Los enfermeros lamentaron la partida debido a que no pudieron cumplir con su cometido de apoyar al sistema de salud de la capital.

Ciudad de México, 22 de mayo (SinEmbargo).- Los 13 enfermeros pertenecientes a la Oficina de Representación del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Nuevo León que sufrieron un secuestro virtual y extorsión en dos hoteles de Tacubaya al arribar a la ciudad de México, ya regresaron a Monterrey.

“Es lamentable, porque realmente veníamos con mucho sentimiento de ayudar y a eso veníamos, teníamos la intención de hacer una diferencia para con los pacientes, ésa era la realidad a lo que venimos, pero pasan cosas, como nos pudo pasar a nosotros, como le pudo pasar a otras personas”, expuso Vianey para El Excélsior durante una breve entrevista.

Además, otros de los enfermeros también lamentaron la partida debido a que no pudieron cumplir con su cometido de apoyar al sistema de salud de la capital.

El pasado 20 de mayo, el IMSS informó que las amenazas hacia el grupo de enfermeras y enfermeros se realizaron por llamadas o videollamadas y les dijeron que tenían controladas las cámaras de seguridad, por lo que si intentaban escapar, atentarían contra ellos.

“Para amedrentar al personal de salud, los delincuentes les advirtieron que tenían el control de las cámaras del hotel donde se hospedaban y que si salían a la calle atentarían contra sus vidas”, se lee en el documento.

El IMSS detalló que las enfermeras y los enfermeros se encuentran en buen estado de salud y que acudieron a rendir su declaración ministerial.