México
Zeta

La golpiza de su pareja fue tal, que meses después murió. 26 años. Una tragedia

23/01/2022 - 8:41 pm

La víctima fue severamente golpeada por su pareja frente a su hijo, provocando múltiples heridas que denunció. El último día de 2021 la joven murió a consecuencia de las lesiones, de acuerdo con lo expuesto por familiares. El presunto asesino huyó

Por Antonio Cervantes

Tijuana, 23 de enero (Zeta).- El año 2022 inició con fuertes reclamos de la ciudadanía, los gritos se escucharon fuerte desde Bahía Asunción, municipio de Mulegé, en los límites de Baja California Sur. Sus habitantes, junto con colectivas feministas, denunciaron el delito de feminicidio cometido en agravio de Gabriela Fregoso Murillo, de 26 años.

Presuntamente la joven murió a las 09:00 horas del 31 de diciembre de 2021 en un hospital de Ciudad Constitución, en Comondú, a causa de las secuelas provocadas meses atrás por su esposo Edgar Ismael Rodríguez Montaño, quien ya había sido denunciado por feminicidio en grado de tentativa, según la carpeta BT/014/2021.

Todo inició un miércoles 21 de abril de 2021 a las 21:30 horas, en el domicilio ubicado en Calle Atún y Caracol, manzana 123, lote 03 de la colonia Centro, cuando el imputado Edgar Ismael ingresó a la vivienda y le arrebató el celular a la víctima, y en medio de un ataque de celos, le reclamó, bofeteándola.

Tras ese primer ataque, la joven observó a su pareja salir del domicilio y momentos después entró furioso, agrediéndola física y verbalmente. Gabriela recibió un puñetazo fuerte directo a la parte izquierda de la cabeza que le nubló la vista y la dejó mareada, pero Edgar no se detuvo; la sostuvo del cabello gritándole.

Familiares y amigos emprendieron una cruzada para exigir la captura del agresor de Gabriela. Foto: Zeta.

El agresor encerró a la mujer en uno de los cuartos junto a su hijo menor de seis años, y textualmente le dijo: “No salgas a recibir a tu mamá”. Pasado el tiempo, Edgar dejó que Gabriela durmiera profundamente, entonces el potencial feminicida golpeó fuertemente la cabeza de la joven madre mientras dormía. La sacó del dormitorio hasta la sala.

Allí, Edgar Ismael tomó un bate de beisbol e intentó subirla al auto, pero Gabriela se negó, lo que hizo explotar al marido, quien de nuevo propinó un puñetazo al cráneo de la víctima y a su vez contra la pared. La mujer rogó que le dejara de lastimar, imploró piedad a su agresor.

La situación se complicó aún más cuando Edgar caminó a la cocina y buscó un cuchillo, por fortuna el menor de seis años se percató y de alguna manera contuvo la agresión, aunque sólo unos instantes. El padre tomó al pequeño y lo metió al cuarto junto con la víctima. Gabriela se recostó del dolor en la cama, ahí recibió una patada más en las costillas, Edgar sacó un cajón y se lo aventó, acompañado de un puñetazo en el rostro.

Envuelta en llanto, Gabriela suplicó la dejara de golpear, pero las agresiones continuaron. A la mañana siguiente, siendo las 09:00 horas del 22 de abril, Edgar tomó del cabello a Gabriela para levantarla de la cama y la pateó. La sostuvo del cuello y amenazándola, le dijo que iba a salir y se quedara en casa. Una hora después, el agresor apareció y de nuevo empezaron los reclamos.

En ese momento, la mujer recibió una golpiza, puñetazos contra la pared, patadas y, no conforme, su agresor la tomó del cuello, advirtiéndole que le quitaría la vida. Su hijo le suplicó que no matara a su madre.

Momentos después arribarían la Policía Municipal y la Guardia Nacional, por lo cual Gabriela fue liberada.

