México

Alcalde de Guadalajara deja su puesto en Gobierno Abierto por espionaje, contra “Estado espía”

22/06/2017 - 1:37 pm

El Alcalde de Guadalajara, Enrique Alfaro, dejará el Secretariado Técnico de Gobierno Abierto porque la explicación del Fiscal general de Jalisco, Eduardo Almaguer, en el tema del espionaje, “no es clara ni creíble”. Agregó que su salida no implica el abandono de la construcción de agenda de Gobierno Abierto.

Ciudad de México, 22 de junio (SinEmbargo).– Enrique Alfaro Ramírez, Alcalde de Guadalajara, renunció a su cargo como miembro propietario y representante de los Municipios de Jalisco ante el Secretariado Técnico Local de Gobierno Abierto debido al presunto espionaje “no aclarado” en contra de activistas y periodistas mexicanos.

Esta semana, el Gobierno federal intentó desmarcarse de las acusaciones del diario estadounidense The New York Times aduciendo que no había pruebas que ligaran al actual administración con el uso del software Pegasus, encontrado en los móviles una decena de activistas y periodistas, de acuerdo con un peritaje de la organización canadiense Citizen Lab.

Tras más de un día de que se diera a conocer el hecho, Miguel Ángel Osorio Chong, titular de la Secretaría de Gobernación (Segob), rechazó “que se esté haciendo algún tipo de espionaje o investigación respecto a periodistas, a algún defensor de los derechos humanos o de ONGs”.

Sin embargo, la publicación del rotativo ha puesto en entredicho al Gobierno federal, encabezado por Enrique Peña Nieto.

“Renuncio porque no se puede formar parte de un espacio de simulación donde un integrante del Secretariado como el gobernador Aristóteles Sandoval Díaz tiene en su poder y utiliza de manera opaca un software como el que el gobierno federal ha usado para espiar activistas, periodistas y opositores políticos. Esto rompe con cualquier posibilidad de diálogo y confianza entre la partes anulando las oportunidades de concretar un ejercicio auténtico de gobierno abierto”, escribió el Presidente Municipal en su cuenta oficial de Facebook.

Alfaro agregó que a nivel nacional ya son varias las organizaciones que dejan las mesas de Gobierno Abierto y señaló que por congruencia, las universidades e instituciones de Jalisco también deberían dejar el Secretariado de Gobierno Abierto y dejar de participar en actos de simulación del gobierno jalisciense.

Recordó que el espionaje es un método de amenaza para la libertad de expresión y el caso de México es tan grave, que incluso en unos días se discutirá la posibilidad de expulsar al país de la Open Government Partnership (OGP).

Agregó que México no merece tener gobiernos espías y expresó su solidaridad a los activistas y periodistas espiados, presuntamente por el Gobierno federal.

“Mi solidaridad con Carmen Aristegui, Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, El Poder del Consumidor, BuzzFeed News, con todo el gremio de periodistas y críticos que han sido vulnerados por estas prácticas”, puntualizó.

El pasado 23 de mayo, organizaciones de la sociedad civil anunciaron que dejaban de la Alianza por el Gobierno Abierto (AGA), tras más de cinco años de trabajo en el espacio de interlocución, debido a la “pérdida de confianza” hacia el mismo y a la falta de condiciones de co- creación y diálogo con el Gobierno Federal para continuar dentro del proceso.

El Instituto Nacional de Acceso a la Información y Protección de Datos (Inai), dijo que reprueba el presunto espionaje a activistas mexicanos del derecho a la salud que colaboraron en las mesas de trabajo para la construcción del Tercer Plan de Acción, en particular con el compromiso de obesidad.

“El INAI estará atento a proceder conforme a sus competencias en materia de protección de datos personales, ante la eventual presentación de denuncias de los hechos mencionados, y actuará de conformidad con sus atribuciones”.

Sin embargo, la organización internacional Artículo 19, en su sede para México y Centroamérica, planteó que la respuesta del Inai es política y el tema es que no contiene ninguna propuesta articulada sobre cómo se va a proceder.

“Tuvieron la solicitud más de 90 días y no hubo una respuesta. La vamos a analizar, pero no se ve ninguna propuesta. No les queda claro que nos levantamos de la mesa”, expuso la ONG.

Lo que habría que hacer es dar una respuesta, un cauce político para una salida institucional, pero hoy no hay ningún planteamiento, insistió.