Netflix compartió con SinEmbargo diez de las locaciones que inspiraron sus series originales de este año. Son diez sitios, todos ubicados en América Latina, que destacan por sus espectaculares paisajes y riquezas culturales, y que pueden apreciarse en sus producciones.

Ciudad de México, 22 de noviembre (SinEmbargo).– Si en algo se ha enfocado Netflix es fundamentalmente en buscar grandes historias, lo más locales posible, para contarlas al mundo.

Producciones que trastoquen a sus suscritores y que muestren, además de sus personajes, las locaciones para que exhiban y compartan la riqueza cultural de cada uno de las ciudades, pueblos, paraísos naturales y países enteros a los más de 158 millones de personas que cuentan con el contenido de la plataforma.

Los impresionantes escenarios que se sienten a través de las series originales de Netflix son parte indispensable para plataforma y América Latina también.

Desde el corazón de México hasta Argentina, Netflix exhibe la riqueza natural de la regiones, la fortaleza y persistencia de sus comunidades desde un nuevo lente para el mundo entero.

A continuación te presentamos 10 locaciones de América Latina que nos comparte Netflix y que seguro reconocerás que fueron parte de las producciones de la plataforma de entretenimiento.

SIEMPRE BRUJA (Cartagena, Colombia)

Siempre bruja tendrá una segunda temporada que también se filmará en Colombia. Foto: Netflix

A través de 10 capítulos nos presentaron la historia de una bruja del siglo XVII que viaja en el tiempo desde la costa caribeña, y Cartagena es la mejor ciudad para narrarla.

Declarada Patrimonio de la Humanidad en 1984, la ciudad fue pieza clave para mostrar misticismo y artes oscuras de nuestra protagonista.

Ahora en la segunda temporada, Colombia no dejará de ser parte de esta serie, pues Bogotá y Honda prestarán sus maravillosas vistas para la producción de Ana María Parra.

MONARCA (Tequila, Jalisco)

La serie producida por Salma tendrá una segunda temporada. Foto: Netflix

Como lo dijimos, desde el corazón de México se desprenden los escenarios de Netflix para sus series. El pueblo mágico de Tequila fue el centro para Monarca, donde tres hermanos se sumergen en una batalla después de la muerte de su padre y dueño de una gran empresa tequilera.

Los grandes campos de agave, las históricas haciendas del siglo XVII y el centro histórico de la ciudad son el fondo para atraparte en la producción de Salma Hayek, que de hecho ella hizo pensando para mostrar un lado que muchos medios internacionales ignoran cuando se habla de violencia, que es la riqueza cultural de México.

FRONTERA VERDE (Leticia, Amazonas/Colombia)

En este ambiente se entrelazan los tiempos del thriller con el de los indígenas. Foto: Netflix

El cineasta Ciro Guerra trajo a Netflix, Frontera Verde, una serie que sumó 50 diferentes locaciones en el Amazonas para narrar el misterio que rodea a una comunidad dentro de este bosque tropical.

La ciudad de Leticia, diversas comunidades entre Leticia y Tarapacá y el Río Amazonas fueron el lugar perfecto para la grabación que contó con la participación de seis actores indígenas locales y 30 profesionales.

El Amazonas también albergó a la segunda temporada de Chef’s Table.

NUESTRO PLANETA (Paracas, Perú)

El cuarto capítulo de Nuestro Planeta fue filmado en Perú. Foto: Netflix

Los lobos marinos, pingüinos de Humboldt, delfines y flamencos que estrujaron la garganta de los espectadores y alertaron sobre sus ecosistemas en la serie documental Nuestro planeta viven en Paracas, Perú.

De acuerdo con un reporte regional del Gobierno de Perú, citado por Netflix, este lugar recibe a más de 300 mil visitantes al año.

Para realización de este documental, la producción de nuestro planeta estuvo yendo por cuatro años con un gran equipo de 600 personas.

APACHE (Fuerte Apache, Argentina)

La serie se basa en hechos reales. Foto: Netflix

La vida de Carlos Tévez, famoso jugador argentino del Boca Juniors, queda plasmada en la dramatización de 10 capítulos. El barrio marginal de Fuerte Apache es fundamental para contar esta historia que da fe de los indios de este jugador.

De acuerdo con Netflix, la filmación duró cinco meses en el barrio e incluyó a más de 100 extras, originarios de ese lugar.

LAS CRÓNICAS DEL TACO (Sonora, México)

No se puede hablar de tacos sin mencionar a los de asada. Foto: Netflix

Aunque la serie del manjar mexicano fue filmada en varios estados de México, sin duda Sonora –que tiene lugar en el cuarto capítulo– es uno que llama la atención por el recorrido que realiza por comunidades como Matape y ciudades como Hermosillo.

El taco de asada es el protagonista sin duda, pero las locaciones ambientan todo el goce por este platillo.

EL ELEGIDO (Natividade, Tocantins, Brasil)

Natividade fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1987. Foto: Netflix

La misión de tres médicos se complica cuando viajan a un pantanal aislado para vacunar a sus habitantes del zika porque nadie quiere la medicina. Ésa es la premisa de la serie brasileña El Elegido que fue grabada en – Natividade, Tocantins, Brasil.

Netflix destaca a este como lugar por su arquitectura colonial, festivales, folklore y comida que lo vuelven único. La selección del lugar, por supuesto, no fue al azar. Natividade fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1987, por lo que para filmar ahí, Netflix trabajó de la mano del Instituto del Patrimonio Histórico y Artístico Nacional de Brasil (IPHAN) para proteger al sitio.

La filmación logró que las personas locales se emplearan en la producción, pues el 100 por ciento de los extras fueron originarios de la región.

SINTONÍA (Jaguaré, São Paulo, Brasil)

Las favelas de Brasil también se vuelven protagonistas. Foto: Netflix

Desde la favela Jaguaré Slam en São Paulo, Brasil, la serie de seis capítulos relata la historia de tres jóvenes rodeados por la música, el crimen y la religión.

CHEF’S TABLE (Los Andes, Perú)

Los Andes son mostrados en la serie. Foto: Netflix

¿Qué mejor conocer la cultura de un lugar desde su comida, y claro, sus grandes paisajes? El chef peruano Virgilio Martínez se inmiscuye en Los Andes para preparar platillos con los ingredientes de la región.

NUESTRO PLANETA (El Desierto de Atacama, Chile)

El desierto de Chile se vuelve un espectáculo. Foto: Netflix

Nuestro planeta dio a Netflix paisajes espectaculares del mundo entero, pero uno que vale la pena mencionar al sur del continente Americano es el desierto de Atacama, Chile.

A 4 mil metros de altura del altiplano andino, el desierto abrió sus grandes extensiones de suelo árido para la serie original de la plataforma.