México
Protesta por la libertad de Manuel Guerrero, el 5 de marzo.

"Fabricaron delitos"

Activistas acusan irregularidades en detención y proceso de Manuel Guerrero en Qatar

22/04/2024 - 5:19 pm

Activistas denunciaron que el proceso contra Manuel Guerrero ha estado lleno de irregularidades: tortura, fabricación de delitos de posesión y uso de drogas, 74 días sin acceso al expediente, 78 días sin intérprete y 38 días sin un abogado. El mexicano podría ser condenado hasta a tres años de prisión en su siguiente audiencia, aun sin fecha.

Ciudad de México, 22 de abril (SinEmbargo).- El Gobierno de Qatar presentó cargos falsos contra Manuel Guerrero, el mexicanobritánico detenido a inicios de febrero en el país de Medio Oriente, aseguraron sus familiares y el colectivo que acompaña la lucha por la libertad del connacional. “Para evitar admitir que lo detuvieron arbitrariamente, lo privaron injustamente de la libertad y lo torturaron por motivo de su orientación sexual y su condición de salud (VIH+), este lunes la Fiscalía catarí presentó cargos falsos de drogas”, dijo el Colectivo Manuel Guerrero.

“Todo se basa en una versión policiaca inverosímil y absurda: supuestamente aquella noche, gracias a un “informante secreto”, la policía de Qatar consiguió información para realizar una revisión a Manuel“, aseguraron activistas en un comunicado.

De acuerdo a la acusación de la Fiscalía presentada este lunes, las autoridades cataríes sostienen que los elementos de seguridad “encontraron” por casualidad a Manuel en el lobby del edificio en el que habita, y lo revisaron sin encontrar ningún indicio de delito. A continuación los policías charlaron con él y, “de manera esporádica e incoherente”, afirma el colectivo, Manuel les habría ofrecido por sí mismo llevarlos a su departamento para mostrarles drogas para su consumo. 

Según los activistas, en Catar el uso y posesión de droga es un delito menor, y se castiga con entre seis meses y tres años de cárcel. Manuel Guerrero ha tenido “un proceso indebido”: 74 días sin acceso al expediente, 78 días sin intérprete y 38 días sin un abogado.

La defensa legal del mexicano pide que se desestime el caso por la serie de violaciones a los derechos humanos registrados contra Manuel, así como la falta de una orden de detención y de allanamiento ilegal a su casa.

La Justicia catarí debe informar la fecha de la siguiente audiencia, en la que el Juez podrá continuar con el juicio o dar un veredicto. En caso de darse un veredicto existen dos escenarios: el primero, que se invalide el juicio por fallos en el debido proceso; o que, por el contrario, se condene a Manuel Guerrero a entre seis mesas a tres años de prisión.

Si Manuel es declarado culpable, se le podría conceder la conmutación de la pena y ser deportado.

El colectivo acusó que  Manuel fue víctima de una coartada de la policía de Qatar, la cual se hizo pasar por un hombre gay en Grindr y acordó una falsa cita con él. Incluso, la policía incitó a que Manuel invitara más personas de la comunidad LGBT+. La policía acudió al lobby del edificio en que Manuel habitaba y, al bajar al supuesto encuentro, la policía lo esposó —lo que, de acuerdo a la representación legal de Guerrero, constituye una detención arbitraria conforme a la propia Ley aplicable en Catar—, allano su departamento de manera ilegal, lo sometió a tortura y le sembró un cuarto de gramos de gramo de metanfetamina.

Aquella noche, denunciaron los activistas, la policía también detuvo a un ciudadano de Marruecos por tocar el timbre del departamento. La Fiscalía lo habría señalado de acudir para tener actos de “sodomía”, agregando: “Que Ala lo perdone”.

Las personas de la sociedad civil que acompañan el caso de Manuel sostuvieron que al mexicano le solicitaron conocer el nombre de sus parejas sexuales y condicionaron la entrega de sus medicamentos para VIH a cambio de nombres de otras personas de la comunidad LGBTQ+ en Qatar.

El colectivo llamó a los gobiernos de México y Reino Unido a continuar con las acciones para lograr la libertad de Manuel Guerrero.

en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video