diputados y uno de los más críticos al interior de Morena con la actual administración había revelado en diversas entrevistas esta semana que el Gobierno mexicano le había ofrecido la Embajada en la isla caribeña.

Ciudad de México, 21 de enero (SinEmbargo).– El Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo esta mañana desconocer si Porfirio Muñoz Ledo será Embajador de México en Cuba, como el mismo político –miembro de Morena pero asesor del partido Movimiento Ciudadano– ha dicho desde ayer en distintas entrevistas.

“No tengo información sobre eso. Marcelo Ebrard va, seguramente, a informar”, dijo el Presidente, y dio por terminada su conferencia matutina.

El Jefe del Ejecutivo federal ha defendido y personalmente ha explicado cada uno de los nombramientos que se han anunciado para el Servicio Exterior, muchos de ellos polémicos. Muñoz Ledo desató una campaña en contra de López Obrador porque no pudo ser electo dos veces Presidente de la Cámara de Diputados –algo que era y es ilegal– y porque no pudo ser el dirigente nacional de Morena.

En las últimas semanas dijo que el sexenio de López Obrador se iba a “desmoronar en dos años” y luego cambió su discurso, repentinamente, y dijo que tenía “gran esperanza” en lo que estaba haciendo. Para entonces, según los tiempos que él mismo ha ofrecido, ya había platicado con alguien dentro del Gobierno federal que le garantizaría el nombramiento. Ese debió ser Marcelo Ebrard, quien está al frente de la Secretaría de Relaciones Exteriores y es quien tiene esa cartera.

El exdiputado federal dijo apenas el 5 de diciembre que López Obrador cuenta con buena popularidad y poder de convocatoria, pero “el régimen”, como calificó a la actual Administración federal, se “desgajará” en dos años.

“Este régimen tenderá a desgajarse en los próximos dos años”, afirmó Muñoz Ledo durante su discurso luego de recibir la medalla Benito Juárez al mérito que le otorgó la dirigencia nacional de partido Movimiento Ciudadano (MC). Fue en el World Trade Center. El expresidente de la Cámara de Diputados también consideró que el acto masivo que al que convocó el mandatario federal en el Zócalo de la Ciudad de México sólo demuestra el temor al vacío de poder que, sostuvo, ya comienza a sentirse.

“Algo teme, y lo lamento, yo creo que está sintiendo el vacío del abandono del poder, sabiendo además que el nivel de concentración de poder que existe en México no es eterno, que, por fuerza de la política de la economía, de la sociedad, y de las ambiciones, este régimen tenderá a desgajarse en los próximos años”, dijo. Más tarde confesaría que ya es asesor de esa fuerza política.

Pero eso cambió el 16 de enero pasado. Muñoz Ledo dijo que López Obrador está abriendo “un horizonte nuevo de representación política en América Latina” y manifestó que “es obvio” que toda América Latina va hacia la izquierda.

Porfirio Muñoz Ledo recibió el premio Nacional Benito Juárez al mérito ciudadano por su trayectoria, entregado por Dante Delgado, coordinador nacional de Movimiento Ciudadano. El evento se llevó a cabo en el WTC.
Muñoz Ledo cambió su discurso crítico en los últimos días. Foto: Andrea Murcia, Cuartoscuro

“Soy un entusiasta de lo que está haciendo [el Presidente], abriendo un horizonte nuevo de representación política en América Latina, un gran proyecto porque América Latina va hacia la izquierda: en Chile, Perú, en Brasil ganará seguramente Lula. México tiene que adelantarse a ese tiempo y lo está haciendo el Presidente, estoy muy entusiasta y muy solidario con lo que está viendo López Obrador en América Latina”, dijo Muñoz Ledo.

Era la ceremonia por el 125 Aniversario del Natalicio de Carlos Pellicer realizada en el Palacio de Bellas Artes. Para entonces ya habría hablado con Ebrard con él sobre el nombramiento.

Ayer, en con Elisa Alanís Zurutuza, Muñoz Ledo se encargó de dar la noticia. Pero mencionó a Adán Augusto López, Secretario de Gobernación; no a Ebrard, el de Relaciones Exteriores. “Yo lo acepté porque lo mismo puedo pensar aquí que allá, porque estaría ganando mucho mi salud. Insisto que acepté no porque quiera volver al redil, sino por afecto al Estado mexicano”, dijo.

Muñoz Ledo publicó en mayo pasado un decálogo del “Movimiento por la República”, nombre del frente que quería construir “para impedir una mayor centralización del poder en México”. En ese momento, AMLO ya era, para él, un dictador. Dijo que este movimiento no pretendía convertirse en un partido político o suplir alguno de los ya existentes, pero sí busca mantener una conversación activa sobre el respeto de la división de poderes, además de la propuesta de ideas que conlleven a la democracia por la vía pacífica e institucional.

“Llamado de Ifigenia Martínez y un servidor para un diálogo incluyente sobre el futuro de la República, que impida una mayor centralización del poder y respete tanto la división de poderes, como el federalismo y los órganos constitucionales autónomos”, escribió Muñoz Ledo en la red social. Según el documento es a partir de esta segunda mitad del sexenio de López Obrador que “debe consumarse el movimiento libertario” que iniciaron, también de la mano de Cuauhtémoc Cárdenas, fundado en 1988, ya que con éste se definirá el futuro de México en el resto del siglo XXI.

López Obrador frente a Muñoz Ledo en diciembre de 2018. Foto: Cuartoscuro.

Al día siguiente, Ifigenia Martínez desmintió a Muñoz Ledo. “Con respecto a la carta publicada el día de hoy en las redes sociales del Lic. Porfirio Muñoz Ledo, respecto a mi participación en el llamado ‘Encuentro por la República’, hago la siguiente aclaración: Treinta años después del impulso y creación de la Corriente Democrática, quiero precisar, en principio, que reconozco a la Cuarta Transformación, encabezada por el Presidente Andrés Manuel López Obrador, como la consumación del movimiento que iniciamos en 1988: un gobierno democrático y justo, con objetivos nacionalistas y una ideología de izquierda”, expuso la legisladora, quien junto a Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano y Muñoz Ledo renunció PRI para iniciar el más importante movimiento social y político de los últimos años, que hizo cimbrar por primera vez al PRI en la elección presidencial de 1988.

“Como precursora de este proyecto transformador mi entusiasmo y confianza se encuentran, al igual que siempre, depositadas en este Gobierno establecido en 2018 y fundado en el sufragio de millones de mexicanos. Estoy convencida de que el camino que elegimos es el correcto y con esa convicción me he conducido a lo largo de estos últimos años como Senadora de la República y representante de la Cuarta Transformación: promoviendo las metas y objetivos que compartimos desde el inicio”, agregó.

“Finalizo firmando que mi posición es a favor de la unidad, la pluralidad y la construcción de consensos. La diversidad nos fortalece y es precisamente en la arena del diálogo y la confrontación respetuosa de ideas, donde se fundamenta la democracia. Muchas gracias”, concluyó.

en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video

más leídas

más leídas