En el Estado de México, de acuerdo con autoridades estatales y federales, operan al menos 13 grupos delictivos vinculados a diferentes cárteles de la droga, entre ellos, La Familia Michoacana, y el Cártel Jalisco Nueva Generación, que ya se disputa determinadas zonas.

Las autoridades también reconocen la presencia, aunque con menor capacidad, de grupos ligados a Cártel de Tláhuac, Golfo, Beltrán Leyva e incluso de la Unión de Tepito.

Ciudad de México, 21 de noviembre (Sin embargo).– Los municipios del Estado de México “se han vuelto tierra de nadie”, donde por años ha imperado la colusión de las autoridades con la delincuencia, lo que ahora complica el combate a la inseguridad. Si los gobiernos realmente quisieran atacar el problema comenzarían por una verdadera y real estrategia contra la corrupción, coincidieron analistas de seguridad.

El pasado 13 de noviembre, autoridades de Estado de México revelaron que algunos comandantes y ex directores de seguridad pública de varios municipios mexiquenses sostuvieron una reunión con integrantes de un grupo delictivo para llegar a diversos acuerdos.

“Tuvimos conocimiento y, sobre todo, hago hincapié en el caso particular del área de inteligencia de la Secretaría, que habría existido en efecto una reunión con diferentes comisarios de algunos municipios, e incluso con algunos que no pasaron el control de confianza y que ya fueron separados de su cargo […] No tengo información precisa si fue con el Cártel de Jalisco Nueva Generación, pero sí que hubo alguna invitación (…)”, dijo la Secretaria de Seguridad del Estado de México, Maribel Cervantes Guerrero, de acuerdo con el diario Reforma y diversos medios.

La información vertida por la titular de la Secretaria de Seguridad, vino a confirmar las declaraciones y análisis que han dado algunos expertos en seguridad, como el especialista Ricardo Ravelo, quien recientemente reiteró que la crisis de inseguridad y la falta de una estrategia de combate a la delincuencia organizada se agrava en los estados debido a una fuerte colusión de las autoridades municipales, estatales y de sus cuerpos policíacos con el crimen organizado.

La violencia, corrupción e impunidad han imperado por años en Edomex, coinciden analistas. Foto: Cuartoscuro

De acuerdo con Ravelo, al menos el 80 por ciento de las policías estatales en el país no son confiables. “Y más abajo, a nivel de los municipios, muchos de estos territorios son pueblos sin ley donde las policías son grupos armados de los grupos criminales”.

El doctor en Derecho, José Antonio Álvarez León, académico de la Facultad de Estudios Superiores Acatlán de la UNAM, dijo que en el Estado de México muchos de los municipios, “que antes eran tierras olvidadas, hace unos 40 años, ahora son grandes focos de negocio y corrupción, y se han vuelto tierra de nadie”.

TENDENCIA DE DELITOS AL ALZA

El Estado de México no deja de ocupar los primeros lugares en homicidios dolosos, asesinato de mujeres y delitos como extorsión, mismos que a la par mantienen una tendencia al alza. De enero a septiembre ha crecido el número de víctimas de todos los delitos de alto impacto en comparación con el mismo periodo de 2018.

Con un total de 2 mil 163 personas asesinadas en los primeros nueve meses del año, el homicidio doloso creció 13.60 por ciento en comparación con el mismo lapso del año pasado que reporta un total de 1 mil 904 víctimas.

En tanto que la cifra de personas asesinadas con arma de fuego subió un 11.19 por ciento; las víctimas de lesiones con arma de fuego un 45. 45 por ciento; las de feminicidio aumentaron un 12.5 por ciento, en comparación con los mismos periodos del año pasado.

El secuestro registra un alza de 23.3 por ciento de enero a septiembre del presente año, con respecto al mismo periodo de 2018. El secuestro extorsivo aumentó 20 por ciento, en tanto que el secuestro exprés, que en 2018 no tenía registro, para este año ya acumula al menos cuatro casos.

Las víctimas de extorsión y de trata de personas, delitos una alta incidencia de denuncia negra, son las cifras que más crecieron con un 82.11 por ciento, y 95 por ciento, respectivamente, pues del total de 960 víctimas de extorsión en el acumulado de enero a septiembre de 2018, pasaron a 1 mil 650 en este año; en tanto que el reporte de trata de personas, pasó de 20 víctimas en nueve meses del año pasado a 39 víctimas en 2019.

