Washington, 22 Dic (Notimex).- El caso de Bowe Bergdahl, el soldado estadunidense que desapareció de su puesto de batalla en Afganistán y permaneció en cautiverio durante cinco años, fue turnado hoy a una autoridad de corte marcial.
El Departamento de Defensa informó que el destino final de Bergdahl será decidido por el general Mark Milley, comandante general de las fuerzas de comando.

“El general Milley determinará la acción apropiada, que puede ser desde no proceder hasta convenir una corte marcial”, señaló una declaración del Pentágono.

Bergdahl fue capturado después del aparente abandono de su puesto de batalla y fue retenido por el Talibán durante cinco años antes de ser canjeado por cinco prisioneros.

El Departamento de Defensa dijo haber completado una exhaustiva investigación del incidente, pero se declaró imposibilitado de dar a conocer detalles de las conclusiones de la pesquisa.