Ciudad de México, 23 de febrero (SinEmbargo/HuffPost).- Todos tenemos compañeros de trabajo que pueden tomarse seis tazas de café sin inmutarse , y amigos que se beben un cappuccino después de la cena y pueden dormir como bebés a la hora siguiente. Sin embargo, una sola taza deja a muchos de nosotros con la sensación de nerviosismo, ansiedad e inquietud. ¿Qué pasa?

Antes que nada, el café es seguro. De acuerdo con la Administración de Comida y Fármacos de Estados Unidos, el estadounidense promedio consume 300 miligramos de cafeína cada día, y la Clínica Mayo dice que es seguro que los adultos consuman unos 400 miligramos diarios, el equivalente a cuatro tazas. Es nuestro mecanismo de entrega de cafeína más popular por magnitudes, y ofrece un buen número de beneficios para la salud también. La investigación muestra que el consumo moderado de café puede ayudar a prevenir enfermedades del hígado, proporcionar un gran impulso de antioxidantes e incluso proteger el cerebro contra el Parkinson.

Mientras que las recomendaciones de salud que rodean el consumo de cafeína se han estandarizado en los últimos años, las reacción personale al estimulante no se pueden resumir de manera similar. La mayoría de la gente consume cafeína en alguna forma (café, té, refrescos, incluso el chocolate) con frecuencia, pero las formas en que nuestros cuerpos procesan la química varía en función de varios factores clave, algunos de los cuales nunca sospecharía.

Aquí hay siete razones por las que se puede ser más sensibles a los efectos de la cafeína que el resto de las personas.

SD_01No consumes mucha cafeína

Suena contradictorio, pero las personas que no consumen cafeína regularmente y en cantidades moderadas tienden a sentir sus efectos secundarios negativos con más fuerza que los que ya han desarrollado una tolerancia a la sustancia.

La manera en que la tolerancia se construye está bajo revisión de un sinnúmero de investigadores, pero los estudios sugieren que el consumo de cafeína consistente conduce a la disminución de la producción en el cerebro de la hormona norepinefrina, la cual mejora el humor, dejando el cuerpo con el deseo de una sustancia que llene ese vacío.

.............................................................................................................................................................................................

SD_02 La culpa es de los genes

La razón por la que mucha gente siente un fuerte impulso después de consumir cafeína no es porque en sí misma lo proporcione, en cambio, se une a los receptores de adenosina del cerebro (que señala al cuerpo que es el momento de descansar cuando su número alcanza un límite determinado) y permite que estimulantes naturales como la dopamina, funcionen sin restricción.

La sensibilidad del cerebro a la cafeína puede variar enormemente de persona a persona, dependiendo de la cantidad de receptores de adenosina se unan a la cafeína después de que se consume. Las personas cuyos receptores se unen de manera más efectiva a la cafeína tienden a sentir un nerviosismo más intenso.

.............................................................................................................................................................................................

SD_03 El responsable está en el botiquín

Según la Clínica Mayo, ciertos antibióticos, fármacos de alivio de asma y la equinácea incrementan la intensidad de los efectos secundarios no deseados de la cafeína.

Mientras que los antibióticos y la equinácea puede interferir con el metabolismo de la cafeína, dejándola que circule por el cuerpo durante por períodos más largos de tiempo y en cantidades mayores, la teofilina, usada para aliviar el asma, ya tiene efectos secundarios propios similares a la cafeína, por lo que combinados, se sienten incluso más incómodos.

.............................................................................................................................................................................................

SD_04 Sufres de un desorden de ansiedad

Si ya lidias con un trastorno de ansiedad, los altos niveles de cafeína probablemente intensificarán los síntomas.

Roland Griffiths, doctor y profesor en la Escuela de Medicina Johns Hopkins, dice: “La cafeína es la droga psicotrópica más utilizado en el mundo”. Debido a su naturaleza psicoactiva, en casos raros, la cafeína puede provocar ansiedad y trastornos de pánico, promoviendo ataques de pánico en aquellos que sufren de desórdenes relacionados y causar insomnio a aquellos que son susceptibles.

.............................................................................................................................................................................................

SD_05 Un metabolismo lento

Una enzima en el hígado que ayuda al cuerpo a metabolizar la cafeína puede variar en cantidad de persona a persona, afectando la capacidad para manejar la cafeína cómodamente.

A quienes  producen menos de esta enzima metabólica les toma más tiempo librar el cuerpo de la cafeína, dejándola en el sistema más tiempo y haciendo sus efectos secundarios más intensos y prolongados.

Por el contrario, aquellos con una mayor cantidad de enzimas que metabolizan la cafeína en el hígado, consumen más (y con más frecuencia) para mantener los efectos secundarios deseados.

.............................................................................................................................................................................................

SD_06 Tienes un cromosoma Y

Lo sentimos chicos, el cuerpo procesa la cafeína de manera diferente según el género, y las mujeres, por naturaleza, lo hacen más rápido.

Un estudio de investigadores de la Universidad de Barcelona encontraron entre un grupo de estudiantes que una cantidad estándar de cafeína afecta a ambos, hombres y mujeres, dentro de los 10 minutos después de su consumo, pero los hombres sienten el impacto de manera más fuerte.

.............................................................................................................................................................................................

SD_07 Los anticonceptivos

Sin embargo, toda este asunto de que la mujer metaboliza más rápido tiene sus excepciones: Si estás usando anticonceptivos orales, es probable que metabolices la cafeína a un tercio de la rapidez con la que lo harías en condiciones normales, haciendo a las consumidoras más sensibles a sus efectos secundarios.

Típicamente, al final del ciclo de vida de la cafeína, cuando se excreta del cuerpo, toma una cantidad de minerales importantes como el calcio, zinc y potasio junto con ella. Según un estudio, las mujeres jóvenes que tomaban la píldora perdieron menos cantidades de estos minerales porque el componente activo en el metabolismo de la cafeína estaba limitada por el esteroide hormonal.

Así, mientras se pierden menos nutrientes, la cafeína (y sus efectos secundarios) permanecen en el cuerpo durante un período de tiempo más largo.