La joven madre murió el 31 de diciembre del 2021, presumiblemente a causa de la golpiza que le dio Edgar Ismael, su pareja. Foto: Zeta.

Más de 12 horas violentas tuvo que soportar la joven, golpes a puños y patadas en diferentes partes del cuerpo, para que la autoridad pudiera rescatarla. El 23 de abril, denunció a su pareja por la golpiza que le provocó las siguientes lesiones:

Hematoma de 4×7 centímetros en región frontal, acompañado de cuatro heridas de 2 milímetros por 2 centímetros.
Hematoma de 7x10cm en lado izquierdo de la cabeza.
Hematoma de 4x4cm en ojo izquierdo.
Hematoma de 7x7cm en lado izquierdo de maxilar.
Hematoma de 4x4cm en ojo derecho.
Hematoma de 7x7cm en lado derecho de maxilar.
Hematoma de 2x7cm en cuello.
Hematoma de 2×5 cm en tabique nasal.
Hematoma de 7x7cm en costado izquierdo.

El médico perito de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), destacamentado en la Región Zona Norte, dictaminó que eran “lesiones que tardan en sanar más de 15 días y menos de 60 días, y que no ponen en riesgo la vida”.

Con 12 testimonios recabados, incluidos familiares, testigos, oficiales, el de la propia Gabriela y su pequeño de seis años, la PGJE acreditó el delito de feminicidio en grado de tentativa inacabada, por lo que se concedió orden de aprehensión el 30 de abril, una semana después del registro de la agresión. Sin embargo, Edgar Ismael Rodríguez Montaño se amparó para no tocar la cárcel, lo que le dio tiempo para huir.

El caso se reavivó en las últimas horas de 2021, cuando Gabriela Fregoso llegó muy grave al hospital de Bahía Asunción y fue trasladada a La Paz. Su estado de salud se complicó durante la madrugada y fue intervenida de urgencia en Ciudad Constitución.

Las movilizaciones no se hicieron esperar. Colectivas feministas, amigos y familiares se unieron para salir a las calles y marchar exigiendo justicia. Foto: Isabel Mateos, Cuartoscuro

La joven de 26 años tenía una severa infección en vías urinarias, lo que le provocó tres infartos y falla multiorgánica, estableciéndose como causa de muerte insuficiencia cardiaca congestiva insuficiencia hepática, sepsis e infección en las vías urinarias, “muerte natural”.

Gabriela falleció a las 09:12 horas del 31 de diciembre. Familiares solicitaron de inmediato la intervención de la PGJE para que investigue, ya que es probable que las lesiones provocadas por su pareja meses atrás, pudieron derivar las secuelas que la privaron de la vida.

Tras su deceso, se abrió la carpeta de investigación CST/1001/2021.

JUSTICIA PARA LA VÍCTIMA

Las movilizaciones no se hicieron esperar. Colectivas feministas, amigos y familiares se unieron para salir a las calles y marchar exigiendo justicia.

La última tuvo lugar el 8 de enero, en las principales comunidades de Mulegé, solicitando justicia y la captura del esposo de Gabriela, quien permanece prófugo de la justicia gracias a un amparo concedido por el Juzgado Segundo de Distrito del Poder Judicial de la Federación.

La familia Fragoso busca atención de las autoridades de Baja California Sur, incluso ya fueron atendidas por Elías Camargo, titular de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), quien abrió el expediente CEDH-LAP-01/2022 una vez que recibió a la madre de la joven, la señora Claudia Murillo Salinas, y ha solicitado llevar el asunto hasta el Gobierno del Estado.

El mandatario Víctor Castro Cosío sostendría una gira con autoridades de la Federación que van a Guerrero Negro en Mulegé, por lo cual el Secretario General de Gobierno, Homero Davis Castro, dijo que atenderán a los familiares.

“Buscar platicar, sobre todo con ellos, queremos transparentar todo”, reconoció.

Ante las diversas denuncias por la probabilidad de que la muerte de Gabriela Fregoso haya sido por secuelas de la golpiza de su pareja, la PGJE analiza todos los factores.

