En la breve tenacidad del despertar con quien se ama, espacio y tiempo se cierran y se ensanchan con vida propia. Un poema del libro Luz del colibrí.