El 2018 ha sido el año más violento en México de las últimas dos décadas. En ese año el Estado de México registró importantes alzas con respecto al año anterior. Como se puede apreciar en la tabla, delitos como la extorsión, el homicidio y en feminicidio mantienen una  tendencia al alza.

CÁRTELES QUE DISPUTAN EDOMEX

En el Estado de México operan 13 grupos delictivos, algunos de ellos, vinculados a al menos unos cuatro carteles de la droga, de acuerdo con diversos informes de autoridades estatales y federales.

La mayor presencia es del cártel La Familia Michoacana, sin embargo, el Cártel Jalisco Nueva Generación, – que en los últimos años ha tenido un crecimiento exponencial y ahora es considerado como el más poderoso–  ha extendido su presencia a 25 estados, entre ellos Edomex.

El Fiscal General de Justicia del Estado de México, Alejandro Jaime Gómez Sánchez detalló parte del mapa delictivo en aquella entidad durante su comparecencia con diputados locales el 22 de octubre de 2018.

De acuerdo con el Fiscal, en la zona suroeste de la entidad, opera el grupo Guerreros Unidos, y de la Familia Michoacana, dirigida por Johnny Hurtado Olascoaga, alias “El Pez”, y Los Rojos.

Los municipios es los que tienen presencia son Tejupilco, Amatepec, Tlatlaya, Sultepec; seguidos por Temascaltepec, Valle de bravo, Villa Guerrero, también Ixtapan de la Sal, Tenango del Calle, Coatepec, Simón Guerrero incluso hasta la región de Toluca.

“Todo lo que comprende los límites de Guerrero, Michoacán y Morelos abarcan estos grupos delictivos, sus actividades criminales”, dijo en su momento el Fiscal.

En la zona norte opera un delictivo denominado El Grupo, se supone deriva de una cosa llamada La Nueva Familia Michoacana. Esta célula delictiva tiene presencia en Acambay, Atlacomulco, Jocotitlán y San Felipe del Progreso.

El CJNG tiene presencia en el noreste, principalmente en municipios como Tlanepantla, Cuautitlán Izcalli, Tultitlan, (estos últimos colindantes con CdMx, por la zona norte). También en Nextlalpan; San Martín de las Pirámides; Zumpango, Huehuetoca y Tecámac, estos últimos colindantes con Hidalgo.

En el Noroeste también se cuenta con la presencia del Cártel Nuevo Imperio, derivación de lo que era el Cartel del Golfo. Los municipios en los que operan, de acuerdo con la FGJ, Huixquilucan, Naucalpan, Izcalli, Atizapán de Zaragoza, Tlanepantla, Tultitlán y Nicolás Romero.

La banda de los Sapos, dedicada al Huachicol; la banda de El Monterrey y del MML, dedicados a la extorsión a transporte pública también se ubican en el noroeste de la entidad.

En la zona oriente se ha detectado, de acuerdo a Gómez Sánchez, la presencia, aunque en menor nivel, de la Unión Tepito, La familia Michoacana, Cártel de Tláhuac, la banda de los Mozos, así como del Cártel del Sur, éste último nacido como supuesta autodefensa de Guerrero para combatir a Los Rojos-

El Cártel del Sur tiene presencia principalmente en Nezahualcóyotl.

En mayo pasado, el Fiscal de Edomex reiteró que se mantiene la presencia de La Familia Michoacana, el autollamado el Cartel de Nuevo Imperio, y algún rezago de los llamados Caballeros Templarios.

Agregó que existen grupos que operan de manera independiente y se hacen pasar por estructuras delictivas de esa naturaleza.

Por otra parte, el oficio de la FGR/UTAG/DG/001501/2019 de la Fiscalía General de la Republica, emitido a inicios del año, en el Estado de México opera principalmente la Familia Michoacana, de la cual, se desprenden sus células delictivas: Guerrero Unidos y/o la Nueva empresa.

Además, en una solicitud de información, también la FGR también menciona la presencia, aunque disminuida, de los Caballeros Templarios.

LA CORRUPCIÓN

El doctor José Antonio Álvarez león  de la Universidad Autónoma de México (UNAM) dijo que si bien el Estado de México no tiene las características de Sinaloa o Ciudad Juárez, el movimiento y la proliferación del crimen organizado se muestra en varios nichos de poder, “donde confluyen diferentes tipos de cárteles.