Gabriela falleció a las 09:12 horas del 31 de diciembre. Familiares solicitaron de inmediato la intervención de la PGJE para que investigue.Foto: Luis Ramírez, EFE

Incluso dijeron a ZETA que se hará una revisión exhaustiva para descartar todo indicio, conocer a detalle el caso y así determinar si las lesiones llevaron a la joven a la muerte.

“Fallece ahí en Ciudad Constitución los primeros días de enero, ya no alcanzó a llegar acá y se determina como causa determinante de la muerte o específicamente infección en las vías urinarias y que le generalizó la infección en el cuerpo, y le provocó un infarto al miocardio. La carpeta se radicó con motivo de su fallecimiento, que reiteramos fue por esas causas, sin embargo, se han venido aplicando los protocolos para determinar si las lesiones en aquel entonces tuvieron influencia o consecuencia en su fallecimiento”, detalló Daniel de la Rosa Anaya, procurador general de Justicia del Estado.

Aunque aclaró, por la denuncia hecha en vida por Gabriela Fregoso habrá un culpable: Edgar Ismael Rodríguez Montaño, de ocupación trailero, quien empleó la violencia física y emocional para causarle daño a su pareja y a su propio hijo.

“Tanto la determinación de feminicidio en grado de tentativa ha seguido su curso legal, ahí se va a hacer justicia plenamente, y en la que se radicó por el fallecimiento de la víctima, en este caso de Gabriela, también se está finalizado la investigación para que quede claro que la causa de la muerte, y eso está auditable para cualquier organismo de Derechos Humanos, hay una queja radicada ahí o cualquier organismo”, sentenció el funcionario.

JUEZ AMPARA A PRESUNTO FEMINICIDA

El 19 de noviembre de 2021, Francisco Dante Coronado Díaz Bonilla, Secretario de Acuerdos del Juzgado y a su vez encargado de despacho del Juzgado Segundo de Distrito en el Estado, debido a que la Jueza Maribel Camacho Fuentes estaba de vacaciones, otorgó la suspensión definitiva a Edgar Ismael Rodríguez Montaño, potencial feminicida de Gabriela Fregoso.

Según el juzgador federal, el delito de feminicidio en grado de tentativa inacabada no amerita prisión preventiva y por ello concedió la suspensión definitiva contra los actos reclamados, que son una orden de aprehensión y/o detención y/o privación ilegal de la libertad; el juez no privilegió la seguridad de la víctima o detener a un feminicida en potencia, en cambio, lo dejó en libertad y huyó.

“La persona fue denunciada y estamos en proceso, tenemos la orden de aprehensión y lo andan buscando. Se había amparado el muchacho, ya ellos traen cierta información y ahí nos permitimos reservarla, para no entorpecer la investigación por el delito que cometió, de golpear a esa muchacha”, expresó el Secretario General de Gobierno, Homero Davis Castro.

Las movilizaciones no se hicieron esperar. Colectivas feministas, amigos y familiares se unieron para salir a las calles y marchar exigiendo justicia. Foto: Andrea Murcia, Cuartoscuro

Pese a los esfuerzos por detenerlo, el agresor de Gabriela obtuvo una suspensión y libró la cárcel, como si se trata de un delito menor. Incluso consideran que el intento de feminicidio debe cursar por prisión preventiva oficiosa, y no esperar a que el feminicidio se consume.

El procurador Daniel de la Rosa explicó a ZETA que el agresor primero se amparó de manera provisional para evitar ser detenido, y a finales de 2021 consiguió la suspensión definitiva.

“Inmediatamente que nosotros sacamos el mandamiento judicial, esta persona se amparó también contra la orden de aprehensión, una suspensión provisional y ahorita le otorgaron una suspensión definitiva. Nosotros ya combatimos esta suspensión, es decir, el proceso legal se ha seguido y se va a hacer justicia, aquí la clave es que se va hacer justicia a la víctima, y esta persona tiene que estar sujeto al proceso legal de esos hechos de abril”, advirtió.

