México

Dos sacerdotes jesuitas son asesinados en Chihuahua; sujetos se llevan sus cuerpos

21/06/2022 - 8:40 am

La Compañía de Jesús condenó los hechos violentos en los que los sacerdotes perdieron la vida. Además, exigió justicia y la recuperación de los cuerpos de los religiosos que presuntamente “fueron sustraídos del templo por personas armadas”.

Ciudad de México, 21 de junio (SinEmbargo).- Dos sacerdotes jesuitas fueron asesinados a balazos al interior de la iglesia del pueblo de Cerocahui, en el municipio de Urique, Chihuahua.

Los hechos ocurrieron ayer alrededor de las 18:00 horas, cuando un hombre que era perseguido por sujetos armados entró al centro religioso. Ahí, los agresores ultimaron a la víctima.

Sin embargo, los sujetos también dispararon en contra de los sacerdotes, identificados como Javier Campos Morales y Joaquín César Mora Salazar, quienes también perdieron la vida.

La noticia fue confirmada por el Presidente Andrés Manuel López Obrador, quien en su rueda de prensa diaria aseguró que su Gobierno ya se encuentra atendiendo este asunto y mencionó que ya hay información sobre los posibles responsables de estos crímenes.

“Aquí también aprovecho para decir, tenemos información, ayer por la tarde noche, de unos asesinatos en Urique, al parecer de dos sacerdotes jesuitas. La información que tenemos hasta ahora, hasta las cinco de la mañana, es que entraron a la iglesia de Urique persiguiendo a una persona, la asesinaron, salieron los sacerdotes y al parecer también ellos fueron asesinados”.

“Estamos ahora atendiendo este asunto. Urique está en la sierra de Chihuahua, de Creel hacia adelante, por Témoris, por Chínipas. Es una zona de bastante presencia de la delincuencia organizada. Parece que se tiene ya información sobre los posibles responsables de estos crímenes. Es lo único que conocemos. Estamos trabajando en eso”, añadió.

A través de un comunicado, la Compañía de Jesús condenó los hechos violentos en los que los sacerdotes perdieron la vida. Además, exigió justicia y la recuperación de los cuerpos de los religiosos que presuntamente “fueron sustraídos del templo por personas armadas”.

Los jesuitas de México también demandaron que de forma inmediata se adopten todas las medidas de protección para salvaguardar la vida de sus compañeros, religiosas, laicos y de toda la comunidad de Cerocahui.

Pues denunciaron que hechos como estos no son aislados, ya que recordaron que en sierra tarahumara, como muchas otras regiones del país, enfrenta condiciones de violencia y olvido que no han sido revertidas.

“Todos los días hombres y mujeres son privados arbitrariamente de la vida, como hoy fueron asesinados nuestros hermanos. Los jesuitas de México no callaremos ante la realidad que lacera a toda la sociedad. Seguiremos presentes y trabajando por la misión de justicia, reconciliación y paz, a través de nuestras obras pastorales, educativas y sociales”.

Al denunciar lo ocurrido, la Compañía de Jesús se solidarizó con las personas que padecen esta misma situación, “sin que su sufrimiento suscite empatía y atención pública”.

“Confiamos que los testimonios de vida cristiana de nuestros queridos Javier y Joaquín sigan inspirando a hombres y mujeres a entregarse en el servicio a los más desprotegidos”, concluyó.

Por su parte, el Gobierno de Chihuahua condenó y lamentó los hechos violentos ocurridos. Asimismo, dio a conocer que se activaron los mecanismos de coordinación con la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y la Guardia Nacional para brindar seguridad a los pobladores del lugar.

Chihuahua es uno de los seis estados que concentra la mitad de los homicidios del país junto con Michoacán, Guanajuato, Baja California, México y Jalisco, de acuerdo con los registros de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana.

-Con información de AP

en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video

Más comentado

más leídas

más leídas