Author image

Sandra Lorenzano

22/10/2023 - 12:02 am

Un puente de paz

No dejemos de lado la poesía. No dejemos que triunfe el mal.

¿Para qué poetas en tiempos de penurias?, se preguntaba Friedrich Hölderlin a fines del siglo XVIII. ¿Para qué poetas en tiempos de penurias?, seguimos preguntándonos hoy. Y sin embargo, en un mundo como el nuestro, en el que vemos bombardear hospitales o conciertos, en el que vemos a niños cubiertos de sangre, a mujeres y hombres buscar con desesperación a sus seres queridos desaparecidos, en el que dejamos morir a los migrantes en el Mediterráneo o en nuestra frontera sur, en el que las imágenes del horror ocupan nuestras pantallas y nuestros periódicos y se transforman en banalidad cotidiana, me aferro a las palabras, y digo con el poeta colombiano Juan Manuel Roca, “¿Para qué poetas en tiempos que no sean de penurias?”[1] ¿Qué utilidad tendría si no la poesía? Si no es para poder sentir el dolor de los demás, para ser capaces de ponernos en la piel del otro, de la otra, para conocer sus desvelos y sus amores, sus miedos, sus anhelos y sus deseos, ¿para qué serviría la palabra poética?

Y digo, entonces, con el escritor israelí, Amos Oz, cuyo pequeño y valiente libro Contra el fanatismo -el título lo dice todo- debería ser lectura obligatoria en las escuelas y universidades del mundo, escribió Si se deja de lado la poesía, triunfará el mal. 

Permítanme hacer posible lo que hoy parece imposible: que deje de triunfar el mal, que cesen las atrocidades que Hamás y Netanyahu están haciendo escalar hasta extremos inimaginables, y que la poesía nos permita tejer un puente de paz entre Israel y Palestina.  Dejemos para ello que hablen los versos.

He elegido para compartir con ustedes a cuatro poetas clásicos, de los más importantes de ambos países, dos mujeres y dos hombres, dos palestinos y dos israelíes.

 

Fadwa Tuqán (Nablus, Palestina, 1917-2003)

LA LIBERTAD DEL PUEBLO (fragmento) [2]

¡Libertad! ¡Libertad! ¡Libertad!
Continuaré escribiendo su nombre al combatir:
en la tierra, en los muros, en las puertas,
contra las brechas de las casas;

en la mezquita y el ara de la Virgen,
por todos los caminos de las fincas.
Por todas las colinas, las pendientes,
las calles, las esquinas.
En la cárcel y el calabozo de tortura.
En las maderas de las horcas.
Continuaré, a pesar de las cadenas,
a pesar de las casas destrozadas
a pesar de las grandes hogueras,
escribiendo su nombre,
para ver como se va extendiendo por nuestra patria y crece
y continúa creciendo,
sin parar, hasta cubrir palmo a palmo su húmeda tierra.
Hasta ver como una roja libertad abre sus puertas
mientras huye la noche,
y aplasta la luz los fustes de la niebla.
¡Libertad! ¡Libertad! ¡Libertad!

 

Mahmud Darwish (Al-Birwa 1941 – Houston 2008)

PASAPORTE[3]

No me han reconocido en las sombras que
difuminan mi color en el pasaporte.
Mi desgarrón estaba expuesto
al turista amante de postales.
No me han reconocido… Ah, no prives
de sol a la palma de mi mano,
porque el árbol
me conoce…
Me conocen todas las canciones de la lluvia,
no me dejes empalidecer como la luna.

Todos los pájaros que ha perseguido
la palma de mi mano a la entrada del lejano aeropuerto,
todos los campos de trigo,
todas las cárceles
todas las tumbas blancas
todas las fronteras
todos los pañuelos que se agitaron,
todos los ojos
estaban conmigo, pero ellos
los borraron de mi pasaporte.

¿Despojado de nombre, de pertenencia,
en una tierra que ha crecido con mis propias manos?
Job ha llenado hoy el cielo con su grito:
¡no hagáis de mí un ejemplo otra vez!

Señores, señores profetas,
no preguntéis su nombre a los árboles,
no preguntéis por su madre a los valles:
de mi frente se escinde la espada de la luz,
y de mi mano brota el agua del río.
Todos los corazones del hombre… son mi nacionalidad:
¡retiradme el pasaporte!

 

Lea Goldberg (Königsberg 1911- Jerusalén 1970)

EN ESTE DÍA[4]

En este día se corta el pan

y juntan los frutos en el cesto.

En este día vuelven los hijos a casa

y las hijas esperan a la puerta.

En este día van las nubes al cielo

a anunciar la lluvia bendita a la viña y al huerto.

Y en la ciudad, a la entrada de los mercados

suben los aromas de la manteca y el aceite,

brillan las escamas de los pescados,

fermenta el vino.

 

¡Dónde morirás tú, alma mía, en un día así!

Día pleno y hermoso,

día lleno y sencillo,

día de luz

¡Día que es día!

¡Día como todos los demás días!

Dónde te echarás a descansar

antes que se apague el estrépito.

Dónde le dirás adiós

antes que calle la muchedumbre.

Dónde te irás doliente

antes que cese su alegría.

Dónde dejarás tu noche eterna

antes que beses la primera estrella.

 

Yehuda Amijai (Würzburg 1924 – Jerusalén 2000)

POEMA[5]

Sé cuán delgados son los hilos que me atan a mi felicidad.

Pero de esos delgados hilos me tejí un ropaje resistente

casi como una armadura suave, urdimbre y trama de felicidad

que me ayuda a cubrir mis desnudeces y me protege.

Sin embargo a veces me parece que mi vida no vale

la piel de mi cuerpo que la envuelve y ni siquiera vale

las uñas de mis dedos con las que me agarro de ella.

Soy como un hombre que levanta su muñeca

para ver la hora, aun sin tener puesto el reloj.

Y a veces el gorgoteo de las últimas gotas de agua

que salen de la tina es el canto del ruiseñor en mis oídos.

 

No dejemos de lado la poesía. No dejemos que triunfe el mal.


[1] Juan Manuel Roca, “Notas sobre poesía y violencia” http://www.idartes.gov.co/index.php/literatura-noticias/2142-notas-sobre-poesia-y-violencia

[2] Traducción de Mz.Montávez-Sobh. En

https://clubculturaarabe.com/fadwa-tuqan-la-madre-de-la-poesia-palestina/?v=5b61a1b298a0

[3] Traducción de Luz Gómez García, en

https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Diario/poemas_darwish.html

[4] Tomado de

https://laescueladenadie.wordpress.com/2014/06/08/poemas-de-lea-goldberg-2/

[5] Versión del hebreo de Claudia Kerik, en Letras Libres

https://letraslibres.com/revista-espana/poema-3/

Sandra Lorenzano
Es "argen-mex" por destino y convicción (nació en Buenos Aires, pero vive en México desde 1976). Narradora, poeta y ensayista, su novela más reciente es "El día que no fue" (Alfaguara). Investigadora de la UNAM, se desempeña allí como Directora de Cultura y Comunicación de la Coordinación para la Igualdad de Género. Presidenta de la Asamblea Consultiva del Conapred (Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación).
en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video

más leídas

más leídas