El año 2021 registró un crecimiento importante en el delito de feminicidio, lo que preocupa por el incremento de otros delitos como abuso sexual y violencia intrafamiliar, demostrando la descomposición del seno familiar.

Al cierre de esta edición, se consideran nueve feminicidios registrados en 2021, lo cual refiere un incremento del 125 por ciento con relación al año anterior, cifras preocupantes y que deben ser tratadas con responsabilidad.

“Hay siete feminicidios registrados en 2021, todos ellos están judicializados en prisión preventiva, de esos siete, del total de muertes de mujer, en privación de vida de una mujer en 2021 fueron nueve en total; de esos, siete están en prisión preventiva. Otro fue el caso del señor de San José del Cabo que quemó a la señora y luego se quemó y falleció, entonces el activo del delito está fallecido, y el caso nueve es el de Ana Luisa, que está en investigaciones muy avanzadas, de la trabajadora de la universidad”, recordó Daniel de la Rosa Anaya.

“En el tema de violación hay un incremento de alrededor de 8 por ciento de número de denuncias que se presentaron en 2021 en comparación con 2020. Otros indicadores que traen un incremento, son el delito de abuso sexual. De 18 mil denuncias que nos presentan a nivel estatal, se están resolviendo aproximadamente el 60 por ciento; la idea es ir fortaleciendo la capacidad de resolución, eso implica también todas las tareas de seguridad, en cuanto a las detenciones de los tres niveles, todo lo relacionado con la actuación propiamente tanto de la Fiscalía General de la República o en el ámbito local de la Procuraduría”, confirmó el titular de la PGJE.

ESTRATEGIA EN RETROCESO

A pocos meses de iniciada la administración estatal de Víctor Castro ya hay preocupación. Violaciones, violencia intrafamiliar y feminicidios ya sobrepasaron a años anteriores, y en 2022 la situación parece crítica. Asimismo, se han registrado levantones en La Paz y Los Cabos en una baja proporción.

El Secretario General de Gobierno reconoció que en estos delitos se ha ido en retroceso y, en consecuencia, la estrategia está fallando.

“En muchos indicadores vamos muy bien, en una encuesta que se hizo, en la percepción de la gente estamos en segundo lugar a nivel nacional en seguridad, pero hay temas donde hay que aceptarlo, hemos ido en retroceso y estamos muy conscientes y debemos tratar. Violencia familiar, abuso sexual, básicamente ese tipo, los delitos de alto impacto afortunadamente, y debemos aceptarlo: no es logro de ahorita, es algo que ya se venía haciendo en la Mesa de Seguridad y le estamos dando continuidad y con mejoras; pero los delitos de violencia familiar, delitos de abuso contra la mujer, sí han ido creciendo”, reconocería Homero Davis Castro.

Por ello preparan el lanzamiento del programa de rescate Tu Bienestar Nos Une para el mes de marzo, el cual busca prevenir la descomposición social, atendiendo los factores que generan dicha incidencia delincuencial.

La estrategia surge desde la Mesa de Seguridad, y con apoyo de los datos aportados por la PGJE a través de mapas georreferenciados de la incidencia delictiva, buscarán atacar los problemas en algunas colonias de los cinco municipios de BCS, “esos delitos de alto impacto pudiéramos irlos bajando precisamente y no queremos ocultar nada, cómo vamos, dónde vamos bien, dónde no vamos bien; que hay que reconocerlo y tenemos que trabajar, vamos a iniciar con un programa y se va a dar a conocer en marzo”, adelantó el funcionario estatal.

“Buscamos apostarle a la prevención, que todos los delitos, inclusive datos de deserción escolar, falta de empleo, logremos bajarlos. Ya tenemos focalizada y localizada por los indicadores cuáles son las colonias donde ocupamos entrar”, puntualizó Davis Castro.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE ZETA. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.

en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video

más leídas

más leídas