El académico  dijo que la delincuencia organizada en el Estado de México tiene diversas particulares, entre ellas, que en este lugar – que sólo ha sido gobernado por un solo partido, el Partido Revolucionario Institucional (PRI)– se ha tolerado por muchos años las prácticas ilegales, desde delincuencia convencional, la organizada y la del dominio de la tierra, es decir, que ha imperado la corrupción.

“Los municipios que hace 40 años, que antes eran tierras olvidadas ahora son grandes focos de negocio y corrupción” dijo.

El especialista explicó que muchos municipios conurbados se volvieron ideales para que la delincuencia se pueda mover con facilidad, pues se trata de lugares densamente poblados, con extrema pobreza y que son paso al centro de la república, lo que convierte a la Entidad en una zona a disputar.

Es decir, el Estado de México, al encerrar y encapsular en gran medida a la Ciudad de México, tiene el negocio de distribución y venta más grande qué hay en el país.

“En la Ciudad de México difícilmente se producen drogas naturales, pero tiene un gran número de potenciales consumidores, entonces el flujo del Estado de México a la Ciudad de México y viceversa, lo hacen un negocio atractivo por disputarse”, ejemplificó.

Para José Álvarez León lo primero que tendría que haber, para disminuir la violencia en la zona, es un deslindamiento real de la autoridad con los grupos delincuenciales. “Lo que será muy complicado, porque la corrupción se ha tejido de tal manera que va a ser muy difícil”, advirtió.

“Los municipios del Estado de México se han vuelto tierra de nadie, y una muestra de voluntad que las cosas quisieran cambiar sería que los grupos de poder que controlan los muchos municipios fueran realmente combatidas con estrategias contra la corrupción”, expresó.

 Ricardo Ravelo, especialista en seguridad, coincide en que en las entidades hay un grave problema de corrupción. En entrevistas con SinEmabargo, el experto ha dicho que al menos 80 por ciento de las policías estatales no son confiables. “Y más abajo, a nivel de los municipios, muchos de estos territorios son pueblos sin ley donde las policías son grupos armados de los grupos criminales”.

El experto también ha indicado que la falta de una política clara desde la federación propicia que los Estados puedan deslindarse de la responsabilidad, porque –desde el marco legal– las entidades federativas no tienen facultades para enfrentar delitos del crimen organizado, pues le corresponde a la federación.

Comentó que, aunque a las fiscalías les corresponde perseguir y atender los delitos del fuero común, es necesaria una política de colaboración porque hoy en día los grupos dedicados al narcotráfico también operan delitos del fuero común.

“Entonces es muy fácil para los gobernadores negociar con el crimen organizado, igual para los alcaldes, pactar con alguna célula del crimen organizado, pero cuando hay problemas, ellos no tienen nada que ver en esto porque no tienen facultades, ni tienen capacidad para enfrentar al crimen”.

En el estado de México ocupa el cuarto lugar con mayor déficit de efectivos de la policía. La entidad, en la que se estima un total de 16 millones 187 mil 608 habitantes, cuenta con un total de 19 mil 525 policías, –de los cuales 5 mil 564 son estatal y 13 mil 961 son, municipales– sin embargo, de los 48 mil 563 que son necesarios -según la— es decir, que le faltan al menos 29 mil 038 policías, es decir, un déficit de 59.79 por ciento.

Las llamadas “narcomantas” son una de las formas en la que grupos criminales anuncian o dan a conocer su operación en determinadas zonas, al lanzar amenazas con estos mensajes. Foto: Cuartoscuro.

Lo anterior de acuerdo a un informe presentado por Gobierno de México, Seguridad Pública, en octubre pasado.

En el Estado de México se han desplegado al menos 8 mil 472 elementos de la Guardia Nacional a cargo del Comisario Gonzalo Aguilar Escobedo, de acuerdo a información emitida por Gobierno de México.

En relación a la reunión de los directivos, las autoridades no han emitido ningún posicionamiento, ni información. SinEmbargo, preguntó a la Fiscalía General de la Republica si se han abierto carpetas de investigación ante la información, sin embargo, no emitieron mayore datos.

Por su parte, la Fiscalía de Edomex tampoco ha brindado información, ni respondido la solicitud de datos en relación a cuanto si se abrió una carpeta de investigación frente a la citada reunión de jefes policíacos, autoridades y presuntos